La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto que la ansiedad, el estrés y la incertidumbre pueden tener un efecto negativo en la salud y afectar a todos los grupos de edades. Para promocionar la resiliencia emocional de niños, niñas, jóvenes, padres y educadores se ha elaborado la guía Caja de herramientas para una vida y un aprendizaje esperanzadores, saludables y felices (A hopeful, healthy, and happy living and learning toolkit- Activity guide).

La guía, elaborada por un conjunto de asociaciones internacionales vinculadas al apoyo psicológico y social en emergencias, proporciona un conjunto de actividades para realizar en el aula o en casa, con menores entre 4 y 18 años.

Se trata actividades y dinámicas divertidas que pueden realizarse en familia o con los amigos y compañeros de clase, cuidadosamente diseñadas para fomentar el aprendizaje social y emocional y mejorar la autoconciencia de las emociones, la autogestión emocional, la conciencia social, las habilidades para relacionarse y la toma de decisiones.

Aunque la guía se ha elaborado específicamente para este periodo postpandemia, tal y como señalan los autores del documento, la guía puede ser útil para cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento y es adecuada para cualquier tipo de situación de crisis, emergencia, epidemia o pandemia.

Se puede acceder a la guía en el siguiente enlace:

Activity guide

Artículos Relacionados
Guía para la promoción de habilidades para la vida en alumnos tras la pandemia
Cuentos para Conversar: programa para promover hábitos saludables y habilidades para la vida entre niñas y niños
Guía de acogida emocional en espacios educativos
¿Cómo están avanzando los países hacia una educación sexual integral para todos? Informe de la UNESCO
Competencias socioemocionales y empatía como predictores de la competencia en comunicación lingüística
Nueva guía dirigida a docentes para el acompañamiento emocional del alumnado
La educación socio-emocional debe formar parte del desarrollo de competencias académicas de los niños durante la pandemia