Mañana, jueves 11 de noviembre, comienzan las movilizaciones a favor de la aprobación del Máster Oficial en Psicología de la Salud. Estas movilizaciones constituyen la primera de una serie de medidas de presión que se irán poniendo en marcha a lo largo de las próximas semanas, si el Gobierno continúa sin dar una solución definitiva e inminente al problema que viene enfrentando la Psicología desde la aprobación de la Ley 44/2003 de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS).

 

La decisión final de organizar estos actos, promovidos y respaldados por el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, la Conferencia de Decanos de Facultades de Psicología y el Colectivo de Estudiantes (CEP-PIE), ha tenido su origen en el último despropósito al que está teniendo que hacer frente la profesión.

Y es que, a pesar de que en el mes de septiembre, el Ministerio de Sanidad planteó la propuesta del Máster Oficial en Psicología de la Salud al Ministerio de Educación, -el último paso para su aprobación definitiva-, la Psicología se ve obligada a sortear ahora las reticencias del Ministerio de Educación hacia la creación de este tipo de másteres, estableciendo que es el grado y no los másteres los que tienen que proporcionar las competencias profesionales y argumentando que en similar situación se encuentran otras demandas, como el máster de acceso a las abogacías, el de acceso a la procura y el de todas las ingenierías superiores. No obstante, para tomar esta decisión se está obviando que la solicitud del Máster Oficial de Psicología de la Salud, a diferencia de las otras, está respaldada por la propia Administración y cuenta con la aprobación por unanimidad del Congreso de los Diputados a través de una proposición no de ley.

Para aquellos lectores que desconozcan el asunto, la puesta en marcha de la LOPS en el año 2003, con la consiguiente exclusión del ámbito sanitario de actividades realizadas por profesionales de la Psicología -hasta entonces reconocidas como sanitarias tanto por la Administración como por la Justicia-, ha supuesto, hoy por hoy, que muchos psicólogos, que venían trabajando desde hacía años en centros sanitarios públicos y en centros de atención a drogodependencias, hayan perdido su puesto de trabajo al carecer del Título Oficial de Especialista. Esta titulación oficial sólo se obtiene, -en la actualidad y al haberse agotado los plazos para los procedimientos excepcionales contemplados para los psicólogos que venían desarrollando su labor profesional en el campo de esta especialidad antes de la creación del Real Decreto-, realizando la formación sanitaria especializada de Psicólogo Interno Residente (PIR), cuyas plazas ofertadas al año apenas superan las 130. De esta manera, de los cerca de 52.000 psicólogos que hoy en día ejercen en el ámbito sanitario, tan sólo unos 8.000 cuentan con la Titulación Oficial de Especialista. Este número de psicólogos con título oficial se muestra claramente insuficiente para cubrir las necesidades del sector sanitario, por lo que la actividad profesional se encuentra amenazada, además, ante la posibilidad de que otros profesionales considerados como sanitarios por la normativa actual, asuman las funciones propias de los psicólogos.

Ante esta situación de inseguridad jurídica, en el año 2006 el Gobierno planteó como alternativa la creación de un Máster Oficial en Psicología de la Salud con reconocimiento legal de profesión sanitaria, que contó, además, con el apoyo de todos los grupos parlamentarios. Finalmente, y a petición del Ejecutivo, en enero de 2009 la Conferencia de Decanos de Facultades de Psicología y el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos entregaron al Ministerio una propuesta concreta para la aprobación del Máster Oficial en Psicología de la Salud. Sin embargo, y a pesar de las promesas de resolución este proceso ha quedado paralizado. La psicología española finaliza así el 2010 en una situación de extrema vulnerabilidad jurídica, lo cual supone para los miles de estudiantes universitarios de psicología su inmersión en un futuro laboral incierto y para miles de profesionales un presente desalentador.

Es por estas razones que mañana se inician las movilizaciones, que incluirán paros en 17 facultades de psicología del territorio nacional, la celebración de asambleas informativas en las mismas y/o marchas y manifestaciones en diferentes ciudades, como Salamanca y Oviedo. Así mismo, estas movilizaciones serán secundadas por los psicólogos que trabajan en los centros de reconocimiento de conductores, a quienes se les ha comenzado a exigir el Título de Especialista en Psicología Clínica para trabajar en los mismos, que realizaran paros simultáneos en sus centros a las 12 horas de mañana.

Desde este Consejo, quiere mandarse un mensaje de apoyo a todas las acciones iniciadas por el conjunto de estudiantes de la psicología en España y anuncia que, en el caso de que el Gobierno no solucione esta situación, se intensificarán las acciones de protesta iniciadas con estas movilizaciones.

Los carteles y octavillas para las movilizaciones de mañana 11 de noviembre pueden descargarse en el siguiente enlace: www.cop.es/11N/.

Artículos Relacionados
11-N, LA PSICOLOGÍA SE MOVILIZA POR EL RECONOCIMIENTO SANITARIO
LOS PSICÓLOGOS AFECTADOS POR LA FALTA DE RECONOCIMIENTO DE LA ESPECIALIDAD SE MOVILIZAN
PRIMEROS ACTOS DE MOVILIZACIÓN POR LA PSICOLOGÍA SANITARIA, HABLAN LOS ESTUDIANTES – ENTREVISTA A LAURA MILLÁN
EL JUEVES 7 DE OCTUBRE SE REÚNE EL FORO DE LA PSICOLOGÍA
LOS ESTUDIANTES DE PSICOLOGÍA DE ESPAÑA SE MOVILIZAN PARA RECLAMAR AL GOBIERNO LA CREACIÓN DEL MÁSTER EN PSICOLOGÍA DE LA SALUD
MANIFIESTO POR EL RECONOCIMIENTO SANITARIO DE LA PSICOLOGÍA
CONVOCADAS MOVILIZACIONES POR LA CREACIÓN DEL MÁSTER EN PSICOLOGÍA DE LA SALUD
LOS CENTROS DE RECONOCIMIENTO SE VEN AFECTADOS POR LA INSEGURIDAD JURÍDICA DE LA PSICOLOGÍA