A pesar de que el Trastorno Bipolar afecta a cerca del 2,6% de la población mundial y es la sexta causa de discapacidad en el mundo, los afectados tardan una media de cinco años en ser diagnosticados, y la mitad de ellos no sigue ningún tratamiento.

Estos son algunos de los datos que aporta la Fundación Mundo Bipolar cuyo objetivo es concienciar de que esta patología es una enfermedad grave que hay que tomar en serio. El diagnóstico precoz es fundamental para prevenir el deterioro físico y cognitivo asociado al trastorno.

Según la directora de la Fundación Mundo Bipolar, Guadalupe Morales, son más graves las consecuencias sociales, económicas, afectivas y familiares, que la propia enfermedad. En concreto, un 45% de los pacientes se ha sentido discriminado en alguna ocasión, más de un 75% de los casos ven reducidas las expectativas de éxito en la vida, y casi la mitad pierde su trabajo. Además, cerca de un 18% de las personas con trastorno bipolar se suicida debido a la situación vital y al estigma social derivado de su diagnóstico.

Para más información se puede ver el documental elaborado por la Fundación Mundo Bipolar, “De enfermo a ciudadano”:

Artículos Relacionados
Noruega abre el primer hospital psiquiátrico que ofrece tratamiento sin fármacos
Cómo reconocer un posible trastorno bipolar, según la APA
Actualización de la Guía del NICE sobre trastorno bipolar
Los antipsicóticos se asocian a una mala adaptación psicosocial en jóvenes con trastorno bipolar, según un estudio
Se crea una “app” para medir el estado de ánimo de las personas con trastorno bipolar
Volviendo a la normalidad. La invención del TDAH y del trastorno bipolar infantil
Ficha técnica de la Guía de Práctica Clínica sobre Trastorno Bipolar