Alberto Ortiz Lobo

Editorial: Grupo 5

346 páginas

La expansión de la psiquiatría y la psicología en los últimos decenios, la hegemonía del modelo biomédico en salud mental y la transformación de la atención sanitaria en un mercado extraordinariamente rentable, son algunos de los factores que favorecen que se dañe a los pacientes.

Todo ello amparado en una autoridad que muchas veces está basada en conocimientos pseudocientíficos, y que ejerce su poder imponiendo una única forma de entender los problemas mentales y transgrediendo en muchas ocasiones los derechos humanos de los pacientes.

Desde una actitud crítica y escéptica con la psiquiatría oficial biomédica, se buscan alternativas que reequilibren el poder entre el profesional y el paciente, del que se busca y se precisa su participación activa en todo el proceso de su recuperación.