El pasado día 30 de enero, la sede del Consejo General de la Psicología (COP) acogió el X Desayuno de Infocop, un evento que sirvió como punto de encuentro para que expertos del ámbito académico y profesional de la Psicología Educativa, junto con representantes de sindicatos vinculados con la educación, debatieran, en un ambiente relajado y cordial, la situación de la Orientación Educativa en España, así como las posibles opciones de reorganización de los servicios de orientación para mejorar la atención a la diversidad de necesidades que pueden presentar los alumnos en la actualidad.

Esta nueva edición del Desayuno de Infocop, contó con la participación del director de Publicaciones y vocal de la Junta de Gobierno del COP, D. José Ramón Fernández Hermida -quien actuó de moderador-, Dña. Pilar Calvo Pascual, coordinadora de la División de Educativa del COP, D. José Antonio León Cascón, representante del COP en la Network of European Psychologists in the Educational System-NEPES, D. Hipólito Puente Carracedo, representante de la División de Educativa del COP, Dña. Luz Martínez Ten, secretaria de Políticas Sociales de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT, FETE-UGT, Dña. María Victoria Pizarro Díaz, representante del Sector Nacional de Enseñanza de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios-CSIF, D. Felipe Moraga Vacas, representante de la Confederación Sindical de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza, STES-Intersindical, D. Francisco García Cruz, secretario de Enseñanzas Públicas no Universitarias-Federación de Enseñanza CCOO, y D. Juan Fernández Sánchez, presidente de la Asociación Científica de Psicología y Educación (ACIPE).

Asistentes al X Desayuno de Infocop

El secretario nacional de Acción Sindical de la Asociación Nacional de Profesores Estatales (ANPE), Ramón Izquierdo Castillejo, que había aceptado la invitación al Desayuno de Infocop, excusó su asistencia por motivos personales de última hora.

A lo largo de, aproximadamente, tres horas, los concurrentes debatieron de forma simultánea y en un clima distendido, la situación de la Orientación Educativa en nuestro país, analizando la realidad actual de los centros educativos, así como la naturaleza de las demandas que surgen en el contexto escolar, la mayoría de las cuales, precisan de la intervención específica de un psicólogo educativo.

Como arranque del debate, se presentó ante la mesa la propuesta planteada al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, por parte del COP, la Conferencia de Decanos de Psicología de las Universidades Españolas (CDPUE) y la Asociación Científica de Psicología y Educación (ACIPE), para mejorar el recién publicado borrador del Real Decreto de Especialidades Docentes, “por el que se establecen las especialidades de los cuerpos docentes de enseñanza secundaria, se regulan las condiciones de formación inicial del profesorado de los centros privados para ejercer la docencia en las enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato, y se definen las condiciones de formación para el ejercicio de la docencia en la Educación Secundaria Obligatoria, el Bachillerato, la Formación Profesional y las Enseñanzas de Idiomas”.

Tal y como ya informó Infocop Online en su momento, el documento presentado ante el Ministerio, pide complementar el borrador del Real Decreto manteniendo la especialidad “Orientación Educativa” para las funciones orientativas más generales, y planteando la creación de una nueva especialidad denominada “Orientación Educativa Psicológica”, reservada a aquellos licenciados o graduados en Psicología, con el título del Máster Oficial en Psicología de la Educación, y cuyas funciones específicas sean: “realizar evaluaciones, informes e intervenciones psicológicas necesarias para la atención a los alumnos con necesidades educativas especiales, así como dar su apoyo profesional a las familias de estos alumnos, y al resto del profesorado". Todo ello, con el propósito de que cada una de las distintas tareas que conlleva la orientación educativa, estén realizadas por los profesionales adecuados, sin perjuicio de que puedan crearse otras especialidades como podría ser la de “Orientación Educativa Pedagógica”.

Ante esta propuesta, todos los participantes coincidieron en señalar el importante papel que juega la Psicología en el ámbito educativo, y valoraron positivamente la posible creación de una orientación especializada psicológica, sin detrimento de otros profesionales (a saber, pedagogos y psicopedagogos).

