“En 2017, más del 95% de los niños en la Unión Europea (UE) presentaban buena o muy buena salud en general”. Así lo afirma la Oficina de Estadística de la Unión Europea (EUROSTAT), en su informe sobre el estado de la salud infantil en la UE durante el año 2017 (último año con datos consolidados).

Sus conclusiones se basan en los datos sobre la salud de los niños (en base a la información por parte de un miembro de la familia) extraídos del módulo ad hoc de EU-SILC sobre estadísticas de ingresos y condiciones de vida (EU-SILC) sobre salud y salud infantil.

A razón de los datos correspondientes a 2017, más del 95% de los niños en la Unión Europea presentan buena o muy buena salud general. Este porcentaje, señala el EUROSTAT, “cambia solo ligeramente por grupo de edad”, del 96,5% para los menores de cinco años, al 95,9% para los de cinco a nueve años y al 95,2% para los de diez a quince años. Por el contrario, la proporción de niños cuya salud general se considera mala o muy mala es inferior al 1% para todos los grupos de edad.

Los problemas de salud conllevan limitaciones en las actividades diarias en menos del 5% de los niños. La proporción que enfrenta cada categoría de limitaciones en la actividad aumenta con la edad: entre los menores de cinco años, el 2,2% tiene limitaciones moderadas y el 0,6% severas, mientras que para los de cinco a nueve años las proporciones son de 4,1% y 1,2%, respectivamente, y el 4,4% y 1,6% para los menores de diez a quince años.

Según indica la Oficina de Estadística europea, España, concretamente, se sitúa en el cuarto lugar entre los países con mayor porcentaje de menores de 16 años con buena o muy buena salud (98,1%), registrándose un 0,4% de niños que presentan una mala o muy mala salud.

Estas cifras varían, aunque levemente, y de forma inversamente proporcional en función del grupo de edad. A este respecto, se observa un 98,8% de niños menores de cinco años con buena o muy buena salud y un 0,3% cuya salud se define como mala o muy mala. En relación con los pequeños de entre cinco y nueve años, el porcentaje con buena o muy buena salud es de 98,2% siendo de 0,4% el de aquellos con mala o muy mala. Asimismo, el 97% de los jóvenes entre los diez y los quince años tiene una buena o muy buena salud, mientras que un 0,5% presenta una mala o muy mala salud.

Con respecto a las limitaciones en actividades debido a los problemas de salud, en nuestro país, el 2,1% de los menores de 16 años que presentan limitaciones es debido a problemas moderados, y el 0,7% a causa de problemáticas más graves. De igual modo que en el baremo general, la proporción de niños que enfrenta cada categoría de limitaciones (moderada y severa) se incrementa con la edad: 1,4 y 0,3, respectivamente, en menores de 5 años, 2,0 y 0,9 entre los 5 y los 9 años, y 2,7 y 0,7 de 10 a 15 años.

Se puede acceder a la nota de prensa de EUROSTAT desde su página Web, o bien directamente a través del siguiente enlace:

Children’s health in the EU in 2017 

Artículos Relacionados
Inteligencia Emocional: un claro indicativo del rendimiento académico infantil
La Salud Mental Infanto-juvenil: una responsabilidad colectiva-XIV Desayuno de Infocop
España sólo aprueba en el Objetivo de Desarrollo Sostenible sobre Salud y Bienestar, según UNICEF