Los trastornos mentales, principal causa de AVAD entre los 5 y los 24 años
05 Mar 2024

Uno de cada 10 -o 293 millones de- niños/as y jóvenes de 5 a 24 años en todo el mundo vive con un trastorno mental diagnosticable. En términos de carga, alrededor de una quinta parte de todas las discapacidades relacionadas con enfermedades (considerando todas las causas) es atribuible a trastornos mentales entre esta población. Asimismo, este período de edad abarca, aproximadamente, una cuarta parte de la carga de trastornos mentales a lo largo de toda la vida, siendo los trastornos mentales la principal causa de años vividos con discapacidad en este grupo de edad.

Estas son algunas de las principales conclusiones recogidas en un estudio publicado en la revista JAMA psychiatry, a través del cual se estima la prevalencia global y los años vividos con discapacidad asociados con trastornos mentales y trastornos por uso de sustancias en 4 grupos de edad, utilizando datos del estudio de Carga Global de Enfermedades de 2019 y se analiza la relevancia del análisis de datos estratificados por edad para estimar la prevalencia y la carga asociada con estas problemáticas en el período de abarca desde la infancia hasta la edad adulta temprana.

trastornos mentales causa de discapacidad
Fuente: freepik. Foto: aleksandarlittlewolf. Fecha: 21/02/24.
Es clave comprender la prevalencia y la carga de los trastornos mentales en las primeras décadas de vida

Tal y como señalan sus autores, desde que se publicaron los primeros resultados del Estudio sobre la Carga Global de Enfermedades (GBD, por sus siglas en inglés) a principios de 1990, se ha ido evidenciando, cada vez más, que los trastornos mentales constituyen una de las principales causas de la carga relacionada con las enfermedades en todo el mundo y que la aparición de los problemas de salud mental ocurre, principalmente, en la juventud y, en mayor porcentaje, alrededor de los 14 años.

A este respecto, advierten de que, teniendo en cuenta la frecuente cronicidad de los trastornos mentales, su aparición temprana “puede dificultar la transición a una edad adulta saludable y comprometer una vida productiva posterior”. En este sentido, hay multiplicidad de estudios que relacionan los trastornos mentales con altas tasas de abandono escolar, baja productividad económica, encarcelamiento, suicidio y falta de vivienda, entre otras consecuencias desfavorables que afectan a los individuos, las familias y la sociedad en general. Por lo tanto, consideran clave comprender la prevalencia y la carga de los trastornos mentales en las primeras décadas de vida, de cara a planificar políticas públicas, organizar servicios y brindar cuidados a lo largo de todo el ciclo vital.

De forma específica, el período que abarca desde la infancia hasta el final de la adolescencia y la edad adulta temprana, incluye intensos cambios en el desarrollo que se dan en intervalos “bastante estrechos”, asociados con múltiples factores, como por ejemplo, la maduración cerebral, el inicio de la escolarización y el paso a diferentes etapas educativas, la pubertad, la transición a la vida laboral, variaciones en los determinantes sociales de la salud, etc.

El estudio estima la prevalencia global y la discapacidad asociada con diversos problemas de salud mental y con trastornos por uso de sustancias por grupos de edad

A este respecto, numerosos investigadores han manifestado la importancia de desglosar los datos en intervalos de desarrollo más cortos “para reflejar el ritmo rápido de los cambios”, cuando se lleven a cabo estudios de esta índole.

Precisamente, para los autores de este estudio, los datos del GBD permiten contar con una comprensión matizada de los trastornos mentales que afectan a niños, niñas y jóvenes. Además de proporcionar datos agrupados en grupos de 5 años, el GBD “da cuenta de la naturaleza crónica de los problemas de salud mental, al abarcar la morbilidad y la discapacidad como componentes para definir la carga”. Asimismo, ofrece datos sobre los trastornos por uso de sustancias, reconocidos como importantes problemas concurrentes en el contexto de los trastornos mentales entre los y las jóvenes.