A este respecto, los asistentes propugnaron de forma unánime la profesionalización de los servicios de orientación dentro de los equipos multidisciplinares, mostrando su acuerdo en la incidencia positiva que tiene esta especialización, que se traduciría en una mejora y mayor eficacia de los servicios prestados.

Los participantes pusieron de relieve también las principales carencias de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), y subrayaron la necesidad de llevar a cabo acciones orientadas a que los legisladores en políticas educativas tomen conciencia de la realidad actual del Sistema educativo público español, y emprendan medidas dirigidas a mejorar su calidad, así como su posición en los diferentes indicadores internacionales que la miden. En este sentido, se planteó sobre la mesa la idea de impulsar estudios que aporten datos fiables que puedan servir de guía y orientar de forma eficaz estas medidas políticas.

A continuación, se ofrecen las principales aportaciones de los invitados en este provechoso encuentro, tras las cuestiones planteadas por el moderador del debate, D. José Ramón Fernández Hermida.

Asimismo, dado que D. Ramón Izquierdo Castillejo, secretario nacional de Acción Sindical de la Asociación Nacional de Profesores Estatales, no pudo asistir al desayuno por motivos ajenos a su voluntad, ha trasladado a la Redacción de Infocop su opinión sobre el tema que se debatió, por lo que sus apreciaciones se han incluido al final del texto.

D. José Ramón Fernández Hermida, director de Publicaciones del Consejo General de Psicología

D. José Ramón Fernández Hermida inauguró el Desayuno dando la bienvenida a los asistentes y agradeciendo su participación en el mismo. Seguidamente, abrió el debate resaltando la importancia de la Psicología en el ámbito de la educación, puesto que, “es una disciplina que nace prácticamente en los centros educativos (en EE.UU., en Europa) como tal profesión, y ahí tiene un importante campo de actuación profesional”.

A este respecto, aclaró: “los psicólogos nunca han pretendido ni pretenderán ser un actor de primer orden en el ámbito educativo, los actores de primer orden son, por supuesto, los profesores, los alumnos, los padres, etc., pero los psicólogos somos actores importantes, porque podemos ayudar a que la empresa educativa alcance sus resultados mejores”.

De acuerdo con el director de publicaciones del COP, la necesidad de mejorar la situación actual del sistema educativo –evidenciada por los datos que arrojan los diferentes indicadores internacionales de calidad-, así como el papel específico que juega la Psicología Educativa en favor de su mejora, es una realidad compartida por numerosos agentes de este ámbito (asociaciones de padres y organizaciones profesionales de la educación).

D. José Ramón Fernández

El cambio, según D. J.R. Fernández Hermida, pasa porque los legisladores responsables de políticas educativas reconozcan el estado de la cuestión, abandonando cualquier “visión mercantilista desde el punto de vista educativo y sanitario”,  y lleven a cabo acciones dirigidas a modificar esta situación. Para tal fin, sería conveniente contar con estudios que aporten datos fehacientes que orienten estas medidas, y que puedan darnos respuesta a preguntas tales como “¿Cuál es el volumen del fracaso escolar imputable a necesidades psicológicas no cubiertas?, ¿Cuál es la cantidad de demanda de necesidades enmarcadas en el área de la psicopatología infantil, que podrían abordarse en el colegio y que después se quedan sin tratar? o ¿Qué consecuencias tiene para los escolares la falta de apoyo a sus necesidades, a pesar de los conocimientos existentes hoy en día en el ámbito de las ciencias sociales y la educación?”, entre otras.

Tras esta declaración inicial, D. J. R. Fernández Hermida abrió la mesa de debate planteando una iniciativa en pro de la mejora de la calidad del sistema educativo, y que, tal y como señalábamos al inicio de esta noticia, constituye el tema vertebrador de este desayuno: la proposición de creación de una orientación educativa psicológica, que cubra las necesidades psicológicas que surgen en el campo educativo.

