El Ministerio de Defensa ha elaborado un borrador de Protocolo de actuación frente al acoso sexual y por razón de sexo en las Fuerzas Armadas, que ha sido remitido a los grupos parlamentarios, para que formulen las observaciones y aportaciones oportunas. El nuevo Protocolo, motivado por el caso de la comandante Zaida Cantera, pretende facilitar el proceso de denuncia de acoso sexual en las Fuerzas Armadas y aumentar la protección de las víctimas.

Entre las nuevas medidas que se contemplan en este borrador se incluye la posibilidad de que la víctima tramite su denuncia por vía penal o disciplinaria directamente a la autoridad con competencia sancionadora (como la Subsecretaría de Defensa o al jefe del Estado Mayor), eliminando así los pasos previos que dificultan que las denuncias se tramiten ágilmente o la obligación de tener que informar a los mandos superiores.

Otras novedades hacen referencia a las medidas de protección y sancionadoras, como, por ejemplo, la posibilidad de movilidad voluntaria por parte de la víctima, que podrá solicitar el cambio de puesto o de destino en la misma o distinta localidad para desempeñar su trabajo. Por su parte, el presunto acosador podrá ser trasladado bajo la decisión del jefe de Unidad o ser traspasado a situación administrativa de suspenso de funciones.

El Protocolo, según informan diversos medios de comunicación, considera también la puesta en marcha de medidas de prevención para evitar los casos de acoso sexual o por razón de sexo, entre las que se incluyen la información, sensibilización y formación del personal para prevenir cualquier conducta que pueda ser susceptible de ser definida como acoso sexual.

Asimismo, se contempla la creación de una Unidad de Protección frente al Acoso (en la Dirección General de Personal, en cada Mando o Jefatura Personal de los Ejércitos y en la Jefatura de Seguridad y Servicios del Estado Mayor de la Defensa), que junto con el Observatorio Militar para la igualdad entre mujeres y hombres en las Fuerzas Armadas, estudiará las denuncias que le sean remitidas. La función de dichas Unidades será la de asesoramiento e información, así como la de protección de las víctimas, mediante labores de asistencia, apoyo, control y seguimiento de cada caso.

El Protocolo propuesto por el Ministerio de Defensa se aplicará también en los casos de acoso laboral derivados de situaciones previas de acoso sexual o por razón de sexo.

Fuente:

Europa press

Artículos Relacionados
CUANDO LOS DEMÁS MIRAN HACIA OTRO LADO: EL ACOSO SEXUAL EN EL TRABAJO
PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN FRENTE A ACOSO LABORAL Y ESCOLAR EN LAS AULAS, DE FETE-UGT
LA UGT DISTRIBUYE UNA GUÍA PARA PREVENIR EL ACOSO LABORAL ANTE EL AUMENTO DE ESTE PROBLEMA
LA AGENCIA EUROPEA ALERTA DEL AUMENTO DE LA VIOLENCIA Y EL ACOSO LABORAL
DEPRESIÓN, VIOLENCIA DE GENERO O ESCOLAR Y ACOSO LABORAL, NUEVOS RETOS PARA LOS PSICÓLOGOS
LOS BENEFICIOS DE LA INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA EN LOS PROFESIONALES DE LAS FUERZAS ARMADAS EN MISIONES ESPECIALES – ENTREVISTA A J.I. ROBLES
EL CARÁCTER SANITARIO DE LA PSICOLOGÍA EN EL ÁMBITO MILITAR - ENTREVISTA AL JEFE DE LA UNIDAD DE PSICOLOGÍA DE LA INSPECCIÓN GENERAL DE SANIDAD DE LAS FAS