La inteligencia artificial está revolucionando muchos campos como la salud pública y la atención sanitaria hacia las personas mayores. Sin embargo, si no se tiene en cuenta al colectivo de las personas mayores en el diseño y elaboración de estas nuevas tecnologías se corre el riesgo de dejarles fuera de este sistema, lo que supone una forma más de discriminación por edad o edadismo. Así lo advierte el nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), titulado Ageism in artificial intelligence for health  (Edadismo en inteligencia artificial para la salud).

En el documento, los expertos presentan las características legales y técnicas que pueden implementarse para evitar el riesgo de discriminación por edad a través de la inteligencia artificial, en lo que se refiere a su utilización en el campo sanitario.

 

Según insiste la OMS, es fundamental que los diseñadores de este tipo de herramientas eviten los sesgos por estereotipos o prejuicios y tengan en cuenta a las personas mayores en el proceso de elaboración de estas tecnologías. Existen muchas maneras de discriminación hacia las personas mayores que se pueden dar a través de la inteligencia artificial, tales como no incluir datos representativos de las personas mayores, establecer suposiciones erróneas sobre cómo las personas mayores desean vivir o interactuar con la tecnología en su vida diaria o establecer herramientas que tengan un impacto negativo en el contacto intergeneracional o que aumenten las barreras de acceso digital para las personas mayores.

“Para garantizar que las tecnologías de IA desempeñen un papel beneficioso, la discriminación por edad debe identificarse y eliminarse de su diseño, desarrollo, uso y evaluación”, señala la OMS en el informe. En esta línea, la OMS presenta una serie de recomendaciones para evitar el edadismo, entre las que se incluye contar con la participación de las personas mayores en el desarrollo de tecnologías de inteligencia artificial, utilizar bases de datos con muestras representativas de personas mayores y de edades diversas y realizar un análisis y recopilación de datos por grupos de edad.

Además, el desarrollo de herramientas sobre inteligencia artificial destinadas a las personas mayores debe acompañarse, de acuerdo con el informe elaborado por la OMS, de programas de alfabetización digital para las personas mayores y cuidadores, así como del cuidado de los aspectos éticos, tales como la solicitud del consentimiento informado para su uso o el respeto a su derecho a no utilizarlas y el establecimiento de un enfoque que promueva el empoderamiento y autonomía de las personas mayores frente a su dependencia o aislamiento.

El informe se ha desarrollado en el marco de la campaña mundial para combatir la discriminación por edad, que cuenta con el hashtag #AWorld4AllAges.

Se puede descargar el informe en el siguiente enlace:

Ageism in artificial intelligence for health 

Artículos Relacionados
Cómo dialogar sobre el problema de la discriminación por edad
Campaña mundial contra la discriminación por edad: #AWorld4AllAges
Una de cada 2 personas en el mundo presenta conductas de discriminación hacia las personas mayores, informe de la OMS contra la discriminación por edad