“Según la Estrategia Nacional sobre Adicciones (2017-2024) el género y la equidad continúan siendo grandes retos. Desde la perspectiva de género existe la necesidad de incorporar de manera efectiva ‘las necesidades específicas de la mujer en todos los programas de prevención y atención’. Y en lo referente a la equidad es necesario mejorar la accesibilidad a los servicios y a los tratamientos, y aumentar las buenas prácticas en el tema.”

Con esta introducción, se presenta el Protocolo de inclusión de la perspectiva de género en programas de prevención de adicciones, un proyecto desarrollado en el marco de la colaboración mantenida entre la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (DGPNSD), con el objetivo de constituirse en referencia y facilitar la tarea de todos los y las profesionales de la prevención en adicciones, pero especialmente en el ámbito de los municipios. 

El documento ofrece elementos técnico-prácticos para realizar un análisis de género e introducir la perspectiva de género en los proyectos de intervención orientados a prevenir las adicciones, atendiendo y promoviendo, a lo largo del mismo, la integración de las recomendaciones hechas tanto en el ámbito internacional y europeo como en el nacional en materia de género e igualdad.

Foto: mart production Fuente: pexels Fecha descarga: 14/02/2022

Tal y como señalan sus autores, la perspectiva de género supone aquí considerar las diferencias entre las condiciones y necesidades de mujeres y hombres, en las fases de planificación, ejecución y evaluación de todas las políticas, y requiere el compromiso de organizaciones e instituciones en aras de alcanzar un sistema sexo-género equitativo, justo y solidario.

En este sentido, como parte del marco referencial del protocolo, se subraya la trascendencia de integrar el lenguaje de género en cada proyecto a realizar, siendo necesario, de acuerdo con el documento, “conocer el amplio significado de diferentes términos como son el sexo y género, pues esto facilitará la lectura, el análisis y elaboración de futuros proyectos o estrategias de prevención (universal, selectiva e indicada)”.

A lo largo de sus páginas, se presenta una serie de directrices prácticas que permitan el abordaje de la perspectiva interseccional en las acciones referentes a los proyectos o estrategias a realizar, teniendo en cuenta las diferentes realidades de las mujeres. Un ejemplo de esta visión interseccional sería el de buscar planes de actuación específicos por la triple discriminación que puede vivir una mujer migrante con diversidad funcional. Asimismo, el documento pone de relieve la importancia de aplicar la perspectiva transversal de género en cada fase de los proyectos, dado que posibilita las sinergias y evita trabajar con enfoques aislados dentro del mundo de la prevención. De igual modo, recuerda que su uso posibilita el estudio y trabajo de las dimensiones de género, pobreza, salud, educación, empleo, responsabilidades familiares, acceso a la vivienda, degradación medioambiental, el conflicto y la paz, etc.

Se puede acceder al documento completo a través del siguiente enlace:

Protocolo de inclusión de la perspectiva de género en programas de prevención de adicciones. Guía y herramienta práctica 

Artículos Relacionados
Recomendaciones para el trabajo terapéutico en adicciones con hombres, guía
El juego con dinero, el uso de Internet y los videojuegos: actividades ampliamente extendidas en la población-Informe sobre adicciones comportamentales en España
Adicciones y salud mental en adolescentes: Dos caras de la misma moneda
Nueva campaña de prevención de drogas entre el alumnado
Aprobada una moción para emprender un estudio sobre las consecuencias de la pandemia en el aumento de consumo de hipnosedantes
Detección temprana y prevención de adicciones tecnológicas en adolescentes, nuevo estudio
Nuevo cuento de la CEAPA para la prevención del consumo de alcohol y tabaco