Eliseo Chico Librán es profesor de Personalidad y Diferencias Individuales en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona. Una de sus principales áreas de investigación se centra en el estudio de la influencia de las variables de personalidad en otros contextos como son la salud física, el bienestar psicológico subjetivo, y la distinta importancia de los componentes afectivos o los componentes cognitivos.

 Eliseo Chico Librán

Universidad Rovira i Virgili

Hace unos 2000 años Aristóteles señaló que: "es sólo la contemplación lo que produce la felicidad". A pesar de la popularidad de esta frase de Aristóteles, no se ha tenido muy en cuenta cuando se ha estudiado la felicidad o el bienestar psicológico subjetivo.

 

Es a partir de la década de los 60 cuando se empiezan a considerar los factores de autoestima, optimismo, afecto positivo y negativo, junto con la sociabilidad y la extraversión como fuentes primarias del bienestar psicológico subjetivo. Como podemos ver, se empieza a considerar que el bienestar psicológico o felicidad es un constructo multidimensional que comprende elementos emocionales y elementos cognitivos.

Se señala, pues, que un individuo tendrá un elevado nivel de bienestar psicológico, en la medida en que sea superior en afecto positivo sobre afecto negativo. En este sentido, afecto positivo y afecto negativo contribuyen de forma independiente al bienestar psicológico subjetivo. Posteriormente, se añadió una tercera variable, un elemento cognitivo que hace referencia a la satisfacción en la vida, considerada ésta como un proceso mental, en el que los individuos valoran la cualidad de sus vidas en función de sus propios y personales criterios.

De manera frecuente, se considera que el bienestar psicológico subjetivo general es como un rasgo estable, y por lo tanto, deberían existir unas dimensiones de personalidad que estarían relacionadas con esta experiencia de felicidad. Que la extraversión está relacionada con el bienestar psicológico subjetivo general parecía evidente, al menos los estudios así lo demuestran. En este sentido, existen investigaciones que han mostrado que la extraversión tiene un consistente y fuerte correlato con el bienestar psicológico. Esta relación se ha basado en la consideración de que los extravertidos son más asertivos. Parece, pues, que el componente de sociabilidad de la extraversión explicaría esta relación.

Teniendo en cuenta la literatura sobre la correlación entre la extraversión, el neuroticismo y el bienestar subjetivo, la idea emergente es que la extraversión es el predictor más importante de la felicidad o bienestar subjetivo. No obstante, estudios posteriores en los que se incluyen la extraversión y la estabilidad emocional (polo opuesto del neuroticismo) revelan que este segundo constructo pesa más que la extraversión en el bienestar psicológico subjetivo.

Nuestro objetivo fue determinar el tamaño de la relación existente entre bienestar subjetivo y sus componentes y las dimensiones de personalidad de extraversión y neuroticismo.

En este estudio los participantes cumplimentaron los siguientes cuestionarios:

- Satisfacción en la vida (SWLS). Es una medida del concepto de satisfacción en la vida personal

- Afecto positivo (AP) y afecto negativo (AN). Para medir estos dos afectos utilizamos el cuestionario PANAS, que consta de 20 ítems, 10 describen afecto positivo y los otros 10 afecto negativo.

- Rasgos de personalidad. Medimos la extraversión y el neuroticismo según el cuestionario EPQ-R de Eysenck.

- Bienestar subjetivo (BES). Se calculó según la siguiente fórmula: BES = SWLS + (AP AN).

En nuestro estudio, los resultados muestran que la personalidad es un importante correlato del bienestar subjetivo. En este trabajo, como en otros anteriores, neuroticismo fue el mejor predictor del afecto balanceado, del bienestar subjetivo y de la satisfacción en la vida.

Aunque parezca instintivamente natural asociar el estado positivo de bienestar subjetivo a la extraversión, nuestros resultados van en la dirección contraria. Neuroticismo, en general, explica un mayor porcentaje de varianza en todos los indicadores de bienestar subjetivo que extraversión. Dicho de otra forma, el concepto de bienestar subjetivo, considerado de forma global, está más estrechamente relacionado con estabilidad emocional que con el rasgo de extraversión.

 

A pesar de estos resultados, conviene señalar algunas limitaciones, como por ejemplo, que no se ha realizado un control sistemático de las variables sociodemográficas de la muestra, sobre todo de la edad como variable sociodemográfica más significativa. Por otra parte, conviene señalar que en próximos estudios habría que tener muy en cuenta las posibles influencias de la variable sexo. Aunque en nuestro estudio no hemos encontrado diferencias significativas, conviene tener en cuenta, si en los próximos estudios, sigue sin aparecer diferencias significativas entre la variable sexo.

El artículo original puede encontrarse en la revista Spanish Journal of Psychology: Chico, E.(2006): Personality Dimensions and Subjective Well-Being.The Spanish Journal of Psychology, Vol. 9, No. 1, 38-44.

Artículos Relacionados
EL ESTUDIO ACTUAL DE LA PREOCUPACIÓN: CONEXIONES ENTRE LA EMOCIÓN, EL LENGUAJE INTERNO Y LA SOLUCIÓN DE PROBLEMAS
RELEVANCIA DE LA EMPATÍA EN EL DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD DURANTE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA
PSICOLOGÍA DEL DESARROLLO EN LA EDAD ESCOLAR
RELACIONES ENTRE EL DESARROLLO EMOCIONAL Y MORAL A TENER EN CUENTA EN EL ÁMBITO EDUCATIVO: PROPUESTA DE UN PROGRAMA DE INTERVENCIÓN
EL PEQUEÑO DICTADOR
NUESTROS NIÑOS ESTÁN ESTRESADOS