Hoy, 12 de mayo de 2011, se celebra el Día Mundial de la Fibromialgia y del Síndrome de la Fatiga Crónica. Con motivo de la celebración de este día, Infocop ha querido hacer una reseña de la Guía de Orientación para la Valoración de la Discapacidad en Fibromialgia, elaborada por la Asociación de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica de la Comunidad de Madrid (AFINSYFACRO) en colaboración con la Dirección General de Servicios Sociales de la Conserjería de asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid.

Este documento va dirigido a los profesionales que trabajan con esta población, y su objetivo es ser un instrumento de conocimiento para poder dar una mejor atención a dichos pacientes. Se trata de un compendio de los aspectos médicos y psicológicos para abordar la valoración de la discapacidad en pacientes con fibromialgia, e incorpora también, orientaciones para la adaptación de los puestos de trabajo, allí donde sea necesario.

En concreto este trabajo contiene información acerca de la definición, la fisiopatología y la prevalencia de la fibromialgia, así como de los criterios diagnósticos. Además incluye las consideraciones tanto médicas como psicológicas, para la valoración de la discapacidad.

En cuanto a la valoración psicológica, destaca tres vertientes fundamentales a considerar:

  • Alteraciones psicopatológicas previas o predisponentes.
  • Alteraciones psicopatológicas secundarias: Trastorno Ansioso Depresivo, Distimia, Trastorno Adaptativo…
  • Déficit cognitivo: problemas de memoria, atención, concentración y confusión mental.

El abordaje psicológico se realiza a través de diversas técnicas, como por ejemplo: Terapia cognitivo conductual, Terapia conductual operante, Tratamientos Multicomponentes, Métodos de relajación o Terapia de Aceptación y Compromiso.

Según resalta la guía, el tratamiento que hasta ahora se ha mostrado como más eficaz, es el que combina el incremento del nivel de la actividad física y un abordaje psicológico del pensamiento catastrofista ante el dolor, la falta de autoeficacia en el manejo del mismo y sus consecuencias, así como el miedo al dolor y al movimiento.

Asimismo, la información/educación debe ser un componente esencial y prioritario en el tratamiento de la fibromialgia. Los pacientes bien informados estarán mejor preparados para afrontar su enfermedad, clínica y emocionalmente, y minimizar sus consecuencias.

En las páginas finales de este trabajo, aportan algunas recomendaciones para ajustar el puesto de trabajo a las características de la persona con fibromialgia, como por ejemplo: favorecer los descansos durante la jornada para mantener niveles de concentración óptimos, favorecer las reducciones de jornada o favorecer el trabajo desde casa.

Se puede consultar la guía completa en el siguiente enlace:

Guía de Orientación para la Valoración de la Discapacidad en Fibromialgia

Artículos Relacionados
Fibromialgia: la importancia de distinguir entre Simulación y Exageración
Fibromialgia, el reto se supera
Impacto familiar, socio-laboral y económico de la fibromialgia: Estudio EPIFFAC
Eficacia de la Terapia Cognitiva basada en Mindfulness y reducción de los síntomas de ansiedad en pacientes con fibromialgia
“SE HABLA DE FIBROMIALGIA”: GUÍA AVAFI 2012
LA FIBROMIALGIA EN HOMBRES Y MUJERES: COMPARACIÓN DE LOS PRINCIPALES SÍNTOMAS CLÍNICOS