El 27 de noviembre de 2014, la Sociedad Psicológica Británica (The British Psychological Society), a través de la División de Psicología Clínica (Division of Clinical Psychology), ha publicado la Guía Comprender la Psicosis y la Esquizofreniapor qué las personas, a veces, oyen voces, creen cosas que otros consideran extrañas o parece que han perdido el contacto con la realidad, y qué puede ayudar (Understanding Psychosis and Schizophrenia- why people sometines hear voices, believe things that others find strange or appear out of touch with reality, and what can help).

La guía recoge la última evidencia científica en el campo de la psicosis, adoptando un enfoque íntegramente psicológico, a través del cual las experiencias psicóticas “son comprensibles en la misma medida que las experiencias “normales”, y por lo tanto, pueden abordarse de la misma manera”.

Las ideas clave que se recogen en el Resumen Ejecutivo del Informe, acerca de la consideración de la psicosis, la esquizofrenia, el trastorno bipolar o la depresión, son las siguientes:

  • El hecho de escuchar voces o las ideas persecutorias son experiencias comunes que, a menudo, son respuesta a experiencias traumáticas, abusos o negligencias. Denominar a estas experiencias “síntomas de enfermedad mental”, “psicosis” o “esquizofrenia” es sólo una manera de conceptualizarlas, lo que tiene sus ventajas y sus inconvenientes.
  • No existe una línea divisoria clara entre “psicosis” y otros pensamientos, sentimientos y creencias: la experiencia psicótica puede ser entendida y tratada de la misma manera que otros problemas psicológicos, como la ansiedad o la fobia social. En los últimos veinte años, se han logrado avances significativos tanto en la comprensión de la psicología de dichas experiencias como en la búsqueda de formas eficaces para aprender a manejarse con ellas.
  • Algunas personas consideran útil pensar que tienen una enfermedad, otros prefieren considerar sus problemas como, por ejemplo, un aspecto de su forma de ser que, a veces, les puede meter en problemas.
  • Las experiencias de cada individuo son únicas: ninguna experiencia o manera de enfrentarse a ella es exactamente igual a la de otra persona.
  • Por regla general, estas experiencias suelen tener una vida corta, es decir, durar unas semanas. Incluso cuando estas experiencias se alargan en el tiempo, las personas consiguen adaptarse y alcanzar una vida plena y exitosa.
  • Es un mito considerar que las personas que tienen este tipo de experiencias son violentas.
  • Las terapias psicológicas, como la terapia cognitivo-conductual, son muy útiles para estas personas. El Instituto Nacional para la Excelencia del Reino Unido (National Institute for Health and Care Excellence - NICE) recomienda que todas las personas con diagnóstico de psicosis o esquizofrenia tengan acceso a terapias psicológicas. No obstante, la realidad es que la mayoría de estas personas no consiguen acceder a este tipo de tratamientos. Esta falta de provisión de terapias psicológicas por parte de los sistemas sanitarios, constituye una situación “escandalosa”.
  • El líneas generales, es fundamental que los dispositivos sanitarios que atienden a estas personas, les proporcionen la oportunidad de hablar en detalle acerca de sus experiencias y de intentar dar sentido a lo que les ha sucedido. No obstante, y aunque parezca sorprendente, pocos servicios sanitarios cumplen este requisito. Tal y como señalan los autores de la guía, “los profesionales sanitarios no deberían conformarse con el hecho de que las personas, simplemente, acepten un marco conceptual particular para comprender su problema, como por ejemplo, que sus experiencias son fruto de una enfermedad”.
  • Muchas personas perciben que la medicación antipsicótica les ayuda a reducir la frecuencia, la intensidad o el malestar asociado a estas experiencias. Sin embargo, no existe evidencia científica de que la medicación corrija ninguna anomalía biológica subyacente. Asimismo, la evidencia actual ha puesto de manifiesto que la medicación antipsicótica conlleva riesgos importantes para la salud, especialmente si se consume a largo plazo.
  • La Sociedad Británica de Psicología considera que los servicios sanitarios tienen que cambiar de forma radical su marco de trabajo, de tal manera que pongan el énfasis en la prevención de estos problemas, y se inviertan medios y recursos para reducir los abusos, las carencias y las desigualdades en el tratamiento.

La guía se puede descargar en el siguiente enlace:

Understanding Psychosis and Schizophrenia

Artículos Relacionados
Los tratamientos psicológicos se abren camino en el abordaje de la psicosis
El NICE recomienda la terapia cognitivo-conductual para personas en riesgo de psicosis, en vez de fármacos
La rehabilitación neuropsicológica y la estimulación cognitiva son beneficiosas para los ancianos
El NIMH reconoce las limitaciones de los antipsicóticos a largo plazo y avala la terapia cognitivo-conductual
Nueva guía del NICE sobre Psicosis y Esquizofrenia en niños y adolescentes