Llamamiento a la acción global para mejorar la atención al duelo
04 Abr 2024

El duelo constituye una crisis pública mundial que requiere una atención urgente. Sin embargo, los recursos y servicios para atender al duelo son escasos a nivel mundial. Así lo recoge un estudio publicado en la revista The Lancet Public Health.

Según señalan los autores, el apoyo al duelo es un componente que contempla la atención paliativa. No obstante, la continuidad de la atención para las personas en duelo no es una práctica estándar en contextos de cuidados paliativos y al final de la vida. Esta desatención a las personas y familias en duelo puede aumentar el riesgo de estas personas a desarrollar problemas de salud mental y física. El artículo destaca que la falta de atención adecuada al duelo afecta, además, de manera desproporcionada a determinados grupos más vulnerables.

Para los autores, el duelo se ha convertido en una crisis de salud pública. Así, recogen la evidencia que muestra que las personas en duelo están en mayor riesgo de experimentar una serie de resultados adversos. Estas consecuencias incluyen problemas de salud mental, disminución de la calidad de vida, negligencia en la atención médica, suicidio y enfermedades graves como cáncer y enfermedades cardíacas, entre otras.

Fuente: Pexels. Autor: Alex Green. Fecha: 26/03/2024

Además, la pandemia de COVID-19 y otros factores han exacerbado esta crisis, subrayando la urgencia de abordarla a nivel global. En este sentido, los autores destacan que el aumento de la mortalidad por COVID-19 y el suicidio, entre otros, han acelerado la urgencia de la atención al duelo. Para ello, es necesario desarrollar marcos a nivel global para fortalecer la provisión de atención sostenible y accesible a todas las personas afectadas. Desafortunadamente, la inversión mundial actual en servicios de apoyo al duelo es lamentablemente inadecuada para abordar esta creciente crisis de salud pública, según los investigadores.

A este respecto, los autores señalan que la atención paliativa debería culminar con la atención al duelo, tanto en la teoría como en la práctica. Sin embargo, la atención al duelo a menudo está subdotada de recursos asistenciales y enfrenta inequidades de acceso. De esta manera, muchas personas y familias en duelo quedan desatendidas.

Para hacer frente a este desafío, los autores proponen un modelo de atención transicional. Dicho modelo busca mejorar la provisión de servicios de apoyo al duelo dentro de los sistemas sanitarios y fortalecer el apoyo basado en la comunidad. Este modelo pretende cubrir las deficiencias en la atención al duelo, tanto en el ámbito institucional como comunitario. El objetivo, en este sentido, es mejorar la calidad de vida de las personas en duelo y reducir los riesgos de resultados adversos asociados. Así, el modelo destaca la responsabilidad del sistema de salud de construir puentes hacia la comunidad que puedan ayudar a las personas en duelo a sentirse apoyados durante la transición hacia el apoyo comunitario.

Específicamente, el pilar de la propuesta son los apoyos basados en la comunidad, mediante el desarrollo de “comunidades compasivas” y el fortalecimiento de servicios profesionales específicos de apoyo al duelo.

Según se explica en el texto, las comunidades compasivas son entornos sociales que se caracterizan por su capacidad para comprender y responder de manera compasiva a las necesidades emocionales, espirituales y prácticas de las personas que están experimentando dificultades, como el duelo. Estas comunidades se esfuerzan por crear un ambiente de apoyo y comprensión para aquellos que están atravesando momentos difíciles, ya sea debido a la pérdida de un ser querido, enfermedad terminal u otras situaciones de crisis.

El concepto de comunidades compasivas promueve una cultura de cuidado mutuo y solidaridad. Así, se reconoce la importancia de apoyar a los miembros de la comunidad en momentos de dificultad. Estas comunidades pueden incluir familias, vecindarios, lugares de trabajo, instituciones educativas, centros religiosos y organizaciones de la sociedad civil, entre otros.

El modelo de atención transicional para el duelo propuesto por los autores, ofrece una hoja de ruta para orientar a los sistemas de salud y las comunidades a priorizar los servicios de duelo y garantizar que ningún individuo en duelo se quede sin el apoyo necesario.

En definitiva, los autores hacen un llamamiento urgente a una mayor inversión para establecer apoyo para el sufrimiento relacionado con el duelo. Según indican, «necesitamos un cambio de paradigma sobre cómo los profesionales de la salud, las instituciones y los sistemas ven la atención al duelo”. A este respecto, es necesario cultivar una fuerza laboral que sea consciente del impacto del duelo y generar comunidades compasivas y sistemas de salud informados sobre el duelo que prioricen el duelo como una parte vital de la atención médica.

En definitiva, el articulo subraya la importancia de invertir en la creación y fortalecimiento de estos entornos sociales como parte de los esfuerzos para abordar la crisis de salud pública asociada al duelo.

Fuente:

Lichtenthal, W. G., et al. (2024). Investing in bereavement care as a public health priority. The Lancet Public Healthdoi.org/10.1016/s2468-2667(24)00030-6

Noticias Relacionadas

Noticias

El contexto educativo: clave para la prevención de la conducta suicida

La mayoría de los y las adolescentes pasan una cantidad importante de tiempo en clase, siendo el centro educativo uno de los principales agentes involucrados en la socialización, la educación y la promoción de un adecuado desarrollo. Asimismo, mantener un ambiente escolar seguro y de apoyo es una parte esencial de la misión general de una escuela. En este sentido, las Directrices de la OMS sobre Servicios de Salud Escolar enfatizan que la escuela es un entorno propicio para el aprendizaje de conocimientos y la adquisición de habilidades socioemocionales (…)

leer más

Intervenciones psicológicas y sociales eficaces en el tratamiento de consumo de drogas, según la UNODC y la OMS

Los distintos trastornos por consumo de drogas requieren un abanico de intervenciones y, entre las intervenciones psicológicas que han demostrado su eficacia, destaca la terapia cognitivo-conductual, junto a otras como la psicoeducación, la entrevista motivacional, el enfoque de refuerzo comunitario, la terapia de aceptación y compromiso o la terapia cognitiva basada en la atención plena en el momento presente (…)

leer más

PSICOLOGÍA EN RED


LOS COLEGIOS HABLAN

MÁS NOTICIAS

Noticias Relacionadas

Noticias

El contexto educativo: clave para la prevención de la conducta suicida

La mayoría de los y las adolescentes pasan una cantidad importante de tiempo en clase, siendo el centro educativo uno de los principales agentes involucrados en la socialización, la educación y la promoción de un adecuado desarrollo. Asimismo, mantener un ambiente escolar seguro y de apoyo es una parte esencial de la misión general de una escuela. En este sentido, las Directrices de la OMS sobre Servicios de Salud Escolar enfatizan que la escuela es un entorno propicio para el aprendizaje de conocimientos y la adquisición de habilidades socioemocionales (…)

leer más

Intervenciones psicológicas y sociales eficaces en el tratamiento de consumo de drogas, según la UNODC y la OMS

Los distintos trastornos por consumo de drogas requieren un abanico de intervenciones y, entre las intervenciones psicológicas que han demostrado su eficacia, destaca la terapia cognitivo-conductual, junto a otras como la psicoeducación, la entrevista motivacional, el enfoque de refuerzo comunitario, la terapia de aceptación y compromiso o la terapia cognitiva basada en la atención plena en el momento presente (…)

leer más