COP Ceuta

El Colegio Oficial de la Psicología de Ceuta (COPCE), en colaboración con la UNED, celebró durante los días 4 a 6 de Julio, en el Campus Universitario de nuestra ciudad, un curso de verano donde se abordaron distintos aspectos relacionados con la Psicología aplicada en situaciones donde se producen importantes e imprevistas pérdidas humanas, materiales o situacionales, y gracias al cual, los miembros del Grupo de Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias local (GIPEC) tuvieron la oportunidad de seguir perfeccionando su formación y actualizar conocimientos.

Entre los ponentes locales y miembros del grupo, Dolores Escalante Ojeda, decana del COPCE, trató  "Pérdidas y afrontamiento del duelo"; la Dr. Ruth M. Calero Pérez, miembro de la Junta de Gobierno del COPCE, habló de los protocolos más eficaces y comúnmente establecidos en los “primeros auxilios psicológicos”, y cuya duración no suele exceder las 72 horas; y Vanesa Estepa Menacho, igualmente miembro de la Junta, mostró los procedimientos más adecuados a la hora de “comunicar las malas noticias” a los familiares de las víctimas, tanto en emergencias cotidianas como masivas.

Momento del curso de verano celebrado por el COP Ceuta

Entre los demás temas tratados, el Dr. Miguel Santed Germán, decano de la Facultad de Psicología (UNED) y profesor titular de Psicopatología en el centro adscrito de Madrid, trató “La atención del trauma en situaciones de emergencia”; destinada a aquellas personas que han sufrido un gran impacto psicológico tras cierto acontecimiento crítico y que son incapaces de asimilarlo. Para ello, el profesor propuso dos técnicas terapéuticas complementarias y de comprobada eficacia: La terapia Cognitivo-Conductual centrada en el trauma, Figueroa (2010), está indicada en los primeros momentos tras el hecho traumático, se aplica a través de cinco fases que pretenden informar útilmente a la víctima, proporcionarle apoyo socio-familiar, estabilizar y normalizar sus síntomas, tratar sus traumas y volver a atenderlos en caso de refracciones. Por otra parte, la Terapia de Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares (EMDR), basada en el Modelo de Procesamiento Adaptativo de la Información de Shapiro (2006) (PAI), está indicada para tratar el recuerdo traumático y reprocesarlo, de modo que retorne con mucha menor carga emocional a la memoria a largo plazo, lo que permite a la víctima acomodar su estructura cognitiva e integrar la red de dichos recuerdos en sus esquemas previos de pensamiento.

Por su parte, los doctores Mª Paz García Vera y Jesús Sanz Fernández, profesores de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid, como investigadores y expertos en el tratamiento de víctimas de atentados terroristas, junto con la incorporación a la mesa redonda de Carlos Rontomé Romero, profesor-tutor de Sociología (UNED-Ceuta) y experto en yihadismo, aportaron interesantes datos procedentes de estudios recientes y describieron las terapias más eficaces para aliviar la ansiedad, la depresión y, muy especialmente, el típico Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) que padecen los afectados, incluso mucho tiempo después de los sucesos.

Sobre la incidencia del TEPT, cabe destacar que lo padecen entre un 3-33% de las víctimas (18% de media), entre un 0-22% (7% de media) si son intervinientes, cuando la incidencia en la población general oscila entre 2-43% y en la de intervinientes no víctimas en torno a un 0,5%. Estas diferencias parecen estar también relacionadas con la capacidad de resiliencia de las personas afectadas, entre otros factores. Es decir, la incidencia de TEPT es significativamente mayor en víctimas de atentados que en el resto de las personas y, para aliviar sus síntomas y mejorar la vida y salud de los afectados, los profesores propusieron terapias de exposición y de control del estrés para tratar la ansiedad, terapias cognitivas para aliviar la depresión y, para atajar el TEPT, la terapia EMDR y la “terapia cognitivo-conductual centrada en el trauma”, la cual ha demostrado unos ratios de eficacia y utilidad del 57% y del 62% respectivamente.

Desde el COPCE queremos agradecer a los ponentes sus inestimables aportaciones, a los asistentes su paciencia e implicación en las jornadas, en especial a aquellos que se desplazaron desde otras ciudades (como los miembros del GIPEC-Sevilla) y a la UNED la excelente organización y colaboración en el evento. Esperamos haber compartido, en sintonía con todos ellos, el buen “sabor de boca” que este curso nos ha dejado a nivel formativo y personal, y que a nuestro juicio ha cumplido con creces con los objetivos esperados.

Artículos Relacionados
El GIPEC-Ceuta ya es una realidad
Simulacro sísmico en Ceuta: grupo de intervención psicológica de emergencias y catástrofes (GIPEC)
Simulacro de terremoto organizado y dirigido por la Unidad Militar de Emergencias
El COP participa en el mayor simulacro de terremoto realizado en nuestro país
El COP participa en las reuniones previas al simulacro Gamma Sur 2016 de seísmo en Sevilla y Ceuta organizado por la UME
El Grupo de Intervención en Crisis, Catástrofes y Emergencias del COP Andalucía Oriental participa en Las I Jornadas Nacionales de Ceuta
Jornadas nacionales de intervención psicológica en emergencias, crisis y catástrofes – Entrevista a la decana del COP Ceuta