Las enfermedades mentales son consideradas un problema de salud pública de primera magnitud, con una gran repercusión sobre la calidad de vida de los pacientes y sus familiares, sobre la morbimortalidad de los ciudadanos y en el funcionamiento del propio Sistema Nacional de Salud (SNS).

Con esta introducción, se expone una Proposición No de Ley, presentada por el Grupo Parlamentario Popular a la Mesa del Congreso de los Diputados, relativa a la actualización de la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud

En su texto, el PP cita algunos datos en torno a la prevalencia e impacto de los trastornos mentales, tales como los de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que cifra en un 25% el porcentaje de población que “sufre, en algún momento de la vida, al menos un trastorno mental”, advirtiendo del notable el incremento de estos trastornos en todo el mundo, principalmente la depresión y la ansiedad, cuya prevalencia, entre 1990 y 2013, ha aumentado aproximadamente un 50%.

En nuestro país, concretamente, el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam), adscrito al Instituto de Salud Carlos III, en el Ministerio de Economía y Competitividad, advierte de que los trastornos mentales suponen “la causa más frecuente de enfermedad en la Unión Europea, por delante incluso de las enfermedades cardiovasculares y del cáncer”, con un impacto en la calidad de vida de las personas “superior al generado por enfermedades crónicas como la diabetes, la artritis o las patologías respiratorias”.

Por todo lo anterior, propone su iniciativa, a través de la cual insta al Gobierno, “en el ámbito de sus competencias, a evaluar y actualizar la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud, teniendo en cuenta las propuestas de las Comunidades Autónomas, los colegios profesionales, las sociedades científicas y asociaciones de afectados, para su análisis y, en su caso, aprobación en el seno del Consejo Interterritorial de Salud”.

Dicha Estrategia, consiste en un documento que contempla diferentes medidas necesarias para la mejora de la atención a la Salud Mental en nuestro país, y cuya actualización, como ya informó Infocop Online en su momento, fue rechazada por el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en abril del pasado año 2016. Entre los motivos aducidos para su rechazo, se mencionó la carencia de un análisis real y completo de la situación actual, traducida en una falta de identificación de las necesidades y en el establecimiento de estrategias y objetivos poco coherentes. Asimismo, se advertía del hecho de que algunas CC.AA. habían emprendido planes integrales autonómicos que superaban al nacional, razón por la cual solicitaban una nueva revisión del texto actualizado, tal y como indica la Proposición No de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular.

La Propuesta, ha quedado admitida a trámite para su debate en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales, y se puede descargar desde la página Web del Congreso (pág. 235) o bien a través del siguiente enlace:

Proposición No de Ley relativa a la actualización de la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud

Artículos Relacionados
Aprobada una PNL relativa a la actualización de la Estrategia en Salud Mental
Respuesta del Gobierno sobre el estado de la Estrategia de Salud Mental
Rechazada una PNL para el impulso de la Salud Mental en el SNS
Respuesta del Gobierno sobre la nueva Estrategia de Salud Mental como medida de prevención del suicidio
Presentada una PNL para el impulso de la salud mental en el SNS