Un estudio analiza la incidencia y gravedad de síntomas tras interrumpir la toma de antidepresivos
02 Jul 2024

Aproximadamente, uno de cada tres pacientes tendrá síntomas adversos tras interrumpir la toma de antidepresivos, y para uno de cada 35, estos síntomas serán graves. Esta es una de las conclusiones de un estudio publicado por investigadores alemanes en The Lancet Psychiatry, a través del cual se analiza la incidencia de síntomas una vez que se interrumpe la toma de medicación con antidepresivos.

Tal y como señalan los autores de este estudio, los síntomas que aparecen con la interrupción de los antidepresivos se están convirtiendo en una parte cada vez más importante de la práctica clínica, pero no se ha cuantificado su incidencia. Su estimación podría brindar a pacientes, profesionales de la salud e investigadores información de utilidad sobre la interrupción del tratamiento.

De acuerdo con el estudio, hasta hace muy poco, las directrices relacionadas con la toma de antidepresivos han sido criticadas por indicar que la duración de los síntomas típicos de la interrupción es de 1 a 2 semanas, “ignorando la evidencia de ciclos más prolongados”. De hecho, hoy en día, ya no se cuestiona la existencia de síntomas que surgen después de la interrupción o reducción de la dosis de un antidepresivo: recientes guías de práctica clínica nacionales y transnacionales recomiendan informar a los/as pacientes sobre los riesgos de la interrupción abrupta de los antidepresivos y sugieren una reducción gradual en su toma.

Según el estudio, los síntomas que aparecen al dejar de tomar los antidepresivos pueden ser muy variables e inespecíficos, siendo, los más frecuentes, los mareos, el dolor de cabeza, las náuseas, el insomnio y la irritabilidad. Estos síntomas suelen aparecer a los pocos días y suelen ser transitorios, pero pueden llegar a durar hasta varias semanas o meses.

síntomas de antidepresivos
Fuente: freepik. Foto: garetsvisual. Fecha: 28/06/24

Para los autores, algo que sí sigue siendo controvertido es la incidencia y gravedad de los síntomas, cuya estimación se complica por la heterogeneidad metodológica y clínica en las distintas investigaciones. Otras dificultades tienen que ver con los síntomas de la interrupción del tratamiento con antidepresivos, que a veces se parecen a los síntomas causados ​​por la reaparición de la depresión inicialmente tratada y, porque, dada su naturaleza frecuentemente inespecífica, también pueden aparecer en la población general o en personas que toman placebo.

Sin embargo, señalan, “el conocimiento sobre el alcance del problema podría ayudar tanto a la toma de decisiones clínicas como a la investigación de nuevos tratamientos”. Por este motivo, han llevado a cabo el estudio, a través del cual pretenden analizar cuál es la incidencia de cualquier síntoma de discontinuación tanto del tratamiento con antidepresivos como del placebo, y cuál es la gravedad de los síntomas de interrupción de la medicación.

Para tal fin, han realizado búsquedas sistemáticas en Medline, EMBASE y CENTRAL desde el inicio de la base de datos hasta el 13 de octubre de 2022 en busca de ensayos controlados aleatorios (ECA), otros ensayos controlados y estudios observacionales que evalúen la incidencia de los síntomas de interrupción de los antidepresivos.

De 6.095 artículos seleccionados, se han incluido 79 estudios (44 ECA y 35 estudios observacionales) que comprenden a 21.002 pacientes (72% mujeres, 28% hombres, edad media 45 años. Del total de pacientes,16.532 pacientes interrumpieron el tratamiento con un antidepresivo y 4.470 pacientes interrumpieron el tratamiento con placebo.

La duración media del tratamiento con antidepresivos antes de la interrupción osciló entre 1 y 156 semanas. Los síntomas tras la interrupción se mantuvieron entre 1,5 y 196 días.

Los resultados revelan que la incidencia de, al menos un síntoma de interrupción del tratamiento con antidepresivos, es de 0,31 en 62 grupos de estudio después de la interrupción de los antidepresivos, y de 0,17 en 22 grupos de estudio tras la interrupción del tratamiento con placebo.