Si bien este planteamiento hace referencia a la orientación especializada psicológica, el director de publicaciones del COP matizó que su propuesta no excluye la incorporación, de manera similar, de una orientación especializada de carácter pedagógico, ambas complementarias y desarrolladas por sendos perfiles profesionales cualificados: “estamos también a favor de que tanto pedagogos como psicopedagogos optaran por una orientación especializada pedagógica (…) No pedimos toda la orientación especializada para nosotros, sino que estamos pidiendo básicamente que los psicólogos hagan lo que saben hacer, que es Psicología”. En esta línea, especificó, “el papel del psicólogo en el sistema educativo no es ser psicólogos clínicos, sino atender los problemas en el contexto donde surgen (en la escuela) e intervenir antes de que se conviertan en problemas más graves”.

En su opinión, la especialización y la cualificación profesional, repercutirían de forma positiva en la eficacia de los equipos multidisciplinares: “Dentro de un equipo, cada uno debe hacer aquello para lo que realmente se ha formado (…) Los diferentes profesionales tienen distintas funciones y aportan un valor añadido”.

D. J.R. Fernández Hermida finalizó su intervención alentando a los participantes a compartir su experiencia en el ámbito educativo, y exponer su opinión acerca de las diversas cuestiones planteadas en su discurso.

D. Hipólito Puente Carracedo, representante de la División de Educativa del COP

D. Hipólito Puente

Con respecto al borrador del Real Decreto de Especialidades Docentes, según Hipólito Puente, “lo primero que me llamó la atención en el proyecto de Decreto, fue la ausencia absoluta de la Psicología dentro del texto”, un hecho que, a su parecer, “concuerda bastante bien con el preámbulo de la LOMCE”, donde “la aportación de la Psicología para llevar a cabo lo que pretende es mínima”.

El representante de la división educativa del COP justificó su argumento aludiendo a su dilatada experiencia como psicólogo dentro del ámbito de la educación, afirmando que el texto del Real Decreto “está fuera de la realidad actual de nuestros centros educativos”, y no concuerda con las demandas que recibe en la actualidad por parte de padres y profesores, pertenecientes, principalmente, al campo de la Psicología.

Sin embargo, si bien la demanda se ha incrementado de forma considerable en los últimos años, la oferta de profesionales “sigue siendo la misma, o menos”. De acuerdo con D. Hipólito Puente, en Galicia, concretamente, el ratio de profesionales en los últimos años se estima (pues los datos oficiales, solicitados a la Consellería de Educación en junio de 2014, no nos han sido proporcionados) que ha pasado a ser, aproximadamente, de un 25% de psicólogos y un 75% de psicopedagogos y pedagogos. A este respecto, indica, “estamos a años luz de la media europea”.

En relación con lo anterior, aseguró “Nosotros no buscamos quitar a los pedagogos y psicopedagogos (…) los psicólogos no estamos pidiendo que se nos dé una parcela concreta en un campo concreto”, y esperó que “en un futuro cercano podamos hacer cada uno las funciones que nos corresponden y para lo que estamos preparados”, insistiendo en la necesidad de que los profesionales “estén preparados, cada uno en su campo, para atender a la demanda real”.

En línea con su argumentación, y como ejemplo del incremento en la demanda de problemas pertenecientes al ámbito de la Psicología, citó un estudio -realizado por él mismo en centros públicos de Vigo-, en el que se concluye que “los alumnos de infantil tienen dificultades emocionales que hay que abordar desde el principio”. A tenor de este estudio, el representante de la División de Educativa del COP afirmó “si se trabaja la educación emocional en Infantil -continuando en Primaria y Secundaria-, el 15% del fracaso escolar, al menos, disminuiría de forma importante”.

Dña. Pilar Calvo Pascual, coordinadora de la División de Educativa del COP

Dña. Pilar Calvo se mostró complacida de participar en este desayuno y poder compartir las diferentes experiencias de los asistentes, con el fin de obtener “una comprensión más amplia del papel de la Psicología en la escuela”. A modo de introducción, la coordinadora de la División de Educativa del COP manifestó: “los responsables de la Psicología Educativa proponemos que haya una orientación educativa especializada, una orientación en la que la Psicología tenga una presencia importante para dar respuesta a la problemática del ámbito educativo.

