COP Madrid

El Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid se ha integrado en el Pacto de Convivencia. Este Pacto es una plataforma integrada por representantes de instituciones y colectivos significativos de la sociedad civil, con voluntad incluyente, constituido con el fin de consensuar e implementar propuestas encaminadas a fortalecernos como sociedad frente al proceso de radicalización creciente. Está abierta a la incorporación de más entidades.

El Colegio está representado en este Pacto, a través de la colegiada Miriam González Pablo, Coordinadora del Grupo de Emergencias, Urgencias y Catástrofes  del  Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Plataforma Pacto de Convivencia

La Plataforma Pacto de Convivencia está compuesta por representantes de instituciones colegiadas, universidades, confesiones religiosas y otros colectivos de la sociedad civil que se han unido para trabajar por la paz y la convivencia.

El primer encuentro de este grupo de trabajo tuvo lugar el 11 de marzo de 2016, pero no fue hasta el 29 de agosto cuando salió a la luz, tras los atentados ocurridos en Barcelona y Cambrils.

Los principales objetivos del Pacto de Convivencia son:

  • Sumar voluntades de instituciones y sociedad civil en general para fortalecer a la sociedad civil ante el fenómeno de la radicalización en sus diferentes formas.
  • Explorar líneas preventivas de actuación conjunta y diseñar una agenda común para reforzar la convivencia pacífica e inclusiva en España.

Las entidades que conforman este Pacto además del Colegio son:  Arzobispado de Madrid, Comisión Islámica de España, Colegio de Abogados de Madrid, Consejo de Víctimas de Delitos de Odio y Discriminación, Coordinadora de Organizaciones de Cooperación para el Desarrollo, CRUE- Universidades Españolas, Diaconía España, Federación de Comunidades Judías de España, Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, Movimiento contra la Intolerancia, Plataforma del Tercer Sector.

El Pacto de Convivencia tiene el siguiente Decálogo de compromisos:

  1. Asumimos como propios los valores contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el Tratado de la Unión Europea y en la Constitución Española referidos al principio de la dignidad de la persona y los derechos inviolables de todo ser humano a la vida, a la integridad física y moral, así como a la consecución de las condiciones para que la libertad e igualdad de todas las personas y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas, y permitan el libre desarrollo de su personalidad y dignidad, en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre hombres y mujeres.
  2. Manifestamos nuestra más firme condena de la violencia en cualquiera de sus expresiones o modalidades, sea quien fuere el que la practique y cualquiera que sea su origen, incluyendo en ella la intemperancia verbal, las vejaciones, el lenguaje hiriente u ofensivo que de cualquier manera contribuya o estimule la sospecha, la amenaza, el acoso, la discriminación o la confrontación y mostramos nuestra solidaridad efectiva con todas las víctimas.
  3. Expresamos nuestra voluntad irrevocable de comportarnos fraternalmente los unos con los otros, conforme expresa el primer artículo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y de construir la convivencia desde el respeto cívico, conscientes de que solo una sociedad que pretende la reconciliación puede desarrollar procesos de diálogo desde la pluralidad.
  4. Elegimos reforzar la confianza mutua, el respeto, la transparencia, el valor y la generosidad en todas nuestras actuaciones.
  5. Creemos en el poder de la palabra y en la importancia y necesidad de la acción cívica como instrumentos para denunciar y transformar toda estructura o pensamiento que oprima a las personas, cualesquiera que sean sus creencias, su situación o manera distinta de manifestar su condición humana.
  6. Proponemos profundizar en los mecanismos de diálogo, consenso y encuentro, reforzando el uso de un lenguaje de respeto mutuo, de tolerancia, de consideración por las ideas ajenas, de supremo aprecio por la vida y la dignidad del ser humano.
  7. Reconocemos el valor de las éticas establecidas desde fundamentaciones diversas, seculares o religiosas, que respetan la autonomía de las conciencias, que buscan cohesionar las sociedades y ofrecen vías no-violentas para construir comunidades más justas e inclusivas.
  8. Nos comprometemos a elaborar y asumir un consenso ético y cívico construido a partir de los valores humanos, criterios y actitudes fundamentales presentes en las diferentes tradiciones religiosas y laicas ético-filosóficas que coexisten en nuestra sociedad.
  9. Declaramos nuestra firme voluntad de contribuir a la resolución de los conflictos de la manera más justa posible, ejerciendo el autocontrol y el uso éticamente orientado de todas las libertades en pro del bien común.
  10. Nos comprometemos a desarrollar líneas de trabajo en común y con nuestras respectivas instituciones y colectivos a fin de fortalecer las condiciones necesarias para la convivencia y dar cumplimiento práctico en todas sus dimensiones a este pacto, así como para erradicar de nuestros ámbitos de relación todo comportamiento contrario a los principios aquí expuestos.

El pasado 16 de septiembre, el Pacto de la Convivencia realizó un acto a favor de la convivencia y contra el terrorismo y en homenaje a las víctimas de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils, en el que se recordó también a las víctimas de la violencia terrorista en todo el mundo.

El Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid estuvo representado en este acto por la Vicedecana del Colegio María del Rocío Gómez Hermoso.

Los pasados 29 de agosto y 16 de septiembre se enviaron sendos comunicados:

Con la víctimas, en defensa de la paz y de la convivencia
Por la paz y la convivencia

Artículos Relacionados
COP e Interior avanzan en el convenio para la atención psicológica a víctimas del terrorismo
El Ministerio del Interior y el COP ponen en marcha la Red Nacional de Psicólogos para la Atención de Víctimas del Terrorismo
Buenas prácticas en el trato con víctimas del terrorismo
Construir la resiliencia para manejar la exposición indirecta al miedo, según la APA
Las víctimas de terrorismo presentan trastornos psicológicos que precisan atención especializada, incluso 20 años después
Aprobado el Reglamento de la Ley de Reconocimiento y Protección Integral de las Víctimas del Terrorismo