La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha presentado, un año más, los resultados de la Encuesta Domiciliaria sobre alcohol y drogas en España (EDADES) para los años 2013-2014.

Este estudio bianual consiste una Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas realizada a la población española de 15 a 64 años residente en hogares, con el objetivo de diseñar y evaluar políticas dirigidas a prevenir el consumo y los problemas derivados del uso de drogas. Por ende, la Encuesta permite conocer las características sociodemográficas de los consumidores y patrones de consumo así como la percepción que tiene la sociedad sobre la disponibilidad de drogas y el riesgo ante diversas conductas de consumo.

Como novedad, en esta última edición se han introducido dos nuevos módulos: el de nuevas sustancias y el de consumo problemático de cannabis, y se han añadido preguntas que permiten calcular la incidencia de nuevos consumidores de ciertas drogas.

A continuación, presentamos algunas de las principales conclusiones del Estudio: 

  • Las sustancias más consumidas en nuestro país son el alcohol (consumida por el 78,3% de los españoles), seguido del tabaco (con un porcentaje de 40,7%), los hipnosedantes con receta médica (un 12,2% de la población) y el cannabis (por el 9,2%).

  • Tal y como ya viene sucediendo desde el año 2011, se aprecia un ligero aumento en el consumo de las sustancias legales (tabaco, alcohol e hipnosedantes, estos últimos, con una tendencia creciente desde el año 2005), frente a un liviano descenso en el consumo de las ilegales.

  • El consumo de drogas tanto legales como ilegales está más extendido entre los hombres, excepto los hipnosedantes, donde el porcentaje de mujeres consumidoras ha duplicado en este último año al de varones (16 % frente a 8,5 %), una diferencia que aumenta con la edad. Se observa además una tendencia estable en la prevalencia de consumo diario de tabaco en todos los rangos de edad y en ambos sexos.

  • La edad media de inicio en el consumo de las diferentes drogas se mantiene estable en comparación con ediciones anteriores de la encuesta, siendo el cannabis, las bebidas alcohólicas y el tabaco las drogas de inicio más temprano (entre los 16 y los 18 años), frente a los hipnosedantes, cuya edad de consumo se sitúa en torno a los 35 años.

  • En relación con las bebidas alcohólicas, los datos revelan una tendencia estable en su consumo a lo largo de los últimos 10 años, pero en niveles elevados. De hecho, la encuesta indica su presencia en el 90% de los casos de policonsumo de sustancias, asociándose con una mayor prevalencia de uso de otras drogas, principalmente cuando se trata de consumo de tipo intensivo (binge drinking e intoxicaciones etílicas).

    En cuanto a su dependencia, los datos obtenidos a partir del test AUDIT (Alcohol Use Disorders Identification Test), señalan un consumo problemático entre el 4,9% de los encuestados, de los cuales, presentan riesgo el 4,5% y una posible dependencia el 0,4%.

  • Con respecto al Cannabis, si bien las cifras muestran un leve descenso en su prevalencia de consumo, también señalan su presencia en el 90% de los policonsumos de sustancias ilegales. De acuerdo con la escala CAST (Cannabis Abuse Screening Test), el 25% de los que han hecho uso de esta droga durante el último año, presentan consumo problemático. Esta proporción se mantiene constante en todos los grupos de edad.

  • En lo que se refiere a otras drogas, se mantiene el descenso en el consumo de cocaína –una bajada que ya comenzó en el año 2005-, y se consolida la tendencia decreciente iniciada en el año 2001 para el uso de éxtasis, anfetaminas y alucinógenos en ambos sexos, con unas cifras que constituyen las más bajas desde la creación de EDADES.

  • En relación con las nuevas sustancias, se perfila un mayor consumo entre los 25-34 años, principalmente entre la población masculina. No obstante, los resultados indican que el 74,1% de los encuestados nunca ha oído hablar de este tipo de drogas. Sin embargo, si tenemos en cuenta el porcentaje de consumidores, los datos apuntan a que un 78% de ellos lo hace en situación de policonsumo experimental (5 o más sustancias).

  • Por otro lado, atendiendo al riesgo percibido por la población española ante el uso de drogas, son las mujeres quienes perciben un mayor riesgo para todas las sustancias, a excepción de los hipnosedantes. Persiste en nuestro país la consideración del tabaco como una droga más peligrosa que el cannabis. Asimismo, como ya viene sucediendo desde el año 2009, los encuestados afirman percibir una menor disponibilidad para todas las drogas.

  • Entre las medidas más eficaces para resolver el problema de las drogas, las más citadas por los ciudadanos son las acciones formativas, el tratamiento, el control policial y la restricción legal, y las campañas publicitarias.

    Como medida de acción, se mantiene la tendencia en el porcentaje de personas que considera de importancia la legalización del cannabis y se observa un descenso en lo que se refiere a otras drogas. A este respecto, los autores de la encuesta puntualizan que la idea de legalizar el cannabis es mayoritaria entre aquellas personas que hacen de esta droga un consumo problemático.

  • Para finalizar, el cuestionario recoge las preferencias de los españoles a la hora de recibir información, siendo estas: los medios de comunicación, Internet, los profesionales sanitarios, los profesores y las charlas o cursos.

La encuesta se encuentra disponible a través del siguiente enlace:

EDADES-Encuesta Domiciliaria sobre alcohol y drogas en España

Artículos Relacionados
Panorama del consumo de drogas en España - Entrevista al Delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas
EL MSPS PUBLICA UNA ENCUESTA SOBRE EL CONSUMO DE DROGAS EN EL ÁMBITO LABORAL
NUEVOS RESULTADOS DE LA ENCUESTA SOBRE ALCOHOL Y DROGAS 2009 DEL MSPS