“Las barreras, actitudinales, de información y ambientales siguen dificultando el acceso a la Educación Superior y siguen siendo un gran lastre para las personas con discapacidad”.

Así lo advierte un informe editado por la Fundación ONCE, a través del cual se aborda la inclusión del alumnado con discapacidad en la universidad, analizando para ello la experiencia de un programa de movilidad transnacional de jóvenes con discapacidad. El Programa, denominado Proyecto INnetCampus (Red de universidades inclusivas europeas: Por la inclusión y la movilidad transnacional de jóvenes con discapacidad), está orientado a fomentar el acceso a la universidad de jóvenes estudiantes con discapacidad, implicar a las universidades en este objetivo y promover la movilidad europea de estos jóvenes. De este modo, se pretende reducir la elevada tasa de abandono escolar, dar a las universidades la oportunidad de conocer a los que potencialmente pueden ser sus futuros estudiantes, mejorar y promover la inclusión de las personas con discapacidad en la comunidad universitaria, etc.

El informe señala una serie de barreras y obstáculos en el acceso de estudiantes con discapacidad a la Educación Superior, principalmente en el nivel de educación secundaria, donde corren el mayor riesgo de abandono escolar. Otra de las grandes barreras observadas, tiene que ver con el desconocimiento por parte del personal docente y administrativo de las universidades sobre las necesidades del alumnado con discapacidad en las aulas y sus derechos entre otras cosas, a las adaptaciones curriculares cuando así sea requerido por causa de la discapacidad. De este modo, los autores del informe deploran que se tome en consideración a la discapacidad como una condición de la persona y no como un aspecto social, lo que refuerza estereotipos nocivos y hace que no se valoren sus capacidades.

En relación con lo anterior, el informe indica que, si bien ha habido avances en los últimos años, la discapacidad sigue siendo, en su mayor medida, desconocida para las universidades europeas, no pareciendo que la inclusión sea una prioridad en las políticas públicas, pese a estar establecida como tal prioridad en los diferentes marcos normativos y estratégicos.

Tras al desarrollo del proyecto y teniendo en cuenta los déficits detectados y las oportunidades de cambio que surgen en el marco del Espacio Europeo de Educación Superior, los autores del informe consideran necesario garantizar la presencia, la participación y el progreso de las personas con discapacidad en la educación superior, a través de diferentes estrategias y acciones que se proponen en el documento.

El informe se encuentra disponible a través del siguiente enlace:

La inclusión del alumnado con discapacidad en la universidad

Artículos Relacionados
El Senado aprueba la reforma para que las personas con discapacidad intelectual puedan votar
El Gobierno pone de relieve la elevada tasa de mujeres con discapacidad que sufren violencia de género
Se siguen vulnerando los Derechos Humanos de las personas con discapacidad en España, según un informe
El Congreso aprueba una propuesta de reforma para que las personas con discapacidad puedan votar
Nueva guía para prevenir la violencia de género en mujeres con discapacidad
Informe sobre la discapacidad en España
Las instituciones europeas vulneran notablemente los derechos humanos - informe de la OMS