El pasado 20 de noviembre, tuvo lugar el Día Universal del Niño, una fecha celebrada por Naciones Unidas en honor a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y a la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989 -el tratado internacional más ratificado de la historia que establece una serie de derechos para ellos, incluidos los relativos a la vida, a la salud, a la educación y a jugar, así como el derecho a la vida familiar, a estar protegidos de la violencia, a no ser discriminados y a que se escuchen sus opiniones-.

El objetivo de este Día Mundial es llamar la atención sobre la situación de los niños más desfavorecidos, dar a conocer los derechos de la infancia y concienciar a las personas sobre la importancia de trabajar día a día por su bienestar y desarrollo.

Con motivo de esta celebración, la EFPA (European Federation of Psychologists Associations-Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos) ha emitido una nota de prensa, que transcribimos a continuación:


“En este día, 20 de noviembre, el Día Internacional del Niño de la ONU, la Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos -EFPA- llama la atención sobre la próxima generación, todos los niños que en este momento están naciendo en un mundo de belleza, pero también de guerras, migración y atrocidades.

Recién nacidos, bebés y niños. Son la parte más prometedora de la humanidad, cada uno con sus características individuales, capaces de comunicarse, percibir, sentir, tocar y ser tocado. La revolución del conocimiento de la Psicología de la primera infancia ha proporcionado nuevos conocimientos sobre las capacidades y las vulnerabilidades de los niños.

‘A pesar de que ahora sabemos que el cerebro es muy flexible a lo largo de nuestras vidas, y siempre podemos esperar ayuda para adaptar nuestras habilidades y estrategias de afrontamiento, también sabemos que las piedras angulares importantes para la salud mental, así como la base para el aprendizaje, la competencia social y las perspectivas de los adultos sobre la participación ciudadana y el cumplimiento de sus esperanzas y sueños, se establecen durante los primeros años de nuestras vidas’, así lo afirma Kerstin Søderstrøm, miembro de la Junta de Derechos Humanos y Psicología de la EFPA.

Durante los primeros años de vida, la desigualdad, la discriminación y las condiciones poco adecuadas para el desarrollo, influyen en la arquitectura del cerebro y el modo habitual de ser y sobrevivir. Aunque nacen para confiar, amar y vincularse, los pequeños se adaptan pronto a las condiciones hostiles y de privación. Los niños no son demasiado jóvenes para entender, o para ser protegidos por la inocencia y la inmadurez. Están totalmente sintonizados con el lenguaje emocional del entorno y son vulnerables al estrés tóxico, el abandono y la violencia. Un apego sano es un beneficio para el desarrollo.

Derecho a la vida y al desarrollo, y al cuidado y la protección

El 20 de noviembre marca el día en que la Asamblea de la ONU adoptó la Declaración de los Derechos del Niño, en 1959, y la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989. La Convención es la más firmada y enmendada de la historia, lo que indica que esta enérgica declaración trasciende las diferencias culturales y religiosas, y logra captar una postura intuitiva a nivel mundial de protección y promoción de los derechos y necesidades de los niños.

Aunque ampliamente aclamados, los principios de la Convención se están incumpliendo a gran escala en la Europa actual. Las desigualdades sociales y las oportunidades limitadas se transmiten generación tras generación. En respuesta al gran número de refugiados que buscan seguridad en Europa, muchos gobiernos han tergiversado el principio del ‘interés superior del niño’ para ajustarlo a una política restrictiva de inmigración. Las prácticas discriminatorias y las barreras arquitectónicas, mentales y de hormigón o de alambre de espino, amenazan el cumplimiento de los derechos de los niños y la necesidad urgente de protegerles y apoyarles, tanto a ellos como a sus padres.

Cerrar la brecha en una generación

Dado el rápido desarrollo, dependencia y vulnerabilidad de los niños, la Asociación Mundial para la Salud Mental Infantil (World Association for Infant Mental Health-WAIMH) ha elaborado un comunicado reconociendo los derechos específicos de los niños, con el fin de impulsar acciones y políticas orientadas a la infancia, tanto a nivel comunitario como social. La ciencia de la primera infancia y los derechos de los niños deberían orientar las políticas de apoyo a las madres, padres y cuidadores, y dar prioridad a los pequeños que se encuentran en contextos de riesgo y violencia.

La Comisión de la OMS sobre los determinantes sociales de la salud, describe la justicia social como una cuestión de vida o muerte. Actuando correctamente durante el desarrollo, podemos cerrar la brecha entre las desventajas y las ventajas en una generación. La EFPA apoya la recomendación de la Comisión de que los gobiernos garanticen cobertura universal de un paquete integral de programas y servicios de desarrollo de la primera infancia para niños y niñas, madres y otros cuidadores, independientemente de su solvencia económica. Se alienta a los psicólogos a difundir el conocimiento sobre la importancia del desarrollo temprano y contribuir a la estructura y el contenido profesional de los servicios orientados a la primera infancia.

Un supuesto básico en la política de la EFPA son las cuestiones relativas a la Psicología en los Derechos Humanos, y las cuestiones sobre Derechos Humanos en Psicología, y su objetivo es consolidar las competencias y requisitos de nuestra profesión para promover los Derechos Humanos y prevenir su vulneración, así como aliviar los efectos de la misma.

En el día de los niños, Polli Hagenaars y Kerstin Søderstrøm de la Junta de Derechos Humanos y Psicología de la EFPA, instan a las asociaciones miembro y a los psicólogos de toda Europa a incorporar la Convención sobre los Derechos del Niño, cuyo artículo 3 establece que: "En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño”.

El comunicado en inglés, se encuentra disponible a través del enlace siguiente:

November 20: Universal Children's Day; psychologists very concerned

Artículos Relacionados
Convocatoria de candidaturas del Premio Comenius para Jóvenes Psicólogos 2017
Psicólogos y expertos en derechos humanos piden protección para los niños del campamento de inmigrantes de Calais
La Psicología se mantendrá unida en Europa a pesar del Brexit-Comunicado de la BPS-EFPA
El presidente de la EFPA expresa su preocupación por la detención de académicos en Turquía
La EFPA abre una convocatoria de artículos sobre Enseñanza basada en la evidencia
El importante papel de la Psicología en la promoción y defensa de los derechos humanos-Nota de prensa de la EFPA
Los psicólogos europeos ofrecen su experiencia en la crisis de los refugiados en Europa-Comunicado de la EFPA