“La provisión de atención psicológica y social en los pacientes renales es desigual y parece ser inadecuada.

Así de tajante se muestra un informe recientemente publicado por la Sociedad Renal Británica (British Renal Society) y la Fundación Kidney Care UK, con la colaboración de la Sociedad Británica de Psicología (BPS-British Psychological Society) sobre el personal laboral que proporciona apoyo psicológico y atención social a los pacientes con enfermedad renal en el Reino Unido.

Tal y como señala el informe, la enfermedad renal crónica (ERC) es un problema de salud pública mundial, con incidencia y prevalencia cada vez mayores, y un elevado coste económico, personal y social. Esta afección a largo plazo, advierten, “tiene un gran impacto tanto en el bienestar de la persona que la padece, como en su familia”. Según informan los pacientes, los problemas psicológicos que más aparecen son la depresión, la ansiedad y los trastornos de adaptación; sin embargo, a la hora de iniciar un tratamiento, lamentan que, con frecuencia, los problemas psicológicos y sociales se descuidan.

A este respecto, los autores del documento ponen de relieve que, para avanzar en la inclusión universal de los servicios de Psicología y Trabajo Social en el abordaje de los pacientes con enfermedad renal crónica, es fundamental disponer de datos completos sobre la situación actual en este ámbito.

Por ello, han elaborado este informe, donde se perfila la situación actual del personal psicológico y social en Reino Unido y la provisión de atención psicosocial a pacientes renales, comparando los resultados con los del último informe publicado en 2002.

A continuación, recogemos las principales conclusiones del informe:

  • Las unidades renales en Reino Unido cuentan con diferentes equipos de personal psicosocial. Por ejemplo, mientras que en algunas unidades hay un trabajador social y un psicólogo, en otras unidades cuentan con un consejero y un psicólogo.

  • Existen desigualdades y grandes variaciones en el número de profesionales que conforman el personal de intervención psicosocial disponible dentro de las unidades: el número de psicólogos (en servicios para adultos) ha aumentado en los últimos 15 años, pero el de trabajadores sociales ha disminuido. En palabras de los autores, “el informe muestra un bienvenido aumento en los servicios de Psicología en los últimos 15 años, aunque esto sigue siendo variable y muy por debajo de los niveles recomendados. En general, señalan, aunque los servicios psicosociales para adultos han aumentado un 25%, este ascenso no es tan elevado al compararlo con el incremento del número de pacientes que necesitan acceder a estos servicios (un 50%).

  • En atención pediátrica, los servicios de Psicología y Trabajo Social en general han disminuido un 21% en comparación con el año 2002.

  • Solo 4 unidades renales de Reino Unido (5%) cuentan con el número recomendado de psicólogos (propuesto en 2002).

  • Aunque muchos miembros del personal trabajan a tiempo parcial, esto es predominantemente el caso de los psicólogos y psicoterapeutas: en relación con el número de horas laborales semanales, el 42% de los psicólogos trabajan menos de 20 horas por semana en servicios renales.

Estos resultados indican que no hay suficiente personal psicológico y social para brindar atención a todos los pacientes renales. El informe hace hincapié en la necesidad de realizar más investigaciones sobre las necesidades psicosociales de los pacientes renales para desarrollar soluciones innovadoras que brinden atención equitativa y pautas clínicas psicológicas y sociales basadas en la evidencia.

Los autores del informe esperan que estas conclusiones se tomen en consideración para demostrar el acceso no equitativo a la atención psicológica y social en todo el país, de cara a revisar la prestación de servicios, incrementándolos y mejorándolos.

El informe se encuentra disponible (en inglés) a través del siguiente enlace:

The UK renal psychosocial workforce : a mapping exercise 

Artículos Relacionados
La importancia de la Psicología en el abordaje de la enfermedad renal crónica, recomendaciones de la APA
TRATAMIENTO COGNITIVO-CONDUCTUAL PARA PACIENTES CON ENFERMEDAD RENAL SOMETIDOS A DIÁLISIS