Se necesitan más programas de prevención para combatir la extorsión sexual a menores. Esta es una de las conclusiones de un reciente informe elaborado por la Oficina Europea de Policía (Europol), agencia encargada de velar por el cumplimiento de la Ley en la Unión Europea (UE), sobre coacción y extorsión sexual online a menores (Online sexual coertion and extortion as a form of crime affecting children).

En el informe se realiza un análisis del estado de la cuestión en Europa, así como del perfil típico de los abusadores y víctimas de este tipo de delitos, realizando una serie de propuestas para responder de forma eficaz a este problema.

Las principales conclusiones y recomendaciones del informe son las siguientes:

  • Parece haber dos motivaciones principales para la coacción y la extorsión sexual online de niños: sexual y financiera. Los menores pueden ser víctimas de ambos. Sin embargo, la gratificación sexual del abusador parece ser el principal motivo. Los delitos con motivación financiera son predominantemente llevados a cabo por delincuentes organizados con base fuera de la UE.
    • Recomendación: Es necesario crear y poner en práctica estrategias diferenciadas que reflejen las diferentes motivaciones posibles de cometer este tipo de delitos y los distintos perfiles de los abusadores de cara a la prevención y a la gestión de este problema.
  • Una limitación importante de la capacidad actual para evaluar la verdadera naturaleza de la coerción sexual online a menores y combatirla con éxito es la falta de un lenguaje común y la comprensión de este fenómeno por parte de los diferentes interesados, como los sistemas jurídicos y judiciales, las fuerzas del orden y el sector privado. incluyendo los medios.
    • Recomendación: Abogar por iniciativas que contribuyan a un enfoque multidisciplinario e integral, cuyos elementos esenciales son la prevención y la educación, la penalización de diversas formas de conducta, la presentación de informes y la intervención, junto con políticas diseñadas para involucrar a representantes de diferentes sectores.
  • La expresión "sextortion", comúnmente utilizada en el discurso público, puede llevar a una comprensión ambigua y, a veces, incluso paradójica del crimen que afecta a los niños. El uso de este término implica la equivalencia con el delito que afecta a los adultos, y puede llevar a una falta de reconocimiento de las características más complejas y matizadas del delito que afecta a los niños y de sus graves consecuencias en este sector de la población.
    • Recomendación: Promover el uso de terminología adecuada que refleje exhaustivamente la naturaleza de la extorsión y coerción sexual a menores.
  • La coacción y la extorsión sexual online de niños, reflejo de los nuevos fenómenos delictivos de la era digital, está muy poco estudiada. Las lagunas en la investigación limitan la capacidad de desarrollar políticas e intervenciones basadas en evidencia, ya sea a nivel de identificación de nuevos casos, desarrollo de mecanismos adecuados de presentación de informes, estrategias legislativas y preventivas o implementación de intervenciones que respondan de manera eficaz a las necesidades de la víctima, el perpetrador y otras poblaciones interesadas.
    • Recomendación: Llevar a cabo investigaciones académicas más exhaustivas, especialmente en términos de las características de la víctima y del perpetrador, el proceso delictivo y la interrelación de apoyo entre la víctima y el abusador. Como la victimización financiera de los niños es una tendencia comparativamente nueva en el abuso y la explotación sexual infantil online se requiere un mayor trabajo empírico para identificar los factores particulares que hacen que los jóvenes sean vulnerables a la explotación financiera.
  • Al identificar los casos de extorsión sexual a menores, supone un gran desafío discriminar de manera confiable entre los comportamientos consentidos y no consentidos relacionados con el contenido sexual producido por los jóvenes, como el sexting, teniendo en cuenta que incluso el menor que es consciente de su explotación puede verse comprometido por estrategias de solicitud engañosas o simplemente por la falta de conocimiento de lo que constituye tal práctica.
    • Recomendación: se debe analizar cómo la coerción sexual online y los delitos de extorsión están influenciados por el comportamiento de los niños y jóvenes, así como indicar los perfiles de riesgo y vulnerabilidad en su comportamiento online que los hace susceptibles a la coacción y extorsión sexual online.
  • La naturaleza compleja y dinámica del comportamiento ilícito online causa deficiencias a la hora de poder llevar a cabo un registro de incidentes, lo que crea dificultades para evaluar el alcance de esta amenaza delictiva.
    • Recomendación: Seguir investigando en entornos online para garantizar que las acciones delictivas se reflejen por completo en las disposiciones legales y se clasifiquen de manera coherente, lo que permite una recuperación de datos precisa. Es conveniente revisar la situación individual presente en cada país, para evaluar si la legislación actual puede hacer frente a las complejidades de este fenómeno, si es complementaria y si es suficiente para garantizar el proceso legal adecuado.
  • En el contexto de la intervención preventiva, se ha observado una falta de programas de concienciación que permitan explicar las características de los delitos de coacción sexual a menores y que aborden sus elementos clave.
    • Recomendación: Ofrecer programas de sensibilización efectivos y hechos a medida para que los niños y los jóvenes conozcan el uso aceptable e inaceptable de la comunicación online, incluida la ilegalidad de algunas prácticas online. Dichos programas deberían incluirse en los planes de estudios escolares.
  • Los mecanismos de presentación de informes de resultados siguen un enfoque multidisciplinario, en forma de informes cruzados, donde están representados los diferentes actores. Las diferencias entre los objetivos de cada uno de los actores, especialmente la desconexión entre los mecanismos de presentación de informes y las iniciativas de apoyo, plantean desafíos para la coherencia y la eficacia en este ámbito.
    • Recomendación: Llevar a cabo una revisión de las soluciones aplicadas a nivel nacional en los distintos Estados miembros de la UE para garantizar que reflejen todos los posibles escenarios de las formas de coacción y extorsión sexual online a menores, asegurando que todos los posibles menores víctimas de este tipo de delitos puedan recibir asistencia personalizada. Las campañas de prevención deben estar estrechamente vinculadas con los mecanismos de información y apoyo para alcanzar plenamente sus objetivos.
  • El entorno online donde se puede detectar la coerción y la extorsión sexual de los niños debe ser monitoreado por los proveedores de la plataforma para encontrar las formas más efectivas de eliminar estos comportamientos.
    • Recomendación: el sector privado debe seguir esforzándose para mejorar la detección, la intervención preventiva y los mecanismos de información de resultados a través de sus propios servicios.

Las personas interesadas pueden acceder al informe a través del siguiente enlace:

Online sexual coertion and extortion as a form of crime affecting children

Artículos Relacionados
Aprobada una Proposición No de Ley para crear un Plan de prevención contra el abuso sexual Infantil
Campaña para prevenir la extorsión sexual online de menores, con recursos y materiales didácticos
Aprobada una PNL para promover medidas contra la hipersexualización de la infancia
El uso y riesgos de Internet entre los niños y niñas más vulnerables, según UNICEF
Es esencial sensibilizar sobre el riesgo de la sexualización temprana de la infancia, según una PNL
Se aprueba emprender medidas para el abordaje integral de necesidades de las víctimas de agresión sexual
Sexting entre adolescentes: prevalencia y perfil de personalidad
Aprobado el Plan Integral de Lucha contra la Trata de Mujeres y Niñas con Fines de Explotación Sexual 2015-2018
Los menores y las mujeres, principales víctimas de la trata de seres humanos