Teniendo esto en cuenta, han analizado los datos disponibles más recientes del GBD para estimar la prevalencia global y la discapacidad no fatal asociada con diversos trastornos mentales (a saber: trastornos de ansiedad, trastorno por déficit de atención e hiperactividad-TDAH, trastorno del espectro del autismo, trastorno bipolar, trastorno de conducta, trastornos depresivos, trastornos alimentarios, discapacidad intelectual idiopática del desarrollo, esquizofrenia y otros trastornos mentales), así como con trastornos por uso de sustancias, en niños/as y jóvenes de 4 grupos de edad: de 5 a 9 años, de 10 a 14 años, de 15 a 19 años y de 20 a 24 años.

Se observa una marcada diferencia entre los subgrupos de edad en relación con los distintos trastornos mentales

Los resultados muestran que a nivel mundial, en 2019, la prevalencia media informada de trastornos mentales en el grupo de 5 a 24 años fue del 11,63% (es decir, 293 millones de 2.516 millones de niños y jóvenes de 5 a 24 años, presentaban, al menos, 1 trastorno mental diagnosticable) y más de 31 millones (1,22%) tenían un trastorno por uso de sustancias. Entre los problemas investigados, la prevalencia más alta en el grupo general se registra para los trastornos de ansiedad (84 millones [3,35%]) y la más baja para la esquizofrenia (2 millones [0,08%]).

Se observa una marcada diferencia entre los subgrupos de edad, tanto para cada uno de los trastornos mentales como para el grupo de trastornos en general, con una prevalencia estimada de este tipo de problemas en el grupo de 5 a 9 años (6,81%) en, aproximadamente, la mitad de la que registra el grupo de 20 a 24 años (13,63%). Los autores consideran “particularmente sorprendente” el pronunciado aumento de los trastornos del estado de ánimo desde el comienzo hasta el final de la adolescencia.

Se observan variaciones en la mayoría de los trastornos en función del sexo: en general, hay una ligera preponderancia masculina con respecto a los trastornos mentales infantiles, que pasa a un ligero aumento entre las chicas en la adolescencia. Los niños y los jóvenes exhiben una mayor prevalencia en los trastornos del espectro del autismo, TDAH y trastornos de conducta, mientras que las niñas y las jóvenes registran mayores tasas de trastornos de ansiedad, trastornos alimentarios y trastornos del estado de ánimo, que persisten en todos los grupos de edad. En cambio, la proporción entre sexos es más equitativa en el caso de la discapacidad intelectual y la esquizofrenia.

Los trastornos mentales constituyeron en 2019 la primera causa de AVD entre los 5 y los 24 años, representando 31,14 millones de AVD

​De acuerdo con los datos, la carga de los trastornos mentales es “notablemente alta” durante la infancia y la adolescencia, en comparación con el patrón observado en otras causas importantes, como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, las neoplasias y las lesiones no intencionales. Se observa que, durante el año 2019, los trastornos mentales constituyeron la principal causa de años vividos con discapacidad (AVD) en niños/as y jóvenes de 5 a 24 años, representando 31,14 millones de AVD.  

Por su parte, los trastornos por uso de sustancias representaron 4,30 millones de AVD. Se observa un fuerte aumento a medida que aumenta la edad, con la cifra de AVD casi 5 veces mayor en el grupo de 20 a 24 años en comparación con el grupo de 5 a 9 años (2.981.000 frente a 13.907.000, respectivamente).

Específicamente, en el caso de los trastornos depresivos, se registra un aumento de 2,6 a 3,5 veces en el número de AVD en el grupo de 15 a 19 años (3.090.000) y en el grupo de 20 a 24 años (4.162.000), respectivamente, con respecto al grupo de 10 a 14 años (1.175.000). Comparando el grupo de 5 a 9 años con el de 20 a 24 años, se observa que el número de AVD con trastornos depresivos aumenta hasta 35 veces (118.275 frente a 4.162.000 AVD, respectivamente).

Atendiendo a estas cifras, los autores del estudio inciden en las marcadas diferencias detectadas entre estratos específicos de edad, duplicándose la prevalencia general entre los 5-9 años y los 20- 24 años, y evidenciándose diferencias en los picos y patrones de los trastornos en las etapas de desarrollo de la niñez, la adolescencia temprana, la adolescencia tardía y la edad adulta temprana.