Entre los grupos de antidepresivos y placebo de los ECA incluidos, la diferencia resumida en la incidencia es de 0,08. La incidencia de síntomas graves de interrupción del antidepresivo es de 0,028 en comparación con 0,006 tras la interrupción del placebo. La desvenlafaxina, la venlafaxina, la imipramina y el escitalopram se asocian con una mayor frecuencia de síntomas de interrupción, y la imipramina, la paroxetina y la desvenlafaxina o la venlafaxina se asocian con una mayor gravedad de síntomas. La heterogeneidad de los resultados es sustancial.

El estudio arroja cuatro resultados principales:

  1. Se detecta que, aproximadamente, uno de cada tres pacientes que suspenden los antidepresivos tendrá síntomas de interrupción de los antidepresivos de cualquier tipo (tasa de eventos 0,31).
  2. Incluso en estudios de personas que han recibido un placebo, los síntomas de interrupción de la toma del mismo, aparecen en casi uno de cada seis pacientes (tasa de eventos 0,17).
  3. Se producen síntomas graves de interrupción en aproximadamente uno de cada 30 pacientes que dejan de tomar antidepresivos (tasa de eventos 0,03).
  4. La incidencia de los síntomas de interrupción de los antidepresivos se ve modificada por los antidepresivos específicos, el uso de instrumentos para detectar los síntomas de la interrupción de los antidepresivos y el rigor del estudio, pero persiste una heterogeneidad estadística sustancial.

De acuerdo con los investigadores, parte de esta heterogeneidad “refleja plausiblemente la variabilidad de las características clínicas y los enfoques metodológicos”. Si bien los autores apelan a la cautela, ante esta heterogeneidad sustancial en los diseños de los estudios y los antidepresivos específicos utilizados, consideran que sus hallazgos “permiten una visión más integral de los problemas asociados con la interrupción de los antidepresivos”.

Considerando los efectos no específicos, los investigadores estiman que la incidencia de síntomas tras la interrupción de antidepresivos es, aproximadamente, del 15%, afectando a uno de cada seis a siete pacientes que interrumpen su medicación. Para uno de cada 35 pacientes estos síntomas serán graves. Aunque este dato debe considerarse preliminar, sí justifica una especial precaución ante los síntomas graves de discontinuación al suspender la toma de determinados antidepresivos, como la imipramina, paroxetina o desvenlafaxina o venlafaxina.  

Estas conclusiones pueden ayudar a informar a los profesionales de la salud y a los/as pacientes sobre el alcance probable de los síntomas de interrupción de los antidepresivos

Fuente: Henssler, J., Schmidt, Y., Schmidt, U., Schwarzer, G., Bschor, T., & Baethge, C. (2024). Incidence of antidepressant discontinuation symptoms: a systematic review and meta-analysis. The Lancet Psychiatry, 11 (7), pp 526-535.

Noticias Relacionadas

Noticias

Reapertura del plazo para presentar nuevas solicitudes de Certificados EuroPsy

Se comunica a todas aquellas personas interesadas en obtener el Certificado de Acreditación EuroPsy que se acaba de reabrir el plazo de presentación de nuevas solicitudes, para la obtención de los Certificados EuroPsy (Básico), EuroPsy Especialista en Psicoterapia (vía ordinaria), EuroPsy Especialista en Trabajo (vía ordinaria) y EuroPsy Especialista en Deporte (vía ordinaria y veteranos) (…)

leer más

PSICOLOGÍA EN RED


LOS COLEGIOS HABLAN

MÁS NOTICIAS

Noticias Relacionadas

Noticias

Reapertura del plazo para presentar nuevas solicitudes de Certificados EuroPsy

Se comunica a todas aquellas personas interesadas en obtener el Certificado de Acreditación EuroPsy que se acaba de reabrir el plazo de presentación de nuevas solicitudes, para la obtención de los Certificados EuroPsy (Básico), EuroPsy Especialista en Psicoterapia (vía ordinaria), EuroPsy Especialista en Trabajo (vía ordinaria) y EuroPsy Especialista en Deporte (vía ordinaria y veteranos) (…)

leer más