Con motivo del Día Mundial sin Tabaco 2014, celebrado el sábado, el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) ha dado a conocer el informe La fiscalidad del tabaco y la salud, preguntas y respuestas desde la evidencia.

Según este informe, el precio de venta tiene un enorme impacto en su consumo, de tal manera que el aumento del precio de los cigarrillos disminuye los niveles de consumo entre la población, favorece que los consumidores se planteen abandonar el tabaco y dificulta que los jóvenes se inicien tempranamente en su consumo. Además, tal y como establece la CNPT, no es cierto que esta medida impulse el contrabando o que la recaudación fiscal sea menor.

En esta línea, el CNPT, que agrupa a cuarenta asociaciones profesionales y sociedades científicas del ámbito sanitario, considera que el incremento del precio de venta es la medida más eficaz para reducir el impacto negativo de su consumo en la población. “Cada 10% de incremento del precio supone que un 3,7% de adultos y un 9,3% de jóvenes dejan de fumar”, ha asegurado el CNPT en una nota de prensa.

A pesar de estos datos, España es uno de los países del entorno europeo donde el precio del tabaco se sitúa en niveles más bajos y donde la carga fiscal es también menor. Específicamente, España ocupa el undécimo puesto en precio de venta del tabaco en el conjunto de los 15 países más desarrollados de la Unión Europea. Asimismo, la carga fiscal que soporta es inferior a la media, situándose en el décimo lugar en esta lista.

Se da la circunstancia, además, que, según los datos aportados en el informe, la recaudación fiscal del tabaco que obtiene el Estado no es suficiente para cubrir los gastos sanitarios y sociales que se derivan de los problemas asociados a su consumo, y que duplican al precio de su recaudación fiscal. Los costes sanitarios y sociales derivados del consumo de tabaco se han convertido en una formidable hipoteca que no la pagan sólo los fumadores, sino todos los españoles en la medida que ha de ser financiada vía impuestos”, señala el CNPT en su comunicado.

Por todos estos motivos, el CNPT insta a la Administración a incrementar el precio de la cajetilla de cigarrillos en nuestro país, estimando que con un aumento del precio del 5% se podrían conseguir más de 93.000 abandonos y una reducción de más de 3.000 muertes a lo largo de los próximos 20 años, eso sin tener en cuenta la reducción en el número de jóvenes que se iniciarían en su consumo y que a largo plazo, también supondría una disminución de los niveles de mortalidad asociados al tabaco.

El informe puede descargarse en el siguiente enlace:

La fiscalidad del tabaco y la salud, preguntas y respuestas desde la evidencia

Artículos Relacionados
El CNPT solicita al Senado que la regulación de los cigarrillos electrónicos se equipare a la del tabaco
EL CONSEJO SOLICITA QUE SE IMPIDAN EXCEPCIONES QUE POSIBILITEN FUMAR EN LOS LUGARES DE HOSTELERÍA, OCIO Y RESTAURACIÓN EN LA REFORMA DE LA LEY ANTITABACO
Medidas eficaces para el control del impacto del tabaco, según la OMS - Día Mundial contra el Tabaco
Nueva directiva de la Unión Europea sobre el tabaco y productos relacionados
La OMS solicita que los cigarrillos electrónicos sean considerados un problema de salud pública
Permisividad, control y afecto parental y consumo de drogas en adolescentes
El Congreso rechaza la PNL en contra de la modificación de la Ley antitabaco