La violencia contra las mujeres no es un fenómeno aislado ni excepcional, sino que tiene un carácter estructural y constituye un hecho habitual en la vida de las mujeres. Ante la gravedad, extensión y consecuencias de este tipo de violencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, en el año 2005, constituirá un problema mundial de salud pública.

Con respecto a las personas con enfermedad mental, los estudios cuantitativos realizados a nivel estatal arrojan cifras tan inquietantes como las siguientes:

  • 3 de cada 4 mujeres con enfermedad mental grave (EMG) han sufrido violencia en el ámbito familiar o/y en la pareja alguna vez en su vida.

  • El riesgo que tiene una mujer con EMG de sufrir violencia en la pareja se multiplica entre 2 y 4 veces respecto a las mujeres en general.

  • Como en todos los casos de violencia contra las mujeres, el tipo de violencia más frecuente en la pareja es la psicológica.

  • El 40% de las mujeres con EMG que están sufriendo violencia en la pareja en la actualidad no la identifican como tal.

  • En la mitad de los casos, el o la profesional de referencia en la Red de Salud Mental de la mujer no conocía la existencia del maltrato ocurrido durante el último año.

Con esta alarmante introducción se presenta la Guía Investigación sobre violencia contra las mujeres con enfermedad mental 2017, elaborada por la Federación de Euskadi de asociaciones de familiares y personas con enfermedad mental (FEDEAFES), con los objetivos de sensibilizar a los profesionales que trabajan en salud mental de la elevada prevalencia de la violencia en este colectivo, alertar sobre las conexiones existentes entre violencia y enfermedad mental, identificar situaciones de violencia en mujeres con enfermedad mental -con o sin diagnosticar-, y señalar algunas orientaciones que puedan guiar la actuación profesional tras la detección de un caso de maltrato.

El documento finaliza con una serie de propuestas dirigidas a las instituciones para mejorar la atención a las mujeres que sufren o han sufrido violencia de género; entre estas recomendaciones, concretamente, subraya la existencia de servicios de atención psicológica especializados en violencia, señalando que “una atención psicológica adecuada que aborde la violencia vivida desde un enfoque de género, incide favorablemente en la propia enfermedad mental”.

La Guía se puede descargar a través de la página de la Federación o bien directamente a través del siguiente enlace:

Guía Investigación sobre violencia contra las mujeres con enfermedad mental 2017

Artículos Relacionados
Nueva herramienta para la sensibilización, detección y prevención de la violencia contra las mujeres con enfermedad mental
GUÍA DE ATENCIÓN A MUJERES MALTRATADAS CON TRASTORNO MENTAL GRAVE
Programas de intervención con maltratadores en España: la perspectiva de los/as profesionales
El COP pide al Congreso que las intervenciones psicológicas en Violencia de Género sean realizadas por psicólogos
Según un estudio el 62% de los universitarios han vivido alguna situación de violencia de género