Como cada año, el Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio (AIJU) –entidad sin ánimo de lucro dedicada a la investigación, la seguridad y la calidad en todos los sectores de producto infantil y ocio-, ha publicado una nueva edición de su Guía del juguete Aiju 3.0.

El propósito de esta Guía es el de proporcionar información detallada y útil sobre juegos y juguetes, en función de su adecuación a las necesidades lúdicas y psicopedagógicas de sus destinatarios (analizando la información desde el punto de vista experto, familiar y evolutivo del propio niño), así como ofrecer una serie de recomendaciones acerca de la importancia de desarrollar la inteligencia emocional y fomentar la confianza, autonomía e iniciativa de los niños a través del juego.

Para tal fin, se ha contado con la participación de un equipo multidisciplinar de profesionales, compuesto psicólogos, pedagogos, educadores infantiles, diseñadores, técnicos en discapacidad, pediatras, maestros, etc., así como con la colaboración de Escuelas y ludotecas, de diferentes entidades y asociaciones especializadas en discapacidad (tales como la ONCE, la CEAPAT-Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas-, ASINDOWN-Asociación y Fundación Síndrome de Down Valencia o el Equipo especializado en discapacidad motora y atención temprana de Málaga), y de más de 100 familias.

Según han señalado los autores, la Guía está basada en criterios de calidad, al recomendar productos que superan un largo y exhaustivo proceso de observación, análisis y valoración, que pasa por la observación del juego con usuarios, hasta el análisis psicopedagógico de los productos (manejabilidad, atractivo, aportación al desarrollo del bebé/niño, edad recomendada, etc.), y el estudio de adecuación a discapacidades.

De este modo, el documento se estructura en diversos apartados que se corresponden con la franja de edad a la que van destinados los juguetes, los cuales se clasifican según las 4 tipologías de juego que establece el sistema ESAR (Sistema Psicopedagógico de Análisis y Clasificación de Juguetes):

  • Juegos de ejercicio: consisten, básicamente, en repetir una acción una y otra vez, por el placer de los resultados inmediatos, como sonajeros, andadores, pelotas, bicicletas, etc.

  • Juegos simbólicos: son juegos de imitación, fundamentales para comprender el entorno que nos rodea, por ejemplo, jugar a papás y mamás, a ser médicos, héroes, etc.

  • Juegos de ensamblaje: son aquellos que incluyen piezas para construir, encajar, ensartar, apilar, etc.

  • Juegos de reglas: son los que incluyen instrucciones o normas que se deben conocer y respetar para conseguir el objetivo del juego. Pueden ser colectivos o individuales.

En cada apartado se incluye también una valoración sobre su posibilidad de uso para niños con diversidad funcional, especificando su adecuación para niños con discapacidad motora, visual o auditiva, y señalando, en cada caso, si es necesario realizar algún tipo de adaptación para que puedan utilizarlos.

Como novedad en esta edición 2016-2017, el eje central se sitúa en torno al papel del juego y el juguete como herramienta integradora para la inclusión y diversidad en los niños y niñas. Los datos aportados a este respecto, se basan en el estudio desarrollado por el Instituto Tecnológico del Juguete bajo el título Juego, Juguete y Diversidad en España, donde se recoge la opinión de 500 familias sobre multiculturalidad, estereotipos de género y diversidad funcional en el juego y juguetes.

Tal y como indica la guía, el juego es una actividad social de comunicación, a través de la cual aprendemos a descubrir o conocer el entorno, a utilizar todo el potencial de nuestro propio cuerpo, así como a reconocer y aceptar a los otros. Asimismo, manifiesta, a través del juego y los juguetes se transmiten de forma natural los valores de una sociedad, mostrándose tajante al declarar que “somos los adultos quienes tenemos prejuicios a la hora de elegir juguetes. Somos los modelos de nuestros hijos e hijas, y es nuestra actitud la que hace que se perpetúen los estereotipos”.

A este respecto, expone algunos datos de su estudio, entre ellos los siguientes:

  • Para el 85% de las familias españolas el juego y los juguetes pueden contribuir al respeto a la diversidad. Se aprecia una tendencia clara en la sociedad española hacia una mayor integración a través del juego y una mayor inclusión en género e interculturalidad, que en diversidad funcional.

  • Se observa un incremento mucho más grande en la preocupación por el tema de la discriminación por género, que por raza o por capacidad funcional; al valorar la publicidad de juguetes, el 75% de las familias españolas considera que la publicidad es sexista y muestra estereotipos de género, mientras que sólo un 25% opina que los anuncios discriminan por raza o cultura, y un 29% cree que discrimina a niños con diversidad funcional.

  • Al 36% de las familias con hijos o hijas con discapacidad le resulta difícil encontrar juguetes adecuados para ellos.

  • El estudio muestra también cambios en los intereses y preferencias infantiles: para el 75% de las familias españolas, los juguetes no siempre reflejan la diversidad cultural de la sociedad. Empero, se van encontrando cambios hacia una mayor interculturalidad en los juguetes

A razón de lo anterior, los autores recuerdan que para conseguir la igualdad, la diversidad y la integración, es imprescindible dar a todos los niños y niñas las mismas oportunidades, independientemente de su género, cultura, raza o capacidad personal.

Señalan también la trascendencia de que todos los niños y niñas puedan jugar con cualquier juguete que les guste, y aconsejan “abrir la mente” hacia nuevos modelos menos estereotipados, mostrando una actitud abierta hacia colores, tipologías de juguetes y situaciones lúdicas sin distinción en cuanto al sexo.

Tan fundamental como respetar los gustos infantiles, la guía resalta la importancia de ofrecer juguetes variados y diversos, para estimular la diversidad y la inclusión a través del juego. Para ello, anima a buscar juegos y juguetes accesibles para todos, sin que las diferencias personales se conviertan en un obstáculo para desarrollar la actividad lúdica.

La guía finaliza recordando que, a través del juego y los juguetes, podemos contribuir a formar “personas dialogantes, tolerantes, solidarias, justas, comprometidas en la participación social, capaces de resolver conflictos de forma no violenta y respetuosas hacia personas diferentes”.

Se puede acceder a la guía completa pinchando el siguiente enlace:

Guía Aiju 3.0

Artículos Relacionados
Recomendaciones sobre juguetes: nueva edición de la Guía del juguete Aiju 3.0
Recomendaciones sobre juguetes: nueva Guía del juguete Aiju 3.0
Se edita una Guía de juguetes para niños con autismo
POR UN CONSUMO RESPONSABLE DE JUGUETES: COMUNICADO DEL COPG
LOS JUGUETES EN NAVIDAD. COMUNICADO DEL COLEXIO OFICIAL DE PSICÓLOGOS DE GALICIA
REGALOS DE NAVIDAD: UN OBJETO SÓLO ES UN JUGUETE SI APOYA Y POTENCIA EL JUEGO DEL NIÑO
Guía de educación para la salud en diversidad y discapacidad