Para fundamentar su postura, señaló cómo la necesidad de contar con una orientación psicológica especializada se hace evidente si atendemos a la naturaleza de las demandas que se realizan desde el ámbito escolar: “mi experiencia profesional de más de treinta años, los estudios publicados, y el trabajo en el día a día, manifiestan que la mayoría tienen un marcado cariz emocional (…) entre un 5-14% de los niños y adolescentes padecen ansiedad (miedo, amenaza, percepción de ineficacia, temor a los compañeros, a no realizar bien los exámenes, ansiedad de separación, etc.) (…) la depresión afecta al 2-4% de niños, llegando incluso a un 10-15% entre los adolescentes. La relación entre depresión y problemas escolares es alta. La agresividad no controlada es uno de las factores de riesgo en el surgimiento de problemas de conducta que alteran el normal funcionamiento del aula”.

Dña. Pilar Calvo

No obstante, recordó que no debemos perder de vista el hecho de que estos problemas pueden dejar su impronta en el bienestar del profesorado, llegando a padecer estrés en algunos casos (por ejemplo, ante situaciones en las que tienen dificultades a la hora de gestionar conductas disruptivas en el aula). Tal y como afirmó, esta realidad clama la presencia de profesionales que intervengan con los niños, y actúen de forma coordinada con los agentes que tienen contacto directo con ellos (padres y profesores), adoptando medidas desde el principio: “el éxito va a depender de en qué momento actuamos”.

Dña. Pilar Calvo quiso hacer aquí un especial hincapié en la riqueza del ámbito educativo, “en el profesional que está dentro de un centro y puede actuar con premura, solucionando el problema oportunamente”. Según aseveró, la eficacia de esta intervención obedece, en gran medida, a que se cuente con la formación adecuada “con una buena formación, sí se puede hacer una buena evaluación y diagnóstico, y pautar las líneas de intervención, funciones de los/as psicólogos/as educativos/as”.

En este punto, la coordinadora de la División de Educativa del COP insistió en el rol clave que juega el contexto en todo este proceso, tanto a nivel de prevención como de intervención: “La gran riqueza del ámbito educativo es que se puede trabajar de modo multisistémico, incluyendo intervenciones dirigidas a los alumnos, profesorado, familias y al grupo de compañeros, en su ámbito natural. Además, facilita el que se intervenga lo antes posible, y recordemos que cuanto antes se pongan en marcha las líneas de acción preventivas o terapéuticas, tanto más posible será crear una trayectoria adaptativa”. A este respecto, advirtió, “hay estudios que evidencian la importancia de trabajar desde la escuela y no se están teniendo en cuenta”. Relató que dichos estudios muestran que la integración de una intervención psicológica en los centros educativos permite desarrollar programas de atención integral, que producen mejoras en el bienestar psicológico y en el rendimiento educativo: “La principal dificultad para el desarrollo de estas intervenciones no es la falta de evidencia científica, sino la brecha existente entre este conocimiento y su aplicación al mundo real”.

Para finalizar, sugirió una serie de acciones que se pueden emprender para difundir y dar a conocer la importancia de los temas planteados sobre la mesa, tales como “crear corrientes de opinión en la sociedad”, “dinamizar en las Comunidades Autónomas lo que hemos expresado”, así como plantear, de cara a la División de educativa, la posibilidad de realizar estudios que puedan aportar datos sobre demandas de actuación en el sistema educativo, “con el propósito de tener una mejor comprensión y poder dar así una respuesta eficaz”.

D. José Antonio León Cascón, representante del COP en la Network of European Psychologists in the Educational System-NEPES

D. José Antonio León

Por su parte, D. José Antonio León se mostró tajante al afirmar que, en España, “la educación está siendo abandonada a su deriva”, una realidad cuya solución pasa por tomar conciencia de la visión del sistema educativo en otros países, y tratar de unificar criterios en pro de un modelo de educación más completo y de calidad.