Considerando la proporción de la carga de morbilidad, han encontrado que los AVD atribuibles a trastornos mentales constituyen el 20,27% de todos los AVD en el grupo de edad de 5 a 24 años. Además, los 31,14 millones de AVD representan el 24,85% de los 125,29 millones de AVD asociados con trastornos mentales a lo largo de la vida, en marcado contraste con lo que se observa en otras afecciones, como las enfermedades cardiovasculares (1,82 millones de 34,35 millones de AVD [5,30%] ), diabetes (1,43 millones de 45,43 millones de AVD [3,15%]), neoplasias (0,21 de 8,09 millones de AVD [2,64%]) y lesiones (4,59 millones de 37,78 millones de AVD [12,14%]).

Dadas las implicaciones que tienen para la formulación de políticas la aparición temprana y la carga a lo largo de la vida de los trastornos mentales y por uso de sustancias, el estudio concluye destacando la trascendencia de los datos desglosados por edad, para una comprensión más precisa de la vulnerabilidad y para implementar iniciativas de prevención e intervención más eficaces.

Los datos desglosados por edad son de utilidad para el estudio de estas problemáticas y para implementar iniciativas de prevención e intervención más eficaces

Precisamente, los resultados respaldan la necesidad de realizar análisis granulares de datos para el estudio de estas problemáticas, desde la infancia hasta la edad adulta temprana. Además, las diferencias en las prevalencias específicas por sexo en estos estratos de edad, evidencian la importancia de incorporar patrones específicos, tanto por edad como por sexo, en la planificación de servicios.

De forma importante, los resultados ponen de relieve la relevancia de los trastornos mentales como enfermedades crónicas en niños/as, adolescentes y personas adultas jóvenes. Esta concentración de la carga de discapacidad a una edad temprana genera preocupación sobre el posible impacto de tales condiciones en la vida. A este respecto, los autores recuerdan aquí que los trastornos de salud mental “merecen especial atención en términos de prevención e intervención en las primeras décadas de la vida y que una quinta parte de la carga no mortal relacionada con enfermedades en este rango de edad es atribuible a trastornos mentales”.

Fuente: Kieling, C., Buchweitz, C., Caye, A., Silvani, J., Ameis, S. H., Brunoni, A. R., … & Szatmari, P. (2024). Worldwide Prevalence and Disability From Mental Disorders Across Childhood and Adolescence: Evidence From the Global Burden of Disease Study. JAMA psychiatry. Published online January 31, 2024. doi:10.1001/jamapsychiatry.2023.5051  

Noticias Relacionadas

Noticias

¿Cómo implementar intervenciones psicológicas basadas en la evidencia?

Las intervenciones psicológicas basadas en la evidencia son una parte importante de los servicios sanitarios, sociales, de protección y educativos y pueden ayudar a aumentar el acceso a tratamientos eficaces de salud mental y la progresión hacia la cobertura sanitaria universal. Así lo afirma la OMS en su nuevo manual para la implementación de intervenciones psicológicas (…)

leer más

Edición 54 Programa de Formación Continuada a Distancia (FOCAD)

El Consejo General de la Psicología de España tiene en marcha un Programa de Formación Continuada a Distancia (FOCAD) con la finalidad de promover la actualización científico-profesional de los/as psicólogos/as colegiados/as en diferentes campos de la intervención psicológica (Psicología Clínica y de la Salud, Psicología Educativa, Psicología del Trabajo (…)

leer más

PSICOLOGÍA EN RED


LOS COLEGIOS HABLAN

MÁS NOTICIAS

Noticias Relacionadas

Noticias

¿Cómo implementar intervenciones psicológicas basadas en la evidencia?

Las intervenciones psicológicas basadas en la evidencia son una parte importante de los servicios sanitarios, sociales, de protección y educativos y pueden ayudar a aumentar el acceso a tratamientos eficaces de salud mental y la progresión hacia la cobertura sanitaria universal. Así lo afirma la OMS en su nuevo manual para la implementación de intervenciones psicológicas (…)

leer más

Edición 54 Programa de Formación Continuada a Distancia (FOCAD)

El Consejo General de la Psicología de España tiene en marcha un Programa de Formación Continuada a Distancia (FOCAD) con la finalidad de promover la actualización científico-profesional de los/as psicólogos/as colegiados/as en diferentes campos de la intervención psicológica (Psicología Clínica y de la Salud, Psicología Educativa, Psicología del Trabajo (…)

leer más