La Fundación de Educación para la Salud (FUNDADEPS) del Hospital Clínico San Carlos, con el apoyo del Plan Nacional sobre el Sida (MSSSI), ha puesto en marcha un juego online (Trivihal positivo), cuyo objetivo es la prevención del VIH, así como reducir el estigma y la discriminación de las personas con VIH positivo.

El juego se asemeja al formato de preguntas y respuestas del trivial, de tal manera que el jugador pone a prueba sus conocimientos previos sobre medidas de protección y de riesgo frente al VIH, así como otras cuestiones relacionadas: tratamiento, prevención, incidencia, etc., recibiendo un feedback de su respuesta y una breve explicación aclaratoria. Los jugadores tienen la opción de evaluar su conocimiento  en 7 áreas diferentes: hombres que tienen sexo con hombres, personas que se inyectan drogas, personas que ejercen la prostitución, mujeres y hombres VIH positivos, personas privadas de libertad, inmigrantes en riesgo de exclusión y jóvenes en riesgo de exclusión.

De esta manera, el juego pretende servir de plataforma para la psicoeducación tanto de la población general como de las personas que presentan VIH positivo, mediante un formato lúdico y amigable y la utilización de las nuevas tecnologías.

Además del juego, la plataforma proporciona numerosos materiales como guías, informes o documentos técnicos que contienen información sobre prevención y atención a personas VIH positivo, agrupándolos en cada una de las áreas o colectivos anteriormente mencionados, así como enlaces webs a otras organizaciones y proyectos para profundizar sobre los temas tratados o para buscar ayuda en caso necesario.

Se puede acceder al recurso en el siguiente enlace:

Trivihal positivo

Artículos Relacionados
VIH, discriminación y derechos
El 50% de las personas con VIH se queja de alteraciones cognitivas
Guía psicoeducativa sobre la hepatitis C
La labor de los psicólogos, imprescindible para el logro de los objetivos de la ONU
PAPEL DE LA TERAPIA CONDUCTUAL EN LA OPTIMIZACIÓN DE LOS PROGRAMAS DE PREVENCIÓN DEL VIH - RESOLUCIÓN DE LA APA 2012