El Representante de la Comisión Permanente de la EFPA en Psicología de la Educación, trazó un esbozo del panorama de esta disciplina a nivel europeo, donde quedaron reflejadas las diferencias comparativas con nuestro país en relación con la figura del psicólogo educativo: “En Finlandia, por ejemplo, los equipos son multiprofesionales. En Francia está muy especializado y depende de la etapa escolar (primaria o secundaria)”.

Según informó, un tema abordado con asiduidad a través de las reuniones mantenidas con las diferentes Federaciones europeas, es la necesidad de que se establezcan competencias comunes. En este sentido, José Antonio León incidió en el tema de la profesionalización, valorando positivamente el alcance de que la formación “pueda ser homologable en cualquier país europeo, de modo que permita la movilidad de formación, pero también la oportunidad de profesionalización, es decir, si la persona hace un máster aquí, que pueda trabajar en Alemania (…) hay que establecer cuál es el modelo de nivel de competencia a partir del cual podemos determinar unos criterios homologables”.

Con respecto a nuestro sistema educativo, D. José Antonio León acusó la existencia de un problema endémico, que viene evidenciado por los datos procedentes de algunas medidas internacionales, tales como el informe PISA (Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos), que mide el rendimiento educativo de los alumnos de 15 años, y que revela que el resultado global del rendimiento académico en España sigue ubicado significativamente por debajo del promedio de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), o las pruebas PIRLS (Estudio Internacional de Progreso en Comprensión Lectora) y TIMSS (Estudio Internacional de Tendencias en Matemáticas y Ciencias), realizadas a niños de 9 a 10 años, y que nos sitúan a la cola de los países de nuestro entorno.

No obstante, en su opinión, estos datos podrían ser mejorables, si, tal y como ya han hecho otros países como Alemania y Estados Unidos, “se tomaran las medidas necesarias para que esto cambiara”.

D. Felipe Moraga Vacas, representante de la Confederación Sindical de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza, STES-Intersindical

D. Felipe Moraga inició su intervención mostrando su acuerdo con la importancia de “aclarar la Psicología dentro de la Educación”, y explicó que “la proposición no de Ley del PP y en la carta escrita, no se tiene suficientemente en cuenta la actual convocatoria de oposiciones de “orientación” que es común a tres colectivos (pedagogos/as, psicólogos/as y psicopedagogos), que las cuatro funciones que se citan para psicólogos/as son comunes a todo el colectivo”.

Indicó también que “las N.E.E. (especiales) a las que se hace referencia en la carta en la 2ª hoja, para psicólogos/as son un subconjunto perteneciente al amplio conjunto de necesidades específicas de apoyo educativo en la LOE y en la LOMCE, no quedando claras las funciones que cada colectivo tendría”.

A continuación, explicó a grandes trazos el esquema de actuación que se sigue a nivel de orientación, pasando posteriormente, a resaltar las bondades de trabajar dentro de un equipo multidisciplinar que actúa de forma coordinada, y cuyos profesionales “aportan muchísima calidad al proceso”.

D. Felipe Moraga

De acuerdo con el representante de la STES, no podemos hablar de educación sin dejar de observar la LOMCE, a la que define como “la madre de todas las batallas”, demostrando “una enorme sordera hacia la comunidad educativa, incrementando enormemente la ratio, ha reducido (recortado) profesorado sin sensatez, dificultando enormemente la calidad educativa”.

D. Felipe Moraga señaló que “el RD de especialidades, como el nuevo real decreto de secundaria y BTO, son para desarrollar la LOMCE; para hacer una amplia reconversión de la educación pública (no universitaria) con enormes fines ahorraticios. Eliminan la Diversificación por los Programas de Mejora del Aprendizaje, cuyo comienzo se adelanta a 2º de ESO, indicando, que están desarrollados con ambigüedad y que dependerá de presupuestos y, por ello, de profesorado, ya veremos si mantiene el mismo nivel de calidad que venían ofreciendo los programas de diversificación en (ratios reducidas, profesorado suficiente, orientación…)”.

