La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha publicado un informe sobre la salud mental en el trabajo, titulado: Fit Mind, Fit Job: From evidence to practice in Mental Health and work (Mente en forma, trabajo en forma: desde la evidencia a la práctica en salud mental y trabajo).

Este extenso trabajo, aborda en profundidad temas como: los costes que conllevan los trastornos mentales de los trabajadores, el problema del estigma de esta población, la importancia del acceso al tratamiento o la prevención de los trastornos mentales desde la escuela. Los capítulos que contiene son los siguientes:

  • Salud Mental y trabajo: una respuesta política más fuerte.
  • Asegurar el nivel educativo y la transición escuela-trabajo, para los jóvenes con problemas de salud mental.
  • La creación de los sistemas de atención de salud mental orientados al empleo.
  • Desde la prevención del estrés laboral a los incentivos y el apoyo de los empleadores, para los trabajadores con problemas de salud mental.
  • La mejora de los sistemas de prestaciones y servicios de empleo, para los solicitantes de empleo con enfermedades mentales.

Entre los datos que se derivan del documento destaca el elevado coste que supone el abordaje de los trastornos mentales, que representan entre el 30 y el 40% del total de personas con enfermedad o discapacidad. Según los resultados, en torno al 20% de personas en edad de trabajar, sufre algún tipo de trastorno mental.

Los problemas de salud mental tienen una gran repercusión en los propios individuos, sus familias, los empleadores y la economía, conllevando problemas de diversa índole. Según el informe, las personas con trastornos leves o moderados, como la ansiedad o depresión, poseen el doble de probabilidades de perder su empleo, y tienen un riesgo mucho más alto de vivir en la pobreza y la marginación social.

Además, los expertos consideran que, a pesar del creciente reconocimiento en la sociedad, existe aún un considerable estigma social en torno a las enfermedades mentales.

Es preocupante el hecho de que, aunque la intervención temprana es crítica, en la práctica pueden pasar más de diez años entre la aparición de la enfermedad y el primer tratamiento en la mayoría de los países. Esta falta de tratamiento, se da con mayor frecuencia entre los jóvenes y sus tiempos de espera para la terapia son más largos. Es importante no olvidar que cualquier medida tomada en la escuela o el lugar de trabajo, tendrá un impacto más duradero que si se espera a que la persona haya tenido que abandonar la educación o el mercado laboral a causa de su trastorno mental. La evidencia demuestra que la permanencia en la escuela o en el trabajo es también parte de la solución si se proporciona el apoyo adecuado.

El informe subraya que los maestros, empleadores, médicos, trabajadores sociales y de servicios de empleo, son a menudo los más indicados para identificar a las personas con problemas de salud mental en una etapa temprana.

Según las recomendaciones de la OCDE, los servicios de salud y de empleo deberían intervenir antes, involucrar a los actores clave y asegurarse de que trabajen juntos con el fin de ayudar a las personas con problemas de salud mental a encontrar trabajo y permanecer en el mismo.

En el documento se establece la necesidad de un liderazgo político y de gestión más implicado en el tema, ya que en la mayoría de los países existen directrices y reglamentos, pero tienen poco impacto y se incumplen.

Se puede consultar el documento completo en el siguiente link:

Fit Mind, Fit Job: From evidence to practice in Mental Health and work

Artículos Relacionados
Los jóvenes con mayor formación tendrán más oportunidades de empleo en el futuro, según un estudio
Guía para la Gestión del Estrés y los Riesgos Psicosociales en el Trabajo, de la Agencia Europea
Depresión en el ámbito laboral – Informe de la World Federation for Mental Health
Los riesgos psicosociales en Europa: prevalencia y estrategias para la prevención
Riesgos laborales en el sector sanitario, Informe de la Agencia Europea para la Salud y Seguridad en el Trabajo
Primeros resultados del Barómetro Prevención de Riesgos Psicosociales en el Trabajo en España
Uno de cada tres trabajadores presenta problemas de depresión – Informe Depresión en el lugar de trabajo en Europa
Las empresas españolas no cuentan con personal especializado en la gestión de los riesgos psicosociales en el trabajo – Encuesta ESENER