El miedo a la oscuridad es un temor muy común entre la población infantil, principalmente entre los 4 y los 6 años. Los niños que lo experimentan, suelen mostrar ansiedad a la hora de irse a dormir, refiriendo dificultades para conciliar el sueño.

La sensación de ansiedad es una situación particularmente incómoda, pero en los niños, este tipo de sentimientos “no sólo son normales, sino que también son necesarios”. De hecho, “aprender a hacer frente a la ansiedad puede preparar a los niños y jóvenes a gestionar las experiencias y situaciones en las que tendrán que enfrentarse a lo largo de la vida”.

Así lo indica el Observatorio de Salud de la Infancia y de la Adolescencia de la Fundación FAROS del Hospital Sant Joan de Déu, considerando que la clave para resolver los temores y ansiedades es poder superarlos. Por ello, ha publicado el cuento titulado: Mamá, ¡tengo miedo!, un relato a través de la cual habla de los miedos, como parte del crecimiento y del modo en que se van “venciendo poco a poco”.

Este cuento se enmarca dentro de la recopilación que Faros ofrece en su plataforma digital Faros Familia, con el fin de fomentar la lectura y difundir valores y hábitos saludables en la población infantil.

Puedes acceder al cuento desde la página Web de FAROS o bien a través del siguiente enlace:

Mamá, ¡tengo miedo!

Artículos Relacionados
Trastornos de ansiedad y fobias. Una perspectiva cognitiva
Comprender la ansiedad, las fobias y el estrés
TRATAMIENTO VIRTUAL PARA LAS FOBIAS
El miedo a la oscuridad. Álex en una misión secreta
Tratando… fobia a la oscuridad en la infancia y adolescencia