Por ende, añadió, todos estos problemas se han visto acrecentados por los recortes presupuestarios acaecidos durante esta legislación en materia de educación, traducidos en “aulas masificadas, en un aumento de las ratios alumno-profesor, un incremento horario que dificulta la labor de los profesionales, etc., y que afecta a la calidad educativa”.

Con este telón de fondo, D. Felipe Moraga concluyó su discurso recordando que “la educación no es un gasto, sino una inversión de futuro”.

D. Francisco García Cruz, secretario de Enseñanzas Públicas no Universitarias-Federación de Enseñanza CCOO

D. Francisco García Cruz

El secretario de CCOO inició el tema de debate analizando el Borrador del Real Decreto de especialidades, en cuya negociación afirmó haber estado presente. Según señaló, “el borrador del Real Decreto está enmarcado en la memoria económica de la LOMCE”, una Ley que “no hace otra cosa que consolidar los recortes” a través de dos medidas: la especialización curricular y la compactación del bachillerato, “hablamos de reducir la oferta y redirigirla para cubrirla con aquellos profesionales que ya existen”.

Ante esto, expresó su inquietud a que, en caso de aprobarse dicha Normativa, adecuándola a la memoria económica de la LOMCE, “permita todas las afines del mundo para reducir las plantillas de personal docente”.

D. Francisco García analizó también el tema de la especialización y competencias, indicando que, mientras en Europa ya se están aplicando los marcos competenciales, en nuestro país no hay un procedimiento coherente entre qué competencias se exigen y cuáles no”. Una circunstancia que, a su juicio, puede mejorarse dentro del marco legislativo actual: “lo que hay que hacer es una política mucho más expansiva en el ámbito educativo”.

Como ejemplo de lo anterior, puntualizó “el personal de apoyo en los centros educativos en los países más avanzados de Europa es de uno por cada 7 docentes, en la media de la OCDE uno por cada 13 docentes, y en España uno por cada 20 docentes”.

D. Juan Fernández Sánchez, presidente de Asociación Científica de Psicología y Educación - ACIPE

El presidente de ACIPE comenzó destacando la importancia de la Psicología Educativa, una disciplina que, según señaló, surge “porque hay unas necesidades sentidas y expresadas”. De este modo, en el aula podemos encontrar bastantes niños cuyas necesidades demandan la intervención de un especialista. “El psicólogo educativo no está contra nadie”, aclaró, “sino a favor del mejor desarrollo posible personal e institucional, y pretende ofrecer una ayuda especializada a la par que  un servicio compartido, cuyo objetivo es el de tratar de satisfacer estas necesidades”, realizando, para tal fin, las funciones para las que está formado: evaluaciones, asesoramientos e intervenciones psicológicas.

A este respecto, añadió, “desde el punto de vista académico, nuestra obligación es tener másteres específicos en Psicología de la educación. Es un hecho que ya se da esta especialización a través de sus másteres”. Sin embargo, para D. Juan Fernandez, un problema a resolver es la obligación de realizar el máster de formación del profesorado, aun habiendo ya cursado un máster específico en Psicología Educativa (que ya por sí mismo capacita como psicólogo educativo, para poder trabajar dentro de los contextos formales de la educación).

D. Juan Fernández

D. Juan Fernández abordó el tema de los datos sobre educación disponibles en España, para censurar el poco interés que se les concede y la falta de uso que de ellos se hace. Tal es el caso del informe PISA, que muestra una enorme variabilidad de resultados en nuestro país y, sin embargo, sólo se tiene en cuenta a nivel global (España por debajo de la media europea), sin analizar las diferentes comunidades autónomas por separado, y el porqué de los buenos resultados en algunas frente al resto.

Si contamos con los datos, señaló, sólo resta que haya “voluntad política de hacer las cosas”, es decir, “saber analizar las cifras, interpretarlas y poder hacer predicciones que orienten hacia unas actuaciones concretas”.

Dña. Victoria Pizarro Díaz, representante del Sector Nacional de Enseñanza de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios-CSIF

Dña. Victoria Pizarro

Para Dña. Victoria Pizarro, es fundamental hablar de educación pública de calidad. En este sentido, subraya la necesidad de mejorar el sistema, empezando por eliminar algunas de las actuaciones políticas que se han llevado a cabo –como la subida de las ratios o la reducción del personal de apoyo, entre otras-, que han perjudicado seriamente la misma.

