La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda proporcionar apoyo psicológico y de salud mental a todas las personas con sospecha o confirmación de COVID-19, así como la identificación temprana de síntomas de ansiedad y depresión para iniciar la puesta en marcha de intervenciones psicológicas que prevengan complicaciones de salud mental posteriores. Así lo recoge en su guía actualizada sobre Manejo clínico de la COVID-19 (COVID-19 Clinical management) que publicó el pasado 25 de enero y que recoge la evidencia científica más actual.

La guía se enmarca en un plan estratégico de preparación y respuesta frente a la pandemia de COVID-19, de acuerdo con los objetivos estratégicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de forma que sirva de referencia a las partes interesadas para desarrollar un enfoque estructurado de sus respuestas nacionales.  A este respecto, de acuerdo con la OMS, los principales objetivos para frenar la pandemia de COVID-19 deben dirigirse a suprimir la transmisión, proporcionar una atención optimizada a todos los pacientes y minimizar el impacto de la epidemia en los sistemas de salud, los servicios sociales y la actividad económica.

Fuente: www.pexels.com Artista:
Anna Shvets Fecha descarga: 28/02/2021

La guía, dirigida a los sanitarios y responsables de la gestión sanitaria, recoge la evidencia actualizada para la atención de pacientes con sospecha o confirmación de COVID-19, de forma que permita fortalecer la respuesta de primera línea frente a la COVID-19, y que se incluyan medidas específicas con poblaciones especiales y vulnerables, como pacientes pediátricos, personas mayores y mujeres embarazadas.

Tal y como se destaca en el documento, la atención a pacientes con COVID-19 debe ser coordinada, multidisciplinaria y continua, de forma que las habilidades de atención psicológica y social sean el “núcleo de la intervención clínica”, con el objetivo de garantizar el bienestar emocional de los pacientes, de los familiares o cuidadores y de los supervivientes y reducir el impacto negativo a medio y largo plazo en su salud mental.

A través de la publicación de este manual, la OMS ha querido reflejar la necesidad de brindar una atención verdaderamente integral (que contemple la salud física y la salud mental) y holística durante todo el proceso de enfermedad, incluido el periodo de seguimiento tras el alta hospitalaria, enfatizando la importancia de considerar los valores y preferencias de los pacientes para guiar las decisiones en el tratamiento de la COVID-19. En esta línea, la guía de la OMS advierte que los modelos de predicción disponibles sobre el pronóstico posible de los pacientes con COVID-19 tienen muy baja fiabilidad, no están apoyados en estudios de validación y carecen de evidencia del impacto, por lo que recomienda el uso del juicio clínico junto con la consideración de los valores y preferencias de los pacientes

Se puede acceder al manual en el siguiente enlace:

COVID-19 Clinical management

 

Artículos Relacionados
Guía de la OMS y UNICEF para la construcción de servicios de Atención Primaria de calidad
La OMS y la OIT reconocen los riesgos para la salud física y mental de los profesionales sanitarios frente a la COVID-19
Nueva campaña de la OMS sobre salud sexual y reproductiva: Tu derecho a un mundo mejor
La COVID-19 y las enfermedades no transmisibles, la “tormenta perfecta” - informe de la OMS y la ONU
La OMS alerta de un incremento de la violencia contra las mujeres y sus hijos/as durante la pandemia por COVID-19