La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha publicado un informe, a través del cual identifica algunos de los principales problemas a los que se enfrentan los usuarios de los servicios de Salud Mental y que vulneran significativamente sus Derechos Humanos.

Como ya informó Infocop Online en su momento, este informe surge tras la Resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, a través de la cual se alertaba de la discriminación que sufren las personas con problemas de salud mental y se manifestaba el compromiso de abordar esta grave problemática, solicitando para ello, al Alto Comisionado, la preparación de un informe relativo a “la integración de esta perspectiva de derechos humanos en la salud mental y sobre la materialización de los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas con trastornos mentales o discapacidades psicosociales, incluidas aquellas que utilizan los servicios de salud mental y sociales”.

El documento redactado por el Alto Comisionado advierte de violaciones significativas de los Derechos Humanos en la práctica de la prestación de atención a la Salud Mental, como la institucionalización forzada y la toma de decisiones sustituida, y aboga por una mayor sensibilización, atención comunitaria y la paridad de tratamiento, valorando en pie de igualdad la salud mental y la física.

Concretamente, denuncia, la institucionalización en contra de la voluntad de una persona, pese a constituir una flagrante privación de la libertad que afecta tanto a la salud mental como a la física, “sigue siendo una práctica generalizada”. De igual modo, el Alto Comisionado alerta del tratamiento forzado y otras prácticas nocivas –entre ellas, la reclusión en régimen de aislamiento, la esterilización forzada, el empleo de medios de coerción, la medicación forzosa o la sobremedicación (incluida la medicación administrada con argumentos falsos y sin revelar riesgos)-, que “no solo vulneran el derecho al consentimiento libre e informado, sino que constituyen malos tratos y pueden ser constitutivos de tortura.

Tal y como señala el texto, existen ciertos estereotipos negativos profundamente arraigados en relación con quienes tienen problemas de salud mental o se considera que los tienen –como, por ejemplo, la idea de que no pueden ejercer su capacidad de actuar en asuntos que les afectan o de contribuir de manera positiva a la sociedad-, que son en buena medida responsables de crear y perpetuar el estigma y la discriminación. Lamentablemente, estos prejuicios y estigmas están presentes en todos los ámbitos de la vida, incluidos los entornos sociales, educativos, laborales y de salud, y determinan profundamente tanto la consideración que recibe el individuo, como su propia autoestima.

Como conclusión, el informe del ACNUDH recomienda la introducción de una serie de cambios de política que, a su juicio, contribuirían a hacer plenamente efectivos los derechos de esos grupos. Entre los diversos cambios propuestos figuran acciones destinadas a mejorar la calidad de los servicios de salud mental, poniendo fin inmediato a los tratamientos y la institucionalización involuntarios, así como al aislamiento y las medidas de inmovilización (tanto física como farmacológica); paralelamente sugiere la adopción de medidas orientadas a que los servicios de salud, incluidos los servicios de salud mental, se rijan por el principio del consentimiento libre e informado de la persona, poniendo de relieve la trascendencia de incorporar servicios de salud mental interdisciplinarios en la Atención Primaria, con el fin de materializar el planteamiento “de la persona en su integridad”.

El Alto Comisionado ha instado también a crear un entorno jurídico y normativo propicio a la realización de los Derechos Humanos de las personas con problemas de salud mental o discapacidad psicosocial, reconociendo su autonomía, su capacidad de actuar y su dignidad.

El informe se puede descargar desde la página Web de EUFAMI o bien directamente a través del siguiente enlace:

Salud Mental y Derechos Humanos

Artículos Relacionados
Organizaciones europeas se unen por la mejora de la Salud Mental en Europa
El papel fundamental de los psicólogos en la defensa y promoción de los Derechos Humanos-comunicado de la EFPA
Psicólogos y expertos en derechos humanos piden protección para los niños del campamento de inmigrantes de Calais
Resolución de la ONU sobre salud mental y Derechos Humanos
Muchas personas con trastornos mentales sufren graves y frecuentes vulneraciones de sus Derechos Humanos, según un informe
El importante papel de la Psicología en la promoción y defensa de los derechos humanos-Nota de prensa de la EFPA
El papel de los psicólogos en la protección de los derechos humanos, comunicado de la EFPA