Con base a esto, en opinión de la representante del CSIF, a la hora de actuar sería de interés tener en consideración los datos de los que disponemos.

En línea con la intervención de D. Juan Fernández y su explicación sobre el informe PISA, afirmó: “en nuestro país, hay comunidades que tienen excelentes resultados. Parece que sólo interesa que se sepa que España está por debajo de la media europea. No sabemos qué se está haciendo en comunidades como Navarra, País Vasco o La Rioja para tener resultados tan buenos”.

A su modo de ver, tomar conciencia de estos datos, analizándolos y aprendiendo de ellos, sería el impulso inicial para la mejora de la calidad educativa.

Su discurso, enriquecido por presentar el punto de vista del profesorado, reflejó las inquietudes actuales de los docentes “a la opinión pública se le traslada una imagen irrespetuosa de los profesores (tienen muchas vacaciones, trabajan pocas horas…), esta visión del docente se traspasa a las aulas y puede afectar a la convivencia”.

A este respecto, Dña. Victoria Pizarro coincidió con sus contertulios al destacar el importante papel que juega la Psicología de la Educación, a la hora de abordar los diferentes problemas a los que el docente debe enfrentarse en el aula: “para nosotros los profesores, es fundamental la ayuda del psicólogo, y se mostró de acuerdo con la posibilidad de contar con una especialidad de orientación educativa psicológica, sin menoscabar la labor que desarrollan otros profesionales “los psicólogos tienen a su lado a los pedagogos y psicopedagogos, que también realizan una importante tarea”.

Dña. Luz Martínez Ten, secretaria de Políticas Sociales de la Federación de Trabajadores de Enseñanza de UGT, FETE-UGT

Para Dña. Luz Martínez Ten, “es muy importante que informemos a la comunidad educativa de las respuestas que se pueden dar desde los equipos multiprofesionales, y la función que tiene que tener en estos momentos, el sistema educativo”. A este respecto, alertó que, a pesar de que nuestro país cuenta con una democracia relativamente joven, “la ciudadanía no sabe qué puede exigir a sus gobernantes”. Concretamente, las familias cuando llegan a los centros educativos, e incluso, el profesorado, no saben lo que pueden demandar ni a quién deben acudir para ello.

Ante esta situación, considera necesario hacer una campaña para dar a conocer qué es un equipo multidisciplinar e informar sobre el tipo de demandas que atiende, concienciando a su vez, de que “no es un lujo añadido del sistema educativo, sino unas necesidades básicas que son derechos de los niños y sus familias”.

Ahondando en las ventajas de estos equipos, remarcó: “cuando un profesor tiene el recurso de un pedagogo, de un psicopedagogo, de un psicólogo educativo que le acompaña, el nivel de bienestar aumenta, porque hay este trabajo multidisciplinar que se traslada al aula, y que forma parte de todo el sistema de la escuela. En aquellos centros donde hay un apoyo y un buen equipo, el clima de convivencia mejora”.

D. Luz Martínez Ten

La propuesta socioeducativa que plantea la representante de FETE-UGT, concibe la comunidad educativa como “una pequeña ciudad”, organizada de modo que “cada uno realiza una función que ayude a cohesionar el proceso y que contribuya al avance social de todos los niños y niñas”. En este contexto, subrayó “cuantos más profesionales mejor, que contribuyan a mejorar la calidad educativa en toda su extensión (…) Sin caer en una confrontación entre pedagogos y psicólogos.

Sin embargo, a pesar de los beneficios de este modelo, Dña. Luz Martínez lamentó que la filosofía que ampara la LOMCE “nos lleva a un modelo de sociedad donde hay una ruptura social, por lo que considera fundamental luchar “por un modelo educativo de atención a la diversidad y que sea inclusivo”.

En esta línea de actuación, debe haber “un diálogo con el Ministerio de Educación”. Como experta en su área, expuso la necesidad de crear un estado de opinión que reclame “un sistema educativo realmente de calidad, esto es, que tenga todas las necesidades cubiertas”.

