Ayer, miércoles 2 de mayo, se celebró el Día Internacional contra el acoso escolar, conocido también como Día contra el Bullying, una campaña promovida por Asociaciones de padres y numerosas ONGs de todo el mundo, con el propósito de concienciar a la sociedad sobre esta problemática que afecta a 4 de cada 100 escolares españoles (según datos del Ministerio de Educación), y llevar a cabo acciones orientadas a su prevención y erradicación.

Con motivo de esta fecha, la organización Save the Children ha emitido un comunicado a través del cual hace hincapié en “la necesidad de aprobar lo antes posible una Ley para la erradicación de la violencia contra la infancia que incluya planes de prevención y detección en el entorno educativo”.

Para fundamentar esta propuesta, pone de relieve la prevalencia y gravedad del acoso escolar exponiendo algunos de los datos preocupantes recogidos en su informe titulado Yo a eso no juego, donde alerta de que un 9,3% de los estudiantes considera que ha sufrido acoso y un 6,9 ciberacoso. En estos casos, la organización advierte de que seis de cada 10 niños reconoce haber sido insultado en los últimos meses, un 22,6% de ellos de manera frecuente y más de un tercio a través del móvil o internet. Asimismo, aproximadamente un 30% de los niños afirma haber recibido golpes físicos, un 6,3% de manera frecuente.

A este respecto, Save the Children recuerda que el acoso escolar “no es un juego de niños”, y tiene serias consecuencias en la salud física y mental de los menores, “llegando en algunos casos a provocar el suicidio”, por lo que es fundamental tomar medidas dirigidas a su prevención y detección, no sólo desde los centros educativos, sino a nivel de respuestas institucionales, comprendiendo el acoso y el ciberacoso "como parte de una estrategia más amplia de lucha integral contra la violencia hacia los niños y niñas”.

En base a lo anterior, la organización considera esencial la aprobación de una Ley orientada a erradicar todos los tipos de violencia que sufre la infancia, que, en el caso del acoso escolar debería contener una serie de medidas, entre ellas las siguientes:

“- Formación específica para todos los profesionales que trabajen con menores para que sean capaces de prevenir y detectar cualquier tipo de violencia.

- Declarar en situación de riesgo a los menores de 14 años que cometan infracciones contra otros niños para que reciban la formación y atención necesaria para evitar que vuelvan a comete o sufrir otra agresión.

- Protocolos obligatorios en todos los centros escolares para prevenir, detectar y actuar en casos de acoso escolar.”

Fuente: Save the Children

Artículos Relacionados
Cinco alumnas del IES Ramón y Cajal de Albacete crean una aplicación sobre acoso escolar
Prevención del acoso escolar desde la familia, nuevo manual
Guía de actuación ante el acoso escolar en Trastornos del Espectro del Autismo
¡Frente al Bullying, contesta!-Nueva campaña de Autismo España contra el acoso escolar
Guía para prevenir el acoso escolar por razón de discapacidad
La necesidad de crear un Plan Estatal para la Convivencia y luchar contra el acoso, según una PNL
Concurso sobre iniciativas para hacer frente al acoso escolar y al ciberacoso
Guía de actuación frente al acoso y ciberacoso para padres y madres
Yo a eso no juego, informe sobre bullying y ciberbullying de Save The Children