Los profesionales del sector sanitario y social presentan síntomas significativos de malestar psicológico derivado de la pandemia sanitaria. En concreto, según los datos del Primer Estudio Global sobre Impacto del COVID-19 en la salud de los trabajadores, el 40 % de los profesionales del ámbito sanitario y del trabajo social requeriría una valoración detallada por parte del área de salud ocupacional para valorar la presencia de trastornos de ansiedad y depresión.

El informe, dado a conocer por la consultora Affor Prevención Psicosocial, se ha realizado sobre una muestra de 787 profesionales procedentes de diversos países, incluido España.

Los resultados muestran que 7 de cada 10 profesionales de la Medicina y del Trabajo Social ha sufrido problemas de sueño de manera frecuente o habitual, así como dolor de cabeza y 6 de cada 10 nerviosismo, irritabilidad o tensión asociados al periodo de pandemia sanitaria. A estos problemas le sigue sensación de ahogo sin esfuerzo físico (34,8%), el retraso en el comienzo de las tareas (23,7%) y la sensación de fatiga (22,2%).

Fuente: www.pexels.com Artista:
Jonathan Borba Fecha descarga: 25/11/2020

Asimismo, estos profesionales señalan algunos síntomas que se han visto especialmente agravados, al manifestarse de manera más frecuente o mucho más frecuente de lo habitual, tales como la incapacidad para disfrutar de las actividades diarias (33,1%), los problemas de sueño por preocupaciones constantes (31,5%) o la sensación de agobio o tensión (31,2%). El agotamiento de la carga de trabajo comienza a manifestarse en su salud física, puesto que el 16,58% afirmó que siente que su salud ha empeorado en las últimas semanas.

Aplicando los criterios de riesgo para el desarrollo de trastornos de salud mental de la escala de Goldberg, los autores del informe señalan que el 41,4% de los profesionales del sector sanitario y social necesitaría una evaluación en profundidad desde el área de salud ocupacional en relación con sus síntomas de ansiedad o depresión.

Teniendo en cuenta que los trastornos de salud mental constituyen la primera causa de baja laboral en Europa, Affor remarca la necesidad de ofrecer acceso a evaluación y tratamiento en salud mental a estos colectivos de trabajadores.

Se puede acceder al documento en el siguiente enlace:

Informe Sanidad

Artículos Relacionados
Nueva guía para profesionales de la salud mental en el ámbito de la nueva normalidad
La crisis del COVID-19 ha tenido un impacto psicológico en la salud de los trabajadores, según una encuesta
El impacto psicológico de la cuarentena y cómo reducirlo, según un estudio