Pablo Población y Elisa López Barberá

Editorial: Desclée de Brouwer

153 páginas

En este nuevo libro sobre Psicodrama los autores penetran en lo más recóndito de las escenas. La escena ya no es aquella choza donde los griegos presentaban sus más primitivos dramas. Ahora se trata de un espacio en el que se juegan, no solo la acción de los personajes, sino también los mundos internos y externos del protagonista y de todas las personas presentes en el hecho dramático.

Se habla del tiempo y del espacio, pero más allá del espacio-tiempo, concepto arañado de la física de partículas que nos lleva a la aceptación de la simultaneidad de pasado, presente y futurible. Con ello, el hecho de aceptar que toda intervención está sometida a un haz de probabilidades que llevará a responder desde la indeterminación al desarrollo del juego terapéutico, hasta cristalizar en una posible catarsis.

El lector encontrará un capítulo dedicado al concepto de mirar y ver en escenas, a la movilización de una óptica privilegiada para acercarse a las mismas.

El recorrido nos lleva desde una primera descripción de una escena vivida por los autores, hasta las escenas de los sueños que nos acercan a los mitos arcaicos latentes en todas ellas.