Los servicios de salud mental de todo el mundo “están basados ​​en prácticas anticuadas que violan los derechos humanos”. Esta fue una de las afirmaciones de Dainius Pûras, profesor de psiquiatría de Lituania y Relator Especial de los derechos sobre la salud de la ONU, durante la celebración del Consejo de Derechos Humanos, celebrado en Ginebra el pasado 6 de junio.

Según este experto independiente, la práctica médica en salud mental está eclipsada por un modelo biomédico “obsoleto”, que basa su actuación en la prescripción de fármacos psicotrópicos (a pesar de su dudosa eficacia y de sus efectos nocivos) y en un uso "sesgado" de la evidencia científica, contaminando nuestra comprensión sobre los problemas de salud mental.

En palabras del experto, este modelo de atención (que no ha encontrado apoyo en la evidencia) persiste debido a que el poder y la toma de decisiones en salud mental se concentran en manos de "guardianes biomédicos", particularmente los que representan a la psiquiatría biológica, apoyados por la industria farmacéutica.

En su análisis de la situación, Dainius Pûras se mostró determinante: "Las políticas y los servicios de salud mental están en crisis, no una crisis de desequilibrios bioquímicos sino una crisis de desequilibrios de poder. Necesitamos compromisos políticos enérgicos, respuestas políticas urgentes y medidas correctivas inmediatas".

Por este motivo, en lugar de seguir perpetuando el modelo biomédico en la atención a la salud mental, el Relator Especial de la ONU solicitó a los Estados miembro que se desvinculen de la línea de pensamiento y práctica médica tradicional y adopten un enfoque de atención basado en el respeto a los derechos humanos, que promueva la atención psicosocial de los trastornos de salud mental.

Tal y como declaró ante el Consejo de Derechos Humanos: "necesitamos poco menos que una revolución en la atención de la salud mental para poner fin a décadas de abandono, abuso y violencia". Para Dainius Pûras, médico con una dilatada experiencia en salud mental, salud infantil y políticas de salud pública, así como director y profesor del Centro de Pediatría Social Psiquiátrica de la Universidad de Vilnius (Lituania) “el statu quo es simplemente inaceptable"."Es crucial ahora evaluar las causas profundas del fracaso y trazar un camino hacia adelante” para alcanzar un consenso mundial sobre la mejor manera de abordar los problemas de salud mental, concluyó.

Fuente:

ONU

Artículos Relacionados
El mundo necesita una revolución en la atención a la salud mental, informe de la ONU
Resolución de la ONU sobre salud mental y Derechos Humanos
Organizaciones europeas se unen por la mejora de la Salud Mental en Europa
IRLANDA DEL NORTE SE SUMA AL PROGRAMA DE ACCESO A TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS
Expertos de Reino Unido piden un mejor acceso a las terapias psicológicas
Mitos y realidades sobre el modelo biomédico en salud mental
La Asociación Británica de Psicología llama al cambio de paradigma en salud mental