Hoy lunes, 21 de marzo, se celebra el Día Mundial del Síndrome de Down, una fecha declarada oficialmente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), durante la cual se pretende concienciar a la sociedad sobre los derechos, la inclusión y el bienestar de las personas con síndrome de Down.

El Síndrome de Down es una alteración genética producida por la presencia de un cromosoma extra (o una parte de él) en la pareja cromosómica 21, de modo que las células de estas personas tienen 47 cromosomas, con tres cromosomas en dicho par (de ahí el nombre de trisomía 21), cuando lo habitual es que sólo existan dos. En la actualidad, este Síndrome constituye la principal causa de discapacidad intelectual, y es, hoy en día, la alteración genética humana más común (1/700 concepciones).

Tal y como señala la Federación Española de Síndrome de Down (Down España), este error congénito se produce de forma natural y espontánea, sin que exista una justificación aparente sobre la que poder actuar para impedirlo, por lo que no hay que buscar culpables.

Con esta celebración mundial, se pretende incrementar la conciencia pública sobre cuestiones tan importantes como el acceso adecuado a la atención de la salud, a los programas de intervención temprana, a la enseñanza inclusiva, entre otras muchas, y recordar a la sociedad la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades. Se hace hincapié también en la importancia de su autonomía e independencia individual, en particular la libertad de tomar sus propias decisiones.

Con motivo de este día, Infocop Online ha querido recoger el documento titulado ¿Qué hacer si a mi hijo le derivan a Educación Especial?, publicado por la Fundación Síndrome de Down España, con el objetivo de orientar a los padres para que sepan qué deben hacer frente a esta situación.

Según señala el texto, durante el proceso de escolarización de un niño con síndrome de Down, la mayoría de las familias escucha que “tiene necesidades educativas especiales”. Este término, puede suscitar en los padres numerosas dudas, tales como: ¿A qué se refiere exactamente? ¿Cuándo se puede decir que un alumno tiene necesidades educativas especiales? ¿Qué debemos hacer y cómo actuar si le derivan a un Centro de Educación Especial?, etc.

Con el propósito de ayudar a las familias y dar respuesta a todas las cuestiones y dudas que pueden surgir en torno a este tema, el texto se divide en diversos apartados, estructurados a través de las siguientes preguntas, mediante las cuales se pretende dar una respuesta clara y completa:

¿Cómo y quién valora las necesidades educativas de mi hijo? ¿Los padres participamos en la evaluación psicopedagógica? ¿Pueden participar las asociaciones en este proceso de evaluación? ¿Podemos tener acceso al informe de evaluación psicopedagógica de nuestro hijo? ¿Tenemos que estar los padres informados de cuándo se inicia el proceso de evaluación psicopedagógica de nuestro hijo, así como de las decisiones tomadas en el informe de evaluación psicopedagógica? ¿Puedo reclamar si estoy en desacuerdo con el contenido del informe de evaluación psicopedagógica? ¿Qué es el dictamen de escolarización? ¿Quién y cuándo se realiza el dictamen de escolarización de mi hijo? ¿Quién me informa de él? ¿Participa la familia en este dictamen? ¿Qué hacer si a mi hijo le derivan a Educación Especial?

Para acceder al documento, pincha el siguiente enlace:

http://www.sindromedown.net/wp-content/uploads/2016/02/Qu---hacer-si-a-mi-hijo-le-derivan-a-Educacion-Especial.pdf

Artículos Relacionados
La vida no va de cromosomas-Día Mundial del Síndrome de Down, 21 de marzo
Las personas con síndrome de Down ante el proceso de envejecimiento
Guía en Atención Primaria para personas con Síndrome de Down
EL ESPECTRO AUTISTA, AVANCES EN EL DIAGNÓSTICO– ENTREVISTA A MERCEDES BELINCHÓN
FALTA DE RECURSOS EN EL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL AUTISMO – CELEBRADO EL 1º DÍA MUNDIAL DEL AUTISMO