COP Castilla-La Mancha

El Colegio Oficial de la Psicología de Castilla-La Mancha considera oportuno mejorar las derivaciones desde Atención Primaria, y utilizar a los profesionales de la Psicología desde ese primer punto de acceso de los usuarios.

Recientemente ha tenido lugar en Toledo una reunión entre el consejero de sanidad del Gobierno Regional, Jesús Fernández Sanz, la decana del COP Castilla-La Mancha, María Dolores Gómez Castillo, la tesorera del Colegio y responsable del Área de Psicología Clínica, Isabel Hinarejos Gómez, y el asesor jurídico de la institución colegial, Alejandro Ruiz Pérez.

Así, los representantes del COPCLM trasladaron al titular de sanidad del ejecutivo regional la necesidad de incluir la figura del psicólogo clínico en los Servicios de Atención Primaria, lo que reduciría de manera importante la situación de espera que se está produciendo actualmente.

En Castilla-La Mancha, las listas de espera en el área de Salud Mental tienen una demora actualmente de entre 3 y 12 meses, según la localidad, a lo que hay que sumar la dificultad para dar una asistencia especializada de calidad ya que las citas se producen con mucha separación temporal por el volumen de pacientes que ha de atender cada profesional.

De izq. a dcha.: Alejandro Ruiz, asesor jurídico del COPCLM, María Dolores Gómez Castillo, decana del COPCLM, Jesús Fernández Sanz, Consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, e Isabel Hinarejos, tesorera y responsable del Área de Psicología Clínica del COPCLM

Mientras la media europea de psicólogos por cada 100.000 habitantes es de 18 profesionales, en España esa cifra se sitúa en 4’5.

En un análisis pormenorizado de los datos que se poseen sobre las derivaciones de Atención Primaria a los servicios de Atención Especializada en Salud Mental, se indica que en los últimos 6 años se ha incrementado la demanda de asistencia psicológica en una cifra cercana al 50%.

Aproximadamente el 80% de las derivaciones que se producen desde Atención Primaria hacia Salud Mental Especializada son de Patología Común, por lo que se produce una saturación de estas últimas, no permitiéndose dedicar más implicación sobre los casos de patología mayor.

En este sentido se trasladó al Consejero de Sanidad lo oportuno que sería mejorar las derivaciones desde Atención Primaria, y utilizar a los profesionales de la Psicología desde ese primer punto de acceso de los usuarios. Así se podría mejorar el servicio, canalizar mejor la demanda, derivar solo los casos que realmente lo requieran, hacer promoción y prevención de la salud psicológica, llevar a cabo una intervención precoz en coordinación con el médico de familia para la emisión de diagnósticos tempranos, y evitar que se cronifique el problema. De este modo, a juicio del COPCLM, se podrían reducir las listas de espera.

En esta línea de trabajo se expuso uno de los últimos proyectos llevados a cabo a nivel Nacional, denominado programa PSICAP (en colaboración con el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, la Universidad Complutense de Madrid, Psicofundación, el Consejo General de la Psicología de España, y el propio Colegio Oficial de la Psicología de Castilla-La Mancha), en el que se pone a prueba un protocolo de tratamiento psicológico basado en la evidencia para los desórdenes emocionales, en pacientes de 18 a 65 años en Atención Primaria.

En línea con lo anteriormente descrito, los representantes del COPCLM también pusieron de manifiesto la necesidad de que, en los hospitales de la región, se amplíe el número de  profesionales de la Psicología que desarrollen su labor de manera coordinada con otras áreas como las que se ocupan de enfermedades o patologías como la diabetes, la obesidad, oncología, oncología pediátrica, etc., y que conlleve una mejora psicológica de los tratamientos y de la intervención en la enfermedad en general, mejorando también así la calidad de la atención al paciente.

El hecho de que los profesionales de la Psicología puedan desarrollar programas específicos, coordinadamente con otras especialidades, ha demostrado que no solamente redunda en una mejora de la calidad asistencial, sino también en una disminución de costes, ya que lleva consigo una importante reducción del consumo de psicofármacos.

En cuanto a las plazas de Psicólogo Interno Residente (PIR) también se le comunicó al Consejero la necesidad de aumentar el número de éstas, ya que en 2013 tan solo se ofertaron cinco en toda la región, en 2014 se redujeron a tres, aunque en 2015 se han recuperado cinco plazas que, de cualquier manera, siguen siendo insuficientes.

En lo que al Máster General Sanitario se refiere, en el encuentro se analizaron, entre otras cuestiones, las dificultades de acceso a las prácticas en este Máster en Castilla-La Mancha, ya que solo existen dos plazas en la Universidad Nacional de Educación a Distancia en Albacete, originándose así desigualdades con el resto de localidades de la región.

Por ambas partes se alcanzó el compromiso de continuar colaborando para establecer futuras líneas de trabajo.

Artículos Relacionados
El COPCLM y la Consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha estudiarán posibles vías de colaboración
El COPCLM confecciona una bolsa de profesionales de la psicología para ofrecer apoyo psicológico a los refugiados
Aurelia Sánchez, nueva titular de la consejería de bienestar social del gobierno de Castilla-La Mancha
El COPCLM otorga sus distinciones al Consejo General de la Psicología de España y a la UME
Celebrada la VIII Jornada Regional de Psicología y Sociedad, del COP Castilla-La Mancha
El COPCLM y el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha renuevan el contrato de prestación de asistencia psicológica a menores