Los distintos grupos poblacionales presentan necesidades diferentes relacionadas con la demencia, por lo que los servicios psicológicos deberían ser culturalmente apropiados.

Así lo afirma el Grupo Asesor de Demencia de la Sociedad Británica de Psicología (Psychological Society’s Dementia Advisory Group) en su informe sobre Demencia, accesibilidad y grupos minoritarios (Dementia, accessibility and minority groups), un documento a través del cual se ofrece una visión general de las necesidades de las personas pertenecientes a la población negra, asiática y minorías étnicas de Reino Unido que se ven afectadas por la demencia, así como sus familias y cuidadores.

Según señalan los autores, el informe tiene como objetivo resumir la investigación y la evidencia clínica en esta área, y ayudar a los Comisionados y otras partes interesadas a mejorar de los servicios que prestan su atención a personas con esta problemática.

A este respecto, el informe de evidencias se estructura en los siguientes puntos clave:

1.  Las diferentes comunidades presentan distintas necesidades relacionadas con la demencia y no deben tratarse como un único grupo homogéneo.

2. El número de personas pertenecientes a comunidades negras, asiáticas y minorías étnicas que se ven afectadas por la demencia, aumentará más rápidamente y de forma significativa en Reino Unido.

El informe prevé que la estimación actual de casi 25.000 personas con demencia de las comunidades BAME (en inglés son las siglas de black, Asian, and minority ethnic) en Inglaterra y Gales crecerá a casi 50.000 en 2026 y más de 172.000 personas en 2051.

3. Dentro de algunas comunidades BAME, las diferentes formas de interpretar la demencia, el envejecimiento y la atención pueden actuar como barreras que impiden a las personas buscar ayuda.

Por ejemplo, en la mayoría de los idiomas del sur y este de Asia, no existe una palabra equivalente a "demencia", y los síntomas como la pérdida de memoria o el reconocimiento erróneo de rostros y lugares pueden entenderse como parte del proceso de envejecimiento normal, o como consecuencia de una enfermedad física o una enfermedad mental.

Asimismo, las palabras que existen para describir los cambios asociados con la demencia tienden a ser peyorativas, incrementando así la probabilidad de que la demencia se experimente en términos de vergüenza.

Por otro lado, el rol de los miembros de la familia que actúan como cuidadores también puede estar en riesgo de invisibilización dentro de algunas comunidades BAME. De este modo, los cuidadores pueden tener menos posibilidades de acceder a las estructuras y mecanismos existentes de apoyo dentro de los sectores estatutario y voluntario.

4. Los servicios psicológicos deben ser culturalmente apropiados.

El proceso de evaluación y diagnóstico de la demencia puede verse afectado por barreras idiomáticas. Por ejemplo, si bien algunos métodos de evaluación han sido validados en una amplia variedad de idiomas -incluyendo Gujarati, Bengali, Punjabi, Hindi y Urdu-, todavía requieren un médico bilingüe para administrarlos o la presencia de un intérprete cualificado.

De igual forma, la participación en intervenciones psicológicas puede verse afectada por problemas similares.

La British Psychological Society recuerda que los profesionales que atienden a estas personas –entre ellos psicólogos - deben tener en cuenta que la forma de aparición de los síntomas de la demencia puede variar en personas mayores pertenecientes a comunidades BAME.

Tal y como indica la BPS, la literatura de investigación sugiere también que las experiencias previas de hostilidad y racismo en algunas comunidades pueden disuadir a muchas personas de buscar ayuda.

Partiendo de los puntos anteriores, el documento finaliza con una llamada a la acción ante los obstáculos que impiden a las personas de las Comunidades BAME acceder a los servicios de atención a la demencia, y, de forma específica, a los de intervención psicológica.

A este respecto, aunque la Ley de Igualdad de Reino Unido exige que todos los servicios de salud y asistencia social en Inglaterra, Escocia y Gales se brinden sin discriminación, la BPS resalta que la limitada investigación existente ha detectado, por parte de los mismos, una actitud etnocentrista, la falta de una disposición culturalmente adaptada y una atención que no tiene en cuenta las necesidades reales de algunas comunidades que acuden a estos servicios.

Por lo tanto, considera fundamental emprender una serie de acciones, tales como:

  • Identificar adecuadamente las necesidades locales reales y tomar medidas para garantizar que se cubren, incidiendo en la importancia de que los comisionados como los profesionales de la salud garanticen la igualdad de acceso al tratamiento para los pacientes de diferentes grupos étnicos, en particular, los de diferentes culturas.

  • Trabajar estrechamente con las comunidades BAME para crear conciencia sobre la demencia.

  • Superar el estigma garantizando que las campañas de concienciación sobre la demencia se dirijan específicamente a las comunidades BAME. Así, según la BPS, pese a que el estigma se asocia a la demencia en todas las comunidades, es probable que los niveles de estigma sean más elevados en estas comunidades y que esto actúe como una barrera para buscar ayuda. Por ello, es esencial ayudar a crear conciencia sobre la demencia, desafiar el estigma y mejorar el acceso a servicios especializados.

  • Adaptar culturalmente todos los servicios. El documento subraya la importancia de que los comisionados se aseguren de que todos los servicios que se prestan, lo hagan de modo que respalden el bienestar psicológico en todas las comunidades (empleando a traductores, facilitando folletos informativos sobre demencia y servicios de atención en varios idiomas, etc.). Para ello, las evaluaciones deben tener en cuenta las barreras idiomáticas, así como las diferentes expectativas y creencias culturales.

  • Realizar más investigaciones al respecto, validar escalas de evaluación y cuestionarios, y adaptar las intervenciones existentes para que se adapten a las necesidades de las diferentes comunidades en Reino Unido.

El informe de evidencias se encuentra disponible en la página Web de la British Psychological Society, o bien directamente a través del siguiente enlace:

Dementia, accessibility and minority groups

Artículos Relacionados
La OMS lanza un programa de formación y apoyo online para cuidadores de personas con demencia
La OMS crea el Observatorio Mundial de la Demencia
La Demencia: una prioridad de salud pública, según la OMS
Se presenta el Plan de Acción Mundial de respuesta a la demencia 2017-2025
¿Cómo abordar el deterioro cognitivo en fases iniciales?, nueva guía para profesionales
Guía para familiares y amigos de personas con problemas de memoria