El pasado mes de marzo, la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad aprobó con modificaciones dos Proposiciones No de Ley tramitadas conjuntamente, relativas a la valoración de discapacidad para las personas con enfermedades neurodegenerativas.

La primera PNL, presentada por el Grupo Parlamentario Mixto en septiembre de 2016, ponía de relieve el gran reto al que se enfrenta la sociedad a la hora de abordar las enfermedades neurodegenerativas y sus consecuencias. Para ello, recogía algunos de los resultados del Informe presentado en el Ministerio de Sanidad por la Alianza Española de Enfermedades Neurodegenerativas (Neuroalianza) junto con la Universidad Complutense de Madrid (UCM), según los cuales, la prevalencia de afectados en España sería de 988.000 personas, con un coste total medio de 23.345 euros por afectado y año, identificando paralelamente un escenario complejo, caracterizado por la combinación de factores sociológicos y técnicos (incremento de la esperanza de vida, envejecimiento poblacional, previsible cronificación de las enfermedades, etc.), así como socio-económicos (incremento de los costes sanitarios, de la precariedad laboral, etc.).

Sin embargo, a pesar de estos datos, las personas con discapacidad por enfermedades neurodegenerativas “no responden al patrón de otras discapacidades, de modo que, en muchas ocasiones, se dan claras situaciones de desprotección social”, estando desamparadas por el sistema si no han alcanzado un grado de deterioro físico importante, y viéndose privadas, consecuentemente, “del acceso a servicios básicos y recursos imprescindibles para prevenir o paliar los efectos de este tipo de enfermedades”.

Ante este panorama, el Grupo Mixto proponía aprobar con la máxima celeridad la Estrategia Nacional de Enfermedades Neurodegenerativas.

Por otro lado, la segunda Proposición No de Ley, también presentada por este mismo Grupo Parlamentario, solicitaba el reconocimiento de un porcentaje mínimo de discapacidad del 33%, una vez recibido el diagnóstico para este tipo de enfermedades. A este respecto, recordaba el gran deterioro y padecimiento físico y psíquico que generan enfermedades como la Esclerosis Múltiple, el Parkinson o la Esclerosis Lateral Amniotrófica, entre otras, tanto en las personas que las padecen como en sus familiares; un sufrimiento que se agrava ante la “incertidumbre provocada por su impredecible evolución”. Asimismo, alertaba del modo en que el baremo establecido en el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía, afecta negativamente a los derechos y a la igualdad de oportunidades que tienen reconocidas todas las personas con enfermedades neurodegenerativas, al no adoptar las medidas necesarias para puedan disfrutar de sus derechos en condiciones de igualdad. Igual sucede en el ámbito de las prestaciones de la Seguridad Social.

Por este motivo, el Grupo Mixto consideraba fundamental el reconocimiento de las particularidades que conllevan las enfermedades neurodegenerativas, en las que cada paciente es un caso diferente, con una evolución distinta e impredecible, y, sin embargo una consecuencia común: “que tarde o temprano derivan en una situación de discapacidad y probablemente, de dependencia”.

En línea con las peticiones de las asociaciones de enfermos de Esclerosis Múltiple, Parkinson, ELA y otras enfermedades neurodegenerativas, esta Proposición No de Ley solicitaba adoptar las medidas oportunas para la creación de un nuevo tipo de discapacidad, basado en la tipología propia de estas enfermedades.

Tras el debate, ambas proposiciones se votaron de modo conjunto con modificaciones, quedando finalmente aprobadas por unanimidad en los siguientes términos:

“El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:

1. Adoptar las medidas oportunas para atender las peticiones de las asociaciones de enfermos de Esclerosis Múltiple, Parkinson, ELA y otras enfermedades neurodegenerativas, referentes a la creación de un nuevo tipo de discapacidad basado en la tipología propia de estas enfermedades.

2. Desarrollar definitivamente la Estrategia en Enfermedades Neurodegenerativas del Sistema Nacional de Salud, dotándola de los medios que sean necesarios, de acuerdo con el actual marco competencial y el conjunto de actuaciones y protocolos ya puestos en marcha por las diferentes Comunidades Autónomas, estableciendo un calendario de revisión de cumplimiento de objetivos.

3. Impulsar en la Comisión Estatal de Coordinación y Seguimiento de la Valoración del grado de Discapacidad:

a) Un informe acerca de la aplicación del baremo a las personas con enfermedades neurodegenerativas.

b) El estudio del reconocimiento tras el diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas rápidamente progresivas, especialmente el ELA, un porcentaje mínimo de discapacidad del 33%, a fin de compensar la especificidad, la realidad y las necesidades diarias que generan los cursos de estas enfermedades.

c) Propuestas para solucionar los problemas y disfunciones detectados en el citado informe, incluyendo la modificación del baremo para que dé un tratamiento adecuado a la discapacidad derivada de enfermedades neurodegenerativas, en el sentido de que el diagnóstico de la enfermedad sí sea un criterio de valoración en sí mismo”.

Para acceder a las dos propuestas, pincha los siguientes enlaces:

Proposición no de Ley sobre la valoración de discapacidad para las personas con enfermedades neurodegenerativas

Proposición no de Ley relativa al reconocimiento de un porcentaje mínimo de discapacidad del 33%, tras el diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas

Artículos Relacionados
Aprobada la primera Estrategia de Enfermedades Neurodegenerativas del Sistema Nacional de Salud
EL PARLAMENTO EUROPEO RECONOCE LA CONTRIBUCIÓN DE LA PSICOLOGÍA EN LA LUCHA CONTRA EL ALZHEIMER Y OTRAS DEMENCIAS
Se presenta el Libro Blanco de Párkinson en España
Primer protocolo para el manejo de la Enfermedad de Parkinson de la Comunidad de Madrid
La importancia de la intervención psicológica en la Esclerosis Múltiple-Día Mundial de la EM
App para personas con esclerosis múltiple
SE RECLAMAN PSICÓLOGOS Y NEUROPSICÓLOGOS EN LAS UNIDADES DE MULTIDISCIPLINARES DE INTERVENCIÓN EN EM