Para tal fin, “debemos tener claro, en primer lugar, el modelo que estamos defendiendo”, pasando, posteriormente, a “sentar las bases de una estructura que permita abordar las necesidades de los alumnos”. De acuerdo con su planteamiento, este proceso implica trabajar con la comunidad educativa “para que sean los padres y las madres quienes exijan las condiciones que un centro educativo tiene que reunir”.

Como conclusión, la representante de FETE-UGT señaló que toda la argumentación anterior, va en la misma línea planteada por la Internacional de la Educación. Esta Federación -que representa a organizaciones de docentes y otros trabajadores y trabajadoras de la educación de todo el mundo-, “está levantando todas las alarmas porque en un mundo globalizado, la educación se ha convertido en una mercancía. Ha pasado de ser un derecho a ser un servicio que produce económicamente”.

D. Ramón Izquierdo Castillejo, secretario nacional de Acción Sindical de la Asociación Nacional de Profesores Estatales- ANPE

D. Ramón Izquierdo

El secretario nacional de ANPE, agradeciendo la posibilidad de incluir sus aportaciones a pesar de su incapacidad de última hora para asistir al Desayuno, resume la posición de su sindicato a través del siguiente escrito:

“Los orientadores educativos tienen un papel fundamental, de ahí que defendamos que en todos los centros educativos, sean de las enseñanzas que sean, deben tener un orientador que se encargue de dar respuesta educativa a la diversidad del alumnado, de regular la orientación educativa y profesional, y de asesorar en todos estos aspectos al profesorado del centro.

Es importante resaltar que el número de orientadores educativos es escaso al igual que el resto de docentes que se dedican a la atención a la diversidad, como los maestros especialistas en Pedagogía Terapéutica (PT) y en Audición y Leguaje (AL), que han sido de las especialidades más damnificadas por la crisis, por lo que se hace necesaria una apuesta clara en la atención a la diversidad con una inversión adecuada por parte de los distintos Gobiernos autonómicos y del propio Ministerio de Educación.

Desde ANPE proponemos que debe haber tres niveles de orientación educativa, un primer nivel llevada a cabo desde la tutoría del grupo con la participación del resto de docentes que imparten clase en el mismo, un segundo nivel configurado por el orientador educativo del centro, y, por último, un tercer nivel de orientación técnica y especializada con equipos multidisciplinares y especializados que coordinen, ayuden y faciliten información y material a los orientadores de los centros educativos ante los distintos casos que se planteen, estos equipos estarían compuestos por orientadores que fueran psicólogos, pedagogos y psicopedagogos, lo que aseguraría la multidisciplinariedad en los mismos, además de otros profesionales que se encargan en los centros educativos de la atención a la diversidad.

Desde ANPE queremos resaltar la importancia de la función del psicólogo en la orientación educativa. En ese equipo de orientación técnica y especializada que proponemos, formado por equipos multidisciplinares, la creación de la especialidad en orientación educativa psicológica, podría ser una forma a estudiar para que todos esos equipos contaran con un titulado en Psicología y, de igual manera, se podría hacer con el resto de titulados que comprenden la orientación educativa, pedagogos y psicopedagogos”.

Artículos Relacionados
Hoy se debate sobre la Orientación Educativa Especializada en el X Desayuno de Infocop
El sector educativo reclama la necesidad de profesionalizar los servicios de orientación educativa - Conclusiones del IX Desayuno de Infocop
La Orientación Educativa y la Psicología Educativa, hoy, en el IX Desayuno de Infocop
CONCLUSIONES DEL VIII DESAYUNO DE INFOCOP: LA ATENCIÓN PSICOLÓGICA EN EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD
ACIPE renueva su Junta Directiva
La organización colegial apuesta por impulsar el ámbito de la Psicología Educativa
Los Psicólogos/as Educativos en España progresan a muy buen ritmo
Un estudio alerta sobre la prescripción de medicación para el tratamiento del TDAH a menores de 5 años