El Instituto Nacional de Excelencia para la Salud y los Cuidados (National Institute for Health and Care Excellence, NICE) ha publicado una nueva actualización de la guía clínica sobre el trastorno bipolar (Bipolar disorder: assessment and management [CG185]).

La guía -dirigida a profesionales de la salud y personas que desarrollan su labor en salud ocupacional y servicios sociales, así como a niños, jóvenes y adultos con trastorno bipolar, familiares y cuidadores-, aborda en profundidad la detección, evaluación e intervención del trastorno bipolar (conocido anteriormente como maníaco-depresivo) en niños, jóvenes y adultos.

A este respecto, ofrece una serie de recomendaciones basadas en la evidencia sobre la detección, evaluación y manejo del trastorno bipolar en adultos en atención primaria y especializada, el abordaje de la manía, la hipomanía y la depresión bipolar en atención especializada, el manejo del trastorno bipolar a largo plazo en este segundo nivel de atención sanitaria, la promoción de la recuperación y retorno a la atención primaria desde el servicio especializado, y la detección, diagnóstico e intervención del trastorno bipolar en niños y jóvenes.

De acuerdo con la evidencia disponible con respecto a la detección y manejo de este trastorno desde atención primaria, la Guía recomienda que a los adultos con depresión bipolar se les ofrezca tratamientos psicológicos adaptados específicamente para el trastorno bipolar y respaldados con manuales basados en la evidencia, así como intervenciones psicológicas de alta intensidad (terapia cognitivo-conductual, terapia interpersonal o terapia conductual de pareja) en línea con las recomendaciones que figuran en la guía NICE sobre depresión, valorando de forma conjunta los posibles beneficios y riesgos de estas intervenciones y considerando sus preferencias. En este punto, la guía hace hincapié en que los psicólogos clínicos que trabajan con depresión bipolar en Atención Primaria deben estar adecuadamente capacitados y formados en este ámbito. Las mismas recomendaciones en torno al tratamiento psicológico se aplican también al servicio de atención especializada.

En relación con la atención a largo plazo del trastorno bipolar en el segundo nivel asistencial del Sistema Sanitario, el NICE aconseja ofrecer intervenciones familiares a las personas con trastorno bipolar que conviven o mantienen contacto cercano con su familia -de acuerdo con las recomendaciones de la guía clínica sobre psicosis y esquizofrenia en adultos-; asimismo, con el fin de prevenir recaídas y/o en caso de que existan síntomas persistentes entre episodios de manía o depresión bipolar, aconseja una intervención psicológica estructurada (individual, grupal o familiar), diseñada de forma específica para el trastorno bipolar y respaldada en un manual basado en la evidencia.

Con respecto al reconocimiento, diagnóstico e intervención del trastorno bipolar en niños y jóvenes, la guía recomienda la remisión a servicios de salud mental especializada que cuenten con equipos multidisciplinares, que posibiliten, entre otras cosas, el acceso a intervenciones psicológicas estructuradas (terapia cognitivo-conductual individual o terapia interpersonal)  y a una atención psicológica informada. De acuerdo con la guía, es esencial considerar también la intervención psicológica familiar.

Por otro lado, la guía señala la importancia de prestar atención a los cuidadores de personas con trastorno bipolar, remarcando la trascendencia de identificar a niños, jóvenes y adultos en riesgo de abuso o negligencia que dependen, viven o cuidan de una persona con trastorno bipolar, ofreciendo apoyo psicológico y social en caso necesario.

Fuente: Bipolar disorder: assessment and management

Artículos Relacionados
Las personas con Trastorno Bipolar tardan mucho en ser diagnosticadas y sufren un gran estigma social
Técnicas de tratamiento basadas en Mindfulness
Cómo reconocer un posible trastorno bipolar, según la APA
PIENSA-Guía para adolescentes y familias que quieren entender y afrontar la psicosis
Actualización de la Guía del NICE sobre trastorno bipolar
Los antipsicóticos se asocian a una mala adaptación psicosocial en jóvenes con trastorno bipolar, según un estudio
Se crea una “app” para medir el estado de ánimo de las personas con trastorno bipolar