La depresión es el trastorno mental que más consultas genera entre la población madrileña, pues supone un tercio del total de atenciones realizadas en el año 2006. Ésta es una de las principales cifras manejadas por José María López Jiménez, Jefe del Servicio de Planificación de Recursos de la Oficina Regional de Salud Mental de la Comunidad de Madrid.

El pasado 23 de abril diversos medios de comunicación se hacían eco de las declaraciones realizadas por el responsable del Servicio Regional de Salud Mental madrileño, quien, así mismo cifró en 130.000 el número de personas atendidas en las consultas de atención especializada madrileñas. Según López Jiménez, del total de pacientes que acudieron a consultas de Salud Mental en 2006, el 29% presentaba trastornos del estado del animo, el 12,7% problemas adaptativos, el 7,1% trastornos bipolares, el 6,6% esquizofrenia en sus distintas modalidades, el 3,3% trastornos de la personalidad, el 2,9% otros trastornos y el 2,7% alcoholismo, entre los más destacados.

Si bien en los últimos años se ha producido un incremento de plazas del 34%, tal y como se recoge en las noticias publicadas, pacientes y familiares siguen considerando insuficientes los recursos que actualmente se les brindan desde el sistema sanitario público. Así, una de las principales quejas de los usuarios es la demora en el diagnóstico y la derivación a los servicios especializados. Una cuestión que remite al modelo de atención que actualmente se les ofrece a los pacientes y familiares desde los recursos públicos, y que suscita un gran debate entre los profesionales de la salud.

Como saben nuestros lectores y lectoras, el pasado mes de diciembre de 2007, el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos (CGCOP), celebró el V Desayuno de Infocop, que congregó a un nutrido grupo de políticos, gestores sanitarios y profesionales de la salud mental, quienes debatieron precisamente algunas de estas cuestiones. Así, las discusiones giraron en torno a los aspectos más relevantes de la actual Estrategia en Salud Mental y sus consecuencias en la atención que se ofrece en nuestro país.

Uno de los temas que más interés suscitó fue el de la coordinación entre Atención Primaria y Salud Mental y los problemas que se están ocasionando con aquellos pacientes que acuden con trastornos mentales de gravedad leve o moderada y que no requieren de una asistencia especializada. Y es que, según cifras oficiales, el porcentaje de pacientes con problemas psicológicos que acuden al primer nivel de atención podría ser superior al 30% del total de las consultas. Esto ha llevado a que algunos sectores y colectivos de profesionales de la salud, como el de los psicólogos, aboguen por reforzar la atención a este tipo de trastornos mediante la inclusión de psicólogos en Atención Primaria, los cuales podrían dar cuenta y atender a este alto porcentaje de pacientes.

La incorporación de un mayor número de psicólogos en Atención Primaria supondría claramente una importante mejora en la calidad asistencial del sistema, entre otras razones, porque las personas con problemas psicológicos, como por ejemplo, los trastornos de ansiedad o del estado del ánimo, los más frecuentes en las consultas según las cifras aportadas más arriba, serían tratadas con las técnicas y herramientas terapéuticas propias de la Psicología, las cuales han resultado ser las más eficientes para tratar problemas de esta naturaleza.

Además, contar con estos profesionales en el primer nivel de atención conllevaría igualmente una reducción del tiempo de espera en el diagnóstico y consiguiente aplicación del tratamiento más adecuado, así como en la posible derivación a Salud Mental. De esta manera, se canalizarían al nivel de especialidad sólo aquellos casos que revistiesen una cierta gravedad o que requirieran efectivamente, una atención especializada propia de los recursos especializados, reduciéndose así en buena medida las listas de espera en los centros de Salud Mental.

Un cambio en el modelo de atención de esta envergadura pasaría por la incorporación de un adecuado número de profesionales de la Psicología al SNS que, según estimaciones del Decano del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, Fernando Chacón, podría ascender a más de 2.500, tal y como declaró a Redacción Médica en días pasados. Esta escasez de profesionales de la Psicología es una de las grandes preocupaciones del CGCOP, que viene denunciando desde hace ya varios años esta situación. Una problemática que pasa necesariamente por el definitivo reconocimiento de esta profesión como sanitaria por parte de las Autoridades.

Artículos Relacionados
TRES DE CADA DIEZ CATALANES QUE ACUDEN A ATENCIÓN PRIMARIA SUFREN PROBLEMAS DE SALUD MENTAL
SEGÚN UN INFORME DEL GOBIERNO VASCO, EL 20% DE LOS PACIENTES DE SALUD MENTAL DEBERÍA SER TRATADO SÓLO EN ATENCIÓN PRIMARIA
TRASTORNOS MENTALES E HIPERFRECUENTACIÓN EN ATENCIÓN PRIMARIA
PSICÓLOGOS EN ATENCIÓN PRIMARIA: EFICACIA DE UNA INTERVENCIÓN DE DETECCIÓN PRECOZ Y TRATAMIENTO PARA PROBLEMAS DE ANSIEDAD
EL 25% DE CONSULTAS DE ATENCIÓN PRIMARIA EN GALICIA PRESENTA TRASTORNOS MENTALES Y DEL COMPORTAMIENTO
EL MODELO DE INTERVENCIÓN EN SALUD MENTAL DEL SISTEMA NACIONAL DE SALUD ESPAÑOL: UN LARGO CAMINO POR RECORRER
¿SON LOS TRASTORNOS PSICOLÓGICOS ENFERMEDADES COMO OTRA CUALQUIERA?
UN MODELO SANITARIO CON POCA PSICOLOGÍA
LA SALUD MENTAL ES LA GRAN OLVIDADA DE LA SANIDAD - NOTA DE PRENSA CGCOP
ALGO MÁS DEL 20% DE LA POBLACIÓN PRESENTA RIESGO DE PADECER PROBLEMAS DE SALUD MENTAL, SEGÚN LA ÚLTIMA ENCUESTA NACIONAL DE SALUD 2006-2007
LA ESTRATEGIA DE SALUD MENTAL A DEBATE EN EL V DESAYUNO DE INFOCOP - CONCLUSIONES