Las nuevas formas de juego han traído consigo diferentes modalidades de ludopatía más allá de las clásicas máquinas tragaperras, como los juegos online (póker, casino, etc.), las apuestas deportivas o los videojuegos. En general, las personas que presentan ludopatía o juego patológico invierten una cantidad desproporcionada de tiempo en este tipo de actividades, así como muestran un deseo o preocupación por participar en el juego y se sienten irritables ante su interrupción o finalización. La conducta de juego puede dar lugar a pérdidas económicas graves, de tal manera que estas personas tienden a ocultar a la familia y amigos su problema y pueden perder oportunidades de desarrollo personal, social o laboral debido al tiempo dedicado al juego.

Para mejorar la comprensión de la ludopatía entre la población general, la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) en colaboración con la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas, ha publicado una Cartilla de la ludopatía, en la que se abordan los aspectos que caracterizan a los problemas de juego patológico. La cartilla incluye un test de autoevaluación, así como recomendaciones de actuación en caso necesario.

Tal y como se especifica en el documento, resulta esencial que la persona que presenta este tipo de conducta asuma la existencia del problema y comience un programa de rehabilitación o tratamiento. Habitualmente se requiere el cumplimiento de unas normas para alcanzar los objetivos terapéuticos durante el tratamiento, como no jugar a ningún juego de azar (ni siquiera sin apostar dinero), firmar la autoprohibición para la entrada en casinos, bingos y juego online, reconocer las deudas contraídas y programar su devolución, impedir cualquier tipo de acceso inmediato a dinero (cuentas bancarias, dinero en casa, cajeros automáticos, tarjetas de crédito, etc.), dejar el control absoluto del dinero a cargo de otro familiar, llevar únicamente el dinero necesario y justificar todos los gastos realizados, modificar ciertos hábitos que faciliten la abstinencia al juego, evitar situaciones y lugares de juego y cerrar todas las posibles vías de financiación del juego.

Junto con este documento, la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) ha publicado un informe, denominado, Juego y comorbilidad. Protocolo de intervención en pacientes con comorbilidad, en el que se hace una revisión de los problemas comórbidos que pueden presentarse en este tipo de pacientes y de los programas de intervención eficaces en el abordaje de este problema. Asimismo, los autores presentan un protocolo de intervención para facilitar su difusión y conocimiento.

Las personas interesadas pueden acceder al recurso a través del siguiente enlace:

Cartilla de ludopatía

Artículos Relacionados
Respuesta del Gobierno sobre actuaciones llevadas a cabo en relación con la prevención de ludopatías
Las personas adictas a los juegos de azar cada vez son más jóvenes
EL JUEGO PATOLÓGICO. AVANCES EN LA CLÍNICA Y EN EL TRATAMIENTO
LOS PSICÓLOGOS AYUDAN A REHABILITARSE DE LA LUDOPATÍA