“El tratamiento psicológico es eficaz y reduce costes”, A. Cano Vindel
04 Dic 2023

Con el tratamiento psicológico se registra una mayor reducción de síntomas y una mejora de la calidad de vida y de la funcionalidad, siendo de 3 a 4 veces más eficaz a nivel de detección de casos, en comparación con el tratamiento habitual (farmacológico). A nivel económico el tratamiento psicológico es más eficaz y reduce costes, asociándose con una mejora de los ingresos económicos del paciente que lo recibe.

Estas son algunas de las principales conclusiones obtenidas en el estudio PsicAP (acrónimo de Psicología en Atención Primaria), un ensayo controlado aleatorizado cuyo objetivo es comparar la eficacia de la terapia psicológica basada en la evidencia frente a la del tratamiento habitual -esencialmente farmacológica-, en pacientes con trastornos de ansiedad, depresión y somatizaciones, en el ámbito de la Atención Primaria del Sistema Nacional de la Salud.

Para hablarnos sobre este importante proyecto y los últimos resultados obtenidos, Infocop ha querido entrevistar a su director, el psicólogo especialista en Psicología Clínica, Antonio Cano Vindel, Catedrático de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid y editor de la revista Ansiedad y Estrés.  

Expresidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), ha sido director e investigador en más de un centenar de trabajos, entre proyectos I+D, tesis doctorales, tesinas, y otros proyectos de investigación, que han sido financiados por distintos organismos españoles y extranjeros. Autor y editor de más de ciento cincuenta publicaciones en diferentes lenguas y países: con más de cien artículos publicados en revistas españolas y extranjeras, más de una veintena de libros y monografías, así como más de una treintena de capítulos de libro.

tratamiento psicológico es eficaz

Fuente: freepik. Foto: freepik. Fecha: 01/12/23

Se observan resultados positivos con el tratamiento psicológico a varios niveles

Tal y como ha señalado en su entrevista, para llevar a cabo el proyecto, se evaluó a cerca de 1.700 personas, de las cuales, más de 1.000 cumplieron criterios su inclusión en el estudio PsicAP. Los participantes asignados al grupo experimental, además del tratamiento habitual, recibieron 7 sesiones de tratamiento psicológico y aquellas que formaron parte del grupo control, recibieron exclusivamente el tratamiento habitual ofrecido por su médico/a de familia, durante el mismo período de tiempo.

Con respecto a los resultados, Cano Vindel ha recordado que “hay que mirarlos a varios niveles”. Así, manifiesta, a nivel de síntomas, el tamaño del efecto de reducción de los mismos es mayor con el tratamiento psicológico, y no así con el tratamiento habitual; a nivel de detección de casos, la proporción de casos que remiten es de 3 a 4 veces superior con el tratamiento psicológico; a nivel de funcionalidad, mejora la capacidad para seguir haciendo las funciones de su vida diaria.

En la misma líneaa nivel de calidad de vida, se detecta una mejora con el tratamiento psicológico y, en cambio, con el tratamiento habitual, se observa que, a los doce meses de seguimiento, hay cronicidad y pérdida de calidad de vida”. De igual modo, “a nivel económico, el tratamiento psicológico es más eficaz y reduce costes.”

Datos recientes muestran una mejora del nivel de ingresos económicos en las personas que recibieron tratamiento psicológico

Con relación a esto último, Antonio Cano ha desvelado los últimos resultados obtenidos en su estudio, que muestran una asociación entre el tratamiento psicológico y el nivel de ingresos de las personas que lo reciben. En línea con otros estudios llevados a cabo en Reino Unido y Noruega, el análisis de datos indica una mejora del nivel de ingresos económicos en el 50% de las personas que han recibido tratamiento psicológico, mientras que en el grupo control no se registra ningún cambio en este sentido. De este modo, ha recordado que “no solo mejora la productividad personal”, sino que una mayor ganancia de ingresos en las personas, se traduce en una mejora de la economía social.

