Existe una creciente preocupación por las altas capacidades tanto en la sociedad como en el ámbito educativo. Junto a esto, en la actualidad coexisten diferentes modelos explicativos, con diferentes puntos vista de las altas capacidades de los cuales derivan diferentes concepciones de identificación, evaluación psicopedagógica, y de respuesta educativa.

Así lo afirma el Centro de Recursos de Educación Especial Navarra (CREENA) en una nueva guía actualizada a través de la cual recoge las diversas situaciones que se viven en los centros educativos, informadas desde el equipo de Altas Capacidades (AA.CC.), la preocupación de las familias en torno a la atención que sus hijas e hijos reciben en los mismos, así como la continua actualización de las líneas de trabajo.

Tal y como señalan sus autores, el documento pretende ser una herramienta que guíe a los centros en el diseño de una atención educativa orientada a superar las creencias erróneas, prejuicios y estereotipos dificultan la visualización realista de este alumnado y dote al profesorado de los centros educativos de un lenguaje común en torno a la conceptualización de la alta capacidad.

Foto: anil sharma Fuente: pexels Fecha descarga: 03/11/2022

En la misma línea, se espera que esta propuesta-marco (en continua actualización) establezca una línea de trabajo en los centros escolares que atienda a las necesidades que puede presentar este alumnado (posibilitando el máximo desarrollo de sus potencialidades) y brinde estabilidad y continuidad a las distintas medidas educativas.

De acuerdo con el documento, si bien este alumnado forma un grupo muy heterogéneo, existen una serie de características o rasgos definitorios que lo diferencia del resto de alumnos y alumnas, y que están relacionadas tanto con sus capacidades intelectuales como con su forma de gestionarlas. Tales características (presentadas en el documento como cognitivas, metacognitivas, afectivas y socioemocionales, y relacionadas con la creatividad) se manifiestan de modo personal y con diverso grado de intensidad dada la heterogeneidad de estos niños y estas niñas, siendo fundamental conocerlas para que el profesorado y la familia puedan detectarlas de forma precoz y así poder prevenir desajustes en el aprendizaje y adoptar las medidas educativas adecuadas.

La guía pone de relieve también la importancia de conocer el fenómeno de “la disincronía”, al constituir un factor de riesgo que puede aparecer en algunas niñas y algunos niños con altas capacidades (si bien no tiene por qué estar presente en todos/as ellos/as), cuyo conocimiento puede ayudar a tomar medidas para evitar problemas en el proceso de enseñanza aprendizaje de este alumnado.

Desde el punto de vista escolar subraya la necesidad de prestar atención a las siguientes disincronías:

-Disincronía interna: aparece fundamentalmente entre inteligencia y psicomotricidad, entre lenguaje y razonamiento, y entre inteligencia y afectividad.

-Disincronía social: se da cuando la precocidad (intelectual) lleva a dificultades específicas en el plano de la relación con el entorno. Aparece principalmente con la escuela, con la familia y con las compañeras y compañeros.

De igual modo, recoge las características del alumnado de AA.CC. con “doble excepcionalidad” o “doblemente excepcional”, definiéndolo como aquél que presenta altas capacidades junto a otro diagnóstico asociado (por ej., Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA), Trastorno del Espectro Autista (TEA) o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)), y cuya situación suele ser paradójica: “por una parte, su competencia cognitiva por encima de la media encubre y dificulta el diagnóstico de su problemática asociada; y por otra, sus dificultades específicas le impiden desarrollar todo su potencial, por lo que su alta capacidad pasa desapercibida”.

Por otro lado, teniendo en cuenta la visión sesgada o parcial que hay actualmente en torno a las altas capacidades, el documento recoge una serie de estereotipos, mitos y/o prejuicios que existen respecto a este tipo de alumnado (correspondientes más a creencias y actitudes que a pensamiento), añadiendo las aclaraciones correspondientes a cada uno.

Destacando la trascendencia de la detección temprana de las necesidades de apoyo educativo -de carácter interdisciplinario y multidisciplinar, y en colaboración con las personas implicadas en el proceso (alumnado, familia, centro educativo y resto de profesionales)-, la guía recoge el modelo de evaluación psicopedagógica que ha de seguirse, detallando todos los aspectos a evaluar, así como la respuesta educativa que debe diseñarse teniendo en cuenta el contexto en el que se va a implementar.

Se puede acceder al documento desde la página Web del CREENA o bien directamente aquí:

Modelo de intervención con el alumnado con altas capacidades en Navarra 

Artículos Relacionados
Pautas para detectar necesidades específicas de apoyo educativo asociadas con las altas capacidades intelectuales
Protocolo de detección precoz de las altas capacidades
Pautas para familias con niños y niñas de altas capacidades intelectuales
Mentoría y altas capacidades intelectuales. Modelos y experiencias prácticas
Acoso y ciberacoso en estudiantes de altas capacidades, nuevo estudio
Cómo actuar ante la sospecha de un hijo con altas capacidades – entrevista a F. Castiglione, experto en altas capacidades