Como cada año, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos sobre defunciones por causa de muerte en España, correspondientes al año 2017. Dicha Estadística proporciona información anual sobre los fallecimientos acaecidos dentro del territorio nacional, atendiendo a la causa básica que los determinó, su distribución por sexo, edad, residencia y mes de defunción, de acuerdo con la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tal y como señala el INE en nota de prensa, el total de defunciones producidas en nuestro país durante el pasado año 2017 fue de 424.523 defunciones, 13.912 más que en el año anterior (un 3,4% más), rompiendo así con la tendencia decreciente del pasado año. Por sexo, fallecieron 214.236 hombres (un 2,5% más que en 2016) y 210.287 mujeres (un 4,3% más).

Las enfermedades del sistema circulatorio –principalmente las isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho…)-, continúan manteniéndose como la primera causa de muerte por grupo de enfermedades, con 263,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes (un 10,3% más que en 2016), seguida de los tumores, con 243,4 fallecidos (un 0,3% más), y de las enfermedades del sistema respiratorio, responsables de 110,9 fallecimientos por cada 100.000 habitantes (un 2,2% más que el pasado año). Los Trastornos mentales y del comportamiento se sitúan nuevamente en el quinto lugar, con una distribución por sexos de 2 a 1 (60,4 mujeres frente a 32,4 hombres).

En el desglose de datos de causas de muerte por edad, destaca el elevado porcentaje de muertes en menores de un año (78,9%), debidas a afecciones perinatales y a malformaciones congénitas (55,9% y 23,0%, respectivamente). Asimismo, se detecta que las causas externas de muerte constituyeron el segundo motivo de muerte en el grupo de uno a 14 años (22,4% del total) por detrás de los tumores (30,2% del total), una distribución que se invierte al observar las cifras correspondientes al grupo de personas entre 15 a 39 años: causas externas (41,1% del total) y tumores (23,8%).

Concretamente, en relación con las causas externas, se produjeron 15.837 fallecimientos (9.923 hombres -un 1,2% más- y 5.914 mujeres -un aumento de 0,9%-), registrándose un incremento de un 1,1% con respecto al año anterior (aumento de 169 fallecimientos).

Lamentablemente, y tal y como se ha venido observando en los últimos años, el suicidio se mantiene nuevamente como la primera causa de muerte externa en nuestro país (pese al leve descenso del 0,9% que se detectó en 2016), con 3.679 fallecimientos en 2017 (un 3,1% más).

Este grave problema de salud pública, definido así por la OMS, sigue siendo la primera causa externa de muerte en los hombres, -con 2.718 fallecidos-, seguida de las caídas accidentales (1.603) y los accidentes de tráfico (1.507)-, y la tercera entre las mujeres (961 fallecidas), por detrás de las caídas accidentales (1.454) y del ahogamiento, sumersión y sofocación (1.450).

Por otro lado, en lo que se refiere a los resultados sobre causas múltiples de defunción, difundidos por el INE desde el pasado año, la causa múltiple más frecuente continúa siendo la enfermedad hipertensiva, que contribuyó en el 14,3% de las defunciones, aunque solamente en el 3,0% de los casos fue la causa desencadenante, es decir, la causa básica.

Por su parte, las tasas brutas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes en función de las Comunidades Autónomas y las Ciudades Autónomas, correspondieron al Principado de Asturias (1.277,0), Castilla y León (1.195,8) y Galicia (1.182,3), mientras que las más bajas se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (582,5) y Ceuta (658,9) y en Canarias (705,2).

Sin embargo, atendiendo al hecho de que las tasas fueron más elevadas en los territorios envejecidos –dado que suele haber más defunciones por el efecto de la estructura de la población por edad-, el INE calculó tasas de mortalidad estandarizadas, que representan la mortalidad de cada Comunidad Autónoma si todas tuvieran la misma composición por edad.

En esta línea, las regiones con las tasas estandarizadas más elevadas fueron las ciudades autónomas de Ceuta (1.020,4) y Melilla (986,9) y Andalucía (951,9), presentando tasas estandarizadas más bajas en la Comunidad de Madrid (718,9), Castilla y León (761,8) y La Rioja (769,8).

Para acceder a la nota de prensa, pincha el siguiente enlace:

Defunciones según la Causa de Muerte. Año 2017

La estadística completa se encuentra disponible a través de la página Web del INE

Artículos Relacionados
Nuevo Marco de Competencias para la atención a personas en riesgo de autolesiones y suicidio
Manual de prácticas para la vigilancia de intentos de suicidio y autoagresiones de la OMS
La importancia de cuidar la salud mental de los jóvenes, informe de la Federación Mundial de la Salud Mental
¿Cómo hablar del suicidio con los jóvenes? Recomendaciones de la APA
El rol fundamental de la Psicología en la prevención e investigación del suicidio, según la EFPA
Trabajando juntos para la prevención del suicidio, día Mundial de la Prevención del Suicidio
La necesidad de una Ley Nacional de Prevención del Suicidio en España
La Asociación de Investigación, Prevención e Intervención del Suicidio pide a la Asamblea de Madrid incorporar más psicólogos clínicos en AP