En abril de 2015, el Grupo Parlamentario de Unión Progreso y Democracia (UPyD), a instancia de su diputado, Julio Lleonart Crespo, presentó a la Mesa del Congreso de los Diputados una serie de preguntas relativas al incremento del consumo de cannabis entre los menores de edad.

El motor impulsor de esta iniciativa fue la publicación de la última Encuesta Domiciliaria sobre alcohol y drogas en España, del Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y sus preocupantes conclusiones, principalmente, en relación con la juventud de nuestro país.

Concretamente, este Grupo Parlamentario mostraba su inquietud ante los datos referentes al consumo de cannabis, que sitúan esta droga como la cuarta más consumida en España –por detrás del alcohol, el tabaco y los hipnosedantes con receta médica-, con una edad media de inicio en su consumo más temprana (entre los 16 y los 18 años), junto con las bebidas alcohólicas y el tabaco.

Asimismo, se hace eco de otros datos alarmantes, como la advertencia de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), concerniente a la visión “relativamente benévola de los problemas asociados al consumo -tanto reconocidos como esperados-, que se complementa con que uno de cada cuatro sujetos de la muestra encuentra muchas ventajas en consumir”.

Por todo lo anterior, UPyD presentó las siguientes preguntas para su respuesta por escrito:

“1. A la luz de los resultados arrojados por la última Encuesta Domiciliaria del Plan Nacional sobre Drogas, ¿cree el Gobierno que las medidas preventivas y educativas respecto al consumo de sustancias psicoactivas están siendo positivas?

2. ¿Considera el Gobierno que el Plan de Acción 2013-2016 está dando resultados? En caso negativo, ¿piensa reformularlo para reforzar lo que, a la luz de los resultados, están resultando ser puntos débiles del mismo?

3. ¿Tiene intención el Gobierno de tomar más medidas de prevención y educación en relación al consumo de drogas emergentes?

4. ¿Piensa instar el Gobierno a las autonomías a que incluyan en sus currículos educativos educación específica en esta materia?

5. ¿Va a reforzar los controles el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad para que el 1,2% de consumidores de ansiolíticos no puedan adquirirlos sin prescripción médica?”

La respuesta del Gobierno, registrada en el Boletín Oficial del Congreso de 27 de julio, elucida que es la primera vez que la encuesta EDADES solicita información sobre la incidencia de consumo, lo que imposibilita la evaluación histórica de los datos suministrados al respecto. No obstante, las cifras alertan del riesgo de banalización de los efectos del consumo de cannabis” y de la necesidad de romper dinámicas que se están generando en torno al cambio de estatus del cannabis y su tratamiento normativo, “efecto de una gran inversión económica de grupos de interés, con el fin de conseguir un cambio en la percepción social de esta droga”.

En relación con la afirmación anterior, el Ejecutivo advierte de los perjuicios que conllevaría la regulación de mercados del cannabis, entre ellos, el incremento de adictos a esta sustancia, así como el aumento de los costes generados por ésta al sistema sanitario y social, y a la sociedad en general.

A este respecto, el Gobierno defiende la eficacia del Plan de Acción 2013-2016, aprobado por unanimidad en la Conferencia Sectorial sobre Drogas celebrada el 31 de enero de 2013, cuyo Eje 2, denominado “Reducción de la demanda, acciones destinadas a promover una conciencia social sobre la importancia de los problemas, daños y costes personales y sociales relacionados con el consumo de sustancias, a aumentar las habilidades y las capacidades de resistencia frente a las drogas y a retrasar la edad de inicio”, incluye un bloque de medidas que, a juicio del Ejecutivo, “deben ser implementadas y evaluadas antes de adoptar otras nuevas, en base al consenso global alcanzado en torno a las mismas”.

Con respecto a los curriculums educativos, la respuesta subraya que, sin perjuicio de las competencias asignadas en materia de educación a las Comunidades Autónomas, en los Reales Decretos que establecen el currículo básico de la Educación tanto Primaria como Secundaria, derivados de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa, se han introducido “todos aquellos aspectos que permitan fortalecer los factores de protección en aras de la prevención de cualquier tipo de conducta que pueda afectar a la salud integral de los menores”.

En lo que se refiere a la prescripción y dispensación de medicamentos ansiolíticos que contengan en su composición sustancias psicotrópicas fiscalizadas a nivel nacional o internacional, se enfatiza la importancia de comprobar la identidad de la persona que acude a retirar el medicamento, “anotando en la receta el número del Documento Nacional de Identidad o el documento asimilado para los extranjeros”.

Las preguntas se encuentran disponibles a través del siguiente enlace (Pág. 112): http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/CONG/BOCG/D/BOCG-10-D-665.PDF

Para ver la respuesta del Gobierno, pincha aquí (Pág.   ): http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/CONG/BOCG/D/BOCG-10-D-710.PDF#page=276

Artículos Relacionados
Validación de intervenciones eficaces para jóvenes consumidores de cannabis
Permisividad, control y afecto parental y consumo de drogas en adolescentes
Informe 2012 sobre la drogodependencia en Europa
RESULTADOS DEL EUROBARÓMETRO: ACTITUDES DE LOS JÓVENES EUROPEOS HACIA LAS DROGAS
POLITOXICONSUMO EN ADOLESCENTES Y PERCEPCIÓN DEL RIESGO
NUEVA GUÍA PARA LA PREVENCIÓN DEL CONSUMO DE CANNABIS EN POBLACIÓN VULNERABLE
Los hipnosedantes son la tercera sustancia más consumida en España-Encuesta EDADES 2013-2014
Existen diferencias de género en el ámbito de las adicciones, según una encuesta