María Caballero (Coord.)

Editorial: Pirámide.

248 páginas

Esta obra supone una aportación en la mejora de la formación docente, avanzando hacia una educación basada en la evidencia. Es producto de la investigación desarrollada cuyo principal logro ha sido constatar el impacto y la eficacia a de las aportaciones de la neurociencia en la mejora de las competencias básicas de alumnado. Se divide en dos partes claramente diferenciadas. Por un lado, se plantea un análisis del estado del sistema educativo español, así como las variables que intervienen en el aprendizaje, y especialmente el papel de las competencias clave y su relación con los procesos de autorregulación de las funciones ejecutivas. De igual forma, se describen las competencias "clave básicas" (competencia lectora, matemática y socioemocional), su aplicación en el aula y las aportaciones de la neuroeducación en esta línea. En segundo lugar, partiendo de este análisis, propone un modelo integrado de funcionamiento ejecutivo y metacognición fundamentado en la visibilización de los procesos de aprendizaje que, con gran rigor científico, aporta situaciones del aula que ejemplifican la puesta en práctica y eficacia del modelo teórico.