Como ya saben nuestros lectores, el pasado día 30 de mayo, el Grupo Parlamentario Ciudadanos presentó en la Asamblea de Madrid, una Proposición No de Ley, a través de la cual se planteaba una serie de medidas orientadas a garantizar el acceso a la atención psicológica e incrementar la cobertura de los tratamientos psicológicos en la Comunidad de Madrid.

Esta iniciativa se debatió el 9 de junio, en sesión plenaria, quedando aprobada con 66 votos a favor de los Grupos Parlamentarios Popular y Ciudadanos, ninguno en contra, y 62 abstenciones pertenecientes al Partido Socialista y Podemos.

Durante la sesión de debate, el Grupo Ciudadanos justificó ampliamente su propuesta, poniendo de relieve la escasa cobertura respecto a los tratamientos psicológicos en el Sector Sanitario Público Español, que conlleva una falta de equidad que está dando lugar a “largas listas de espera para el tratamiento psicológico y a sesiones de intervención cortas, muy espaciadas y sin la cadencia recomendable”.

Ante este panorama, en el que el Sistema Público actual “no es capaz de dar respuesta a la demanda”, subrayó la gran importancia de impulsar esta iniciativa, no sólo a nivel regional –mediante esta PNL-, sino también en el resto de Parlamentos Autonómicos, donde ya se está planteando (“con las peculiaridades de cada una de ellas”).

Para fundamentar su Propuesta, apeló a diferentes investigaciones y datos que la justifican, tanto de ámbito internacional (informes de la NICE, la OMS, la Federación Mundial de la Salud Mental-WFMH…), como a nivel nacional donde el estudio titulado The mental health risks of economic crisis in Spain: evidence from primary care centres (Los riesgos para la salud mental de la crisis económica en España: evidencia desde los servicios de Atención Primaria), pone de manifiesto el incremento considerable de los pacientes que acudieron a consulta por trastornos del estado de ánimo y de ansiedad, registrándose una prevalencia aproximada del 20% y 9% respectivamente (Gili, M., Roca, M., Basu, S., McKee, M., & Stuckler, D., 2012).

Asimismo, hizo referencia al XIII Desayuno de Infocop (celebrado en noviembre de 2015 bajo el lema La Mejora de la Salud Mental en España), donde representantes de partidos políticos y de las principales asociaciones de Psicología Clínica de nuestro país, analizaron la situación sobre la atención a la salud mental dentro del SNS, destacando, entre las principales problemáticas actuales, las deficiencias derivadas de una mala gestión (tiempo limitado por consulta, aumento de la demanda…), la tendencia a la sobremedicalización de los trastornos mentales o la imposibilidad de aplicar el modelo biopsicosocial a la práctica clínica.

Es precisamente este modelo el que defendió Ciudadanos en su texto, resaltando la necesidad de buscar “estrategias diferentes para dar respuesta a las necesidades sanitarias de los ciudadanos”, entre ellas, reforzar la presencia de los psicólogos clínicos en diferentes dispositivos asistenciales del SERMAS.

A modo de solución, puso como ejemplo el programa Improving Access to Psychological Therapies (IATP), una estrategia de actuación implementada con éxito en el Reino Unido, consistente en la incorporación de psicólogos en los servicios de Atención Primaria, ofreciendo tratamiento psicológico basado en la evidencia y cubriendo así la demanda asistencial que requieren los problemas de ansiedad y depresión.

A lo largo de la sesión plenaria se presentaron diversas enmiendas al texto original por parte de los diferentes Grupos Parlamentarios.

Concretamente, el Partido Popular, quien inicialmente había presentado tres enmiendas de supresión, mostró su acuerdo con reforzar e integrar la Psicología Clínica de manera progresiva en todos los dispositivos asistenciales, “en tanto que las disponibilidades presupuestarias lo permitan”.

Por otro lado, tanto el Partido Socialista como Podemos presentaron sendas propuestas de modificación, eliminando de forma explícita en sus enmiendas toda alusión específica a la incorporación de psicólogos clínicos en Atención Primaria e incidiendo en un cambio de planteamiento más general. A este respecto, ambos partidos banalizaron los datos expuestos por Ciudadanos, considerándolos poco representativos, e insistieron en realizar un análisis más detallado de la problemática actual, una planificación rigurosa y una atención y consideración a las necesidades.

Tras un profundo debate, la iniciativa quedó finalmente aprobada con enmienda transaccional de los Grupos Parlamentarios Ciudadanos y Popular, tal como sigue:

“La Asamblea de Madrid insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid a:

1.- Elaborar una relación actualizada de los Psicólogos que trabajan en centros sanitarios dependientes del SERMAS y de la Consejería de Sanidad, bien como personal estatutario o como consecuencia de convenios de colaboración con otras entidades.

2.- Incorporar, en un futuro Plan Estratégico de Salud Mental de la Comunidad de Madrid, el análisis de las necesidades de Psicólogos Clínicos, para aproximar la ratio por 100.000 habitantes a la media europea, satisfacer las necesidades reales de la población y garantizar que las personas con trastornos mentales reciban en la red de Salud Mental de la Comunidad de Madrid un tratamiento psicológico eficaz basado en la evidencia científica disponible.

3.- Aumentar las plantillas de Facultativos Especialistas de Área de Psicología Clínica en los dispositivos de Salud Mental sanitarios y sociales, de acuerdo con el análisis previo, a lo largo de la Legislatura.

4.- Ampliar las plantillas de F.E.A. de Psicología Clínica en aquellos servicios y unidades donde las intervenciones psicológicas han demostrado su eficacia y eficiencia (oncología infantil y de adultos, hematología oncológica, neurología, cardiología, geriatría, dolor crónico, cuidados intensivos, entre otros).

5.- Dotar progresivamente de Psicólogos Clínicos los centros de Atención Primaria, haciendo posible la detección temprana de los trastornos mentales, la atención a los trastornos emocionales, como ansiedad y depresión, y la progresiva incorporación de los programas de intervención psicológica para colectivos de enfermos especialmente vulnerables.

6.- Aumentar gradualmente la oferta docente especializada de especialistas en Psicología Clínica, instando al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a que garantice que en la Comunidad de Madrid el número de plazas PIR ofertadas a cada convocatoria se iguale al número de plazas acreditadas.

7.- Incorporar estas previsiones en la elaboración del proyecto de presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2017 y a lo largo de la legislatura, en función de las necesidades asistenciales y la disponibilidad presupuestaria.”

Para poder ver la sesión plenaria, pincha el siguiente enlace:

Asamblea de Madrid

Artículos Relacionados
“El papel de los psicólogos en la sanidad española no está suficientemente reconocido”-Entrevista a Daniel Álvarez Cabo, Portavoz de Sanidad de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid
Ciudadanos pide la incorporación de psicólogos clínicos en Atención Primaria mediante una PNL
Aprobada PNL para incrementar el número de psicólogos clínicos en el sistema valenciano de salud
Recursos para el ejercicio profesional de psicólogos clínicos y sanitarios-Entrevista a Jorge Barraca, Jornada para Profesionales organizada por la SEPCyS
Los psicólogos clínicos reclaman su presencia en los centros de atención primaria
Los psicólogos clínicos, incluidos en el Proyecto de Ley de reforma del Sistema para la valoración de los daños y perjuicios a víctimas de accidentes de tráfico
Se solicita el incremento de las plazas PIR de acceso a la obtención del título de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica a través de una PNL
“La figura del psicólogo clínico debe equipararse a la de otros profesionales en Atención Primaria”-Entrevista a Mª Dolores Gómez, Jornada de Psicología Clínica en AP