El Departamento de Salud del gobierno británico ha publicado una detallada guía en la que ofrece recomendaciones para implementar tratamientos psicológicos en los servicios de Atención Primaria.

Bajo el título, The Improving Access to psychological therapies manual (Manual para la mejora del acceso a los tratamientos psicológicos), el texto se divide en una serie de capítulos que abordan: los trastornos mentales que pueden abordarse mediante esta aproximación; la importancia del tratamiento basado en la evidencia; el personal sanitario necesario para implementar estos servicios; la puesta en marcha de una evaluación y tratamiento eficaces; la importancia del registro y seguimiento de los resultados clínicos; cómo obtener mejores resultados mediante la mejora del acceso a los servicios, la reducción de las listas de espera, la mejora de la recuperación y la igualdad en la atención; el trabajo coordinado con el resto de servicios sanitarios y sociales y; los aspectos clave de los servicios dirigidos a mejorar el acceso al tratamiento psicológico.

Tal y como se describe en la guía, los trastornos de depresión  y ansiedad pueden tener un grave impacto en la vida de los individuos, sus familias y la sociedad, siendo los tratamientos psicológicos el tratamiento de primera elección para estos problemas, según el Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica del Reino Unido (National Institute for Health and Care Excellence, NICE).

Como saben los lectores de Infocop, desde el año 2008, el gobierno británico ha capacitado y ha contratado a un elevado número de profesionales sanitarios para trabajar dentro del programa Improving Access to Psychological Therapies (Mejora del Acceso a los Tratamientos Psicológicos, IAPT). Dicho programa tiene como finalidad implementar terapias psicológicas basadas en la evidencia en los servicios de Atención Primaria, por parte de profesionales debidamente entrenados y mediante un proceso exhaustivo de control de la atención y seguimiento de los resultados clínicos.  Actualmente se estima que más de 900.000 usuarios de los servicios sanitarios se pueden beneficiar de estos servicios y que más de 550.000 personas están recibiendo tratamiento psicológico. El proceso de control y seguimiento de los casos garantiza que más del 98% de las personas con tratamiento para la ansiedad y depresión son evaluadas al comienzo y al final del tratamiento y los últimos resultados obtenidos muestran que una de cada dos personas que recibe tratamiento psicológico se recupera y dos de cada tres  presentan una mejoría significativa en su sintomatología.

Según afirman los autores de la guía, “lograr resultados tan excelentes no ha sido fácil. Los tratamientos psicológicos son más difíciles de administrar que los medicamentos. Sin embargo, se ha aprendido mucho de la experiencia de terapeutas, pacientes y capacitadores de los servicios de IAPT, así como de los análisis de los datos nacionales. El manual de IAPT reúne este aprendizaje en un documento único que cubre la fuerza de trabajo, las medidas, los resultados, la supervisión, la inversión y la mejora del servicio”.

La confianza del gobierno británico en este programa, reforzada por los buenos resultados obtenidos, se manifiesta en su compromiso de futuro para los próximos años en la medida en que se ha comprometido a seguir ampliando la cobertura del mismo hasta alcanzar la posibilidad de que 1,5 millones de usuarios en el año 2021 puedan beneficiarse de estos servicios.

De acuerdo con el documento, los aspectos clave del programa IATP son:

  • El entrenamiento adecuado y la supervisión continua de todo el personal.
  • La implementación de tratamiento de manera temprana, cumpliendo exhaustivamente con las directrices del NICE en cuanto al tipo y duración de la intervención.
  • La posibilidad de acceso directo del paciente a estos servicios, sin necesidad de ser referido por un facultativo.
  • La implementación de medidas para recoger el feedback de los pacientes, y para mejorar el cuidado del personal sanitario.
  • La aplicación de terapias psicológicas también en los casos moderados y severos de depresión.

En definitiva, el manual pretende servir de guía a los responsables de los servicios sanitarios para facilitar la labor de implementación de tratamientos psicológicos en Atención Primaria. Mediante la elaboración del manual, los expertos esperan poder ayudar en la difusión de este tipo de prácticas en otros países.

Las personas interesadas pueden acceder al recurso a través del siguiente enlace:

The Improving Access to Psychological Therapies Manual

Artículos Relacionados
El gobierno de Reino Unido anuncia la prohibición de las terapias de conversión sexual
Atención de adultos en servicios sociales, guía del NICE
Claves para crear ambientes de trabajo saludables, informe de la BPS
Estrategias para mejorar la comunicación en los equipos virtuales
IRLANDA DEL NORTE SE SUMA AL PROGRAMA DE ACCESO A TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS
Orientación comunitaria: hacer y no hacer en Atención Primaria
La Comisión Europea impulsa la mejora de la Atención Primaria en sus Estados Miembros
Una PNL pide colaboración entre los servicios especializados de salud mental y Atención Primaria en Murcia