Precisamente, estos resultados han sido tomados como referencia por el profesor David Clark, en relación con su programa Improving Access to Psychological Therapies (IAPT; Mejorando el Acceso a las Terapias Psicológicas) -una iniciativa de Reino Unido que se basa en el acceso a terapia psicológica en centros de atención primaria y comunitaria a personas con depresión o trastornos de ansiedad-, calando en Reino Unido, donde se acaba de aprobar un presupuesto de 600 millones de libras para dicha iniciativa. De acuerdo con Cano Vindel, una de las razones por las que se ha aprobado este presupuesto, ha sido la mejora de la productividad de las personas derivada de estudios de países, entre ellos, España. A este respecto, afirma, “teniendo en cuenta que en Reino Unido, un millón de personas al año recibe tratamiento psicológico, esto conllevaría una importante mejora de la productividad en este país”.

Las personas deben aprender a manejar su estrés, sus emociones y sus síntomas sin necesidad de medicación

Para Cano Vindel, la implicación de estos resultados es clara: resulta mucho más eficaz el tratamiento psicológico, que seguir aplicando el tratamiento habitual, que tiende a mantener niveles altamente crónicos en los problemas de salud mental. Como bien explica, “los trastornos mentales comunes en realidad son problemas emocionales que se relacionan con la vida; si sólo tomamos fármacos y ‘anestesiamos’ esos síntomas con medicación, el problema no desaparece. A la larga, esto genera cronicidad, discapacidad y un gasto permanente e importante, hasta alcanzar, estos problemas de ansiedad y depresión, niveles que superan el 2% del PIB”. Por su parte, “el tratamiento psicológico se basa en el aprendizaje”, en educar a las personas para que sepan qué son las emociones y aprendan a regularlas de forma más adaptativa, brindando herramientas para controlarlas, lo que consecuentemente, deriva en todos los resultados positivos señalados anteriormente.  

Sin embargo, mientras que en países como Reino Unido, “el consumo de psicofármacos se ha ido reduciendo hasta ser testimonial, en España se ha registrado un aumento”, especialmente, en el consumo de Benzodiacepinas, una tendencia que debe acabar: “las personas deben aprender a manejar su estrés, sus emociones y sus síntomas sin necesidad de tomar medicación.

A la luz de estos importantes resultados, las expectativas de Cano Vindel con respecto a la incorporación de psicólogos clínicos en AP son bastante positivas: “cuando empezamos a hacer el estudio, no había psicólogos clínicos en atención primaria y ahora hay 10 comunidades autónomas que cuentan con ellos. La tendencia es que el resto de comunidades los incorporen en un futuro y la eficacia del tratamiento psicológico provoque que se aumenten los recursos humanos” en este primer nivel asistencial de la salud.

Esta interesante entrevista se encuentra disponible en el siguiente video:

Noticias Relacionadas

Noticias

La salud mental se relaciona con la soledad no deseada en jóvenes

La prevalencia de problemas de salud mental es 3,3 veces superior entre los y las jóvenes que sufren soledad no deseada en comparación con aquellos/as que no la sienten. Del mismo modo, la juventud con problemas de salud mental percibida o diagnosticada tienen una probabilidad 2,5 veces mayor de sentir soledad no deseada (…)

leer más

PSICOLOGÍA EN RED


LOS COLEGIOS HABLAN

MÁS NOTICIAS

Noticias Relacionadas

Noticias

La salud mental se relaciona con la soledad no deseada en jóvenes

La prevalencia de problemas de salud mental es 3,3 veces superior entre los y las jóvenes que sufren soledad no deseada en comparación con aquellos/as que no la sienten. Del mismo modo, la juventud con problemas de salud mental percibida o diagnosticada tienen una probabilidad 2,5 veces mayor de sentir soledad no deseada (…)

leer más