Los niños y las niñas con Síndrome de Prader Willi suelen ser alegres, extrovertidos y con ganas de relacionarse; sin embargo, suelen ser sensibles al estrés (provocado por factores como hipersensibilidad sensorial, incertidumbre en relación con la comida, cambio o pérdida de un cuidador o tutor, etc.), siendo esencial la anticipación de cara a evitarlo. Estos niños y niñas necesitan ayuda para identificar las emociones y pueden sufrir un nivel de ansiedad y frustración muy alto y mostrar obsesiones y compulsiones (de acumulación, orden y rascado).

Estos son algunos de los aspectos psicológicos y emocionales que presentan los y las menores con Síndrome de Prader Willi, recogidos en una Guía Escolar elaborada por la psicóloga Ainhoa Brantuas, en colaboración con el Hospital Parc Taulí de Sabadell y la Asociación Prader-Willi Catalunya, a través de la cual se recogen las características principales de este síndrome (características evolutivas, perfil cognitivo y de aprendizaje, conducta, comunicación, interacción social, aspectos psicológicos y emocionales, alimentación, actividad física…) y una serie de recomendaciones prácticas orientadas al ámbito educativo.

Foto: Pixabay Fuente: pexels Fecha descarga: 11/05/2021

Tal y como señala el documento, todo el personal del centro (docente y no docente) debe estar bien informado sobre las características del síndrome, dado que la coherencia entre todo el personal es decisiva en el buen desarrollo de los alumnos y las alumnas.

Se puede acceder al documento a través del siguiente enlace:

Guía Escolar Síndrome de Prader Willi 

Artículos Relacionados
Necesidades del alumnado con trastorno del espectro del autismo
Guía para docentes sobre educación en diversidad e igualdad
Guía práctica para el apoyo al alumnado con discapacidad auditiva en contexto COVID-19
La atención psicológica de problemas emocionales o de autoestima: una de las medidas para evitar el incremento de abandono escolar temprano, según una